Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Martes, 30 de septiembre de 2014

Plantas medicinales

Imprimir

El uso de las plantas medicinales. Recomendaciones a los profesionales sanitarios

Plantas medicinales

Son muchos los pacientes que utilizan preparados a base de plantas medicinales con fines preventivos o curativos o incluso en asociación con fármacos para recortar el periodo de convalecencia o disminuir las dosis de los medicamentos. La utilización de estos productos está basada en la creencia de que los productos elaborados a partir de plantas medicinales son más seguros que los medicamentos debido a su condición de ser “naturales”. Sin embargo, estos productos están integrados por principios activos que tienen actividad farmacológica y que pueden producir efectos adversos, interacciones y cualquier otro problema relacionado con su consumo individual o concomitante a la prescripción.

En esta sección se trata de concienciar al personal sanitario de la consideración de los productos elaborados a partir de plantas medicinales como medicamentos y de dar unos consejos relacionados con la utilización de estos productos relacionados teniendo en cuenta la eficacia de los mismos, sus reacciones adversas y las limitaciones de su conocimiento.
Es importante sensibilizar a los pacientes de la necesidad de informar al personal sanitario sobre el consumo de plantas medicinales y otros productos relacionados con la salud.

 

Recomendaciones:

  1. Requerir durante la consulta si el paciente es consumidor habitual de productos a base de plantas medicinales, vitaminas y otros complementos alimenticios y adjuntarlos a la historia clínica del paciente. Esta información puede ser tan útil como la de conocer sus hábitos de fumar, consumo de alcohol o de realizar ejercicio.
  2. Informar a los pacientes y principalmente a aquellos que tengan patologías crónicas, hepáticas, con antecedentes de reacciones alérgicas, embarazadas y madres lactantes sobre la convenientcia de no consumir preparados a base de plantas medicinales sin consultar previamente.
  3. Si se sospecha una reacción adversa de un medicamento, consulte al paciente el uso de productos a base de plantas medicinales.
  4. Si se sospecha una reacción adversa por el consumo de un producto a base de plantas medicinales o una posible interacción entre un medicamento y un producto a base de plantas medicinales, notifíquelo al Sistema Español de Farmacovigilancia a través de la Tarjeta Amarilla.
  5. Además de las interacciones y reacciones adversas de las plantas medicinales, pueden existir otros problemas relacionados con el uso y consumo de preparados a base de plantas medicinales:
  • Intoxicaciones como consecuencia de una identificación errónea de la planta medicinal en cuestión.
  • Contaminación por microorganismos, por otras plantas o por productos químicos (pesticidas, productos de fumigación).
  • Adulteración accidental o intencionada con metales, alcaloides, fármacos sintéticos, etc.
  • Presencia de alérgenos no deseados que pueden ser de especial riesgo en personas con un sustrato alérgico previo.
  • Efectos derivados del abandono de la terapia farmacológica convencional al sustituirlo por productos medicinales, inefectivos en muchos casos.
  • Efectos derivados de la mezcla de distintas plantas medicinales cuyos principios activos es difícil o imposible identificar ya que proceden de diferentes partes de la planta después de sufrir procesos como machacado, pulverización, etc.
  • Efectos derivados de la marcada variabilidad del contenido de principios activos, incluso de especies definidas y conocidas, dependiendo de la estación en que la planta ha sido recogida, la zona, las condiciones de crecimiento y la parte de la planta utilizada (tallo, raíz, hojas, etc.).

En caso de que sospeche que el problema está relacionado con uno de ellos, comuníquelo a la Subdirección General de Evaluación y Control, calle Espronceda, 24, 4ª planta - 28003 Madrid, tfno.: 91.370.28.22.

Copyright © Comunidad de Madrid.