Tipos de residuos

  • Enviar a un amigo |
  • Imprimir
  • Sugerencia
La legislación existente sobre residuos distingue entre urbanos o municipales, peligrosos y otros tipos de residuos:
1º- Residuos Urbanos (no peligrosos).

Son los generados en los domicilios particulares, comercios, oficinas o servicios, que estén fuera de la clasificación de peligrosos. También lo son los procedentes de la limpieza de las vías públicas, de zonas verdes, áreas recreativas y playas, los animales domésticos muertos, muebles y enseres de la casa y vehículos abandonados.

Dentro de este grupo podemos diferenciar:

Residuos urbanos no peligrosos
Materia orgánica

La materia orgánica de origen doméstico (restos
de comida) y la vegetal (césped, ramas, etc.) pueden utilizarse para
hacer Acompost@,
material utilizable tanto
para abono como para
la recuperación de suelo erosionado. Se deposita
en los contenedores de color gris.

Papel y cartón

El Reciclado de papel
evita la deforestación y la tala de árboles. Todo el papel y cartón usado son
reciclables 100 %,
excepto los sometidos a
tratamientos especiales (plastificados,
los mezclados con
aluminio, los impregnados con cera, parafina o alquitrán, pegamentos,
cintas adhesivas o textiles etc.). Para su recogida es importante eliminar
cualquier elemento extraño (grapas, cintas adhesivas, plásticos, etc.). El proceso de blanqueo con cloro es muy contaminante.
Existen contenedores de color azul ubicados en la
vía pública para recoger
este tipo de material.

Envases

Cualquier tipo de envase: plástico (botes de suavizante, yogurt, mantequilla, gel...), metal (conservas....), bricks... Se depositan en los contenedores de color amarillo.
Aceites vegetales

Los aceites generados en
el hogar se deben eliminar
a través de la materia orgánica (recogiéndolo
con papel) o entregándolo en los Puntos Limpios. No se deben tirar al desagüe.
Se recuperan a través de filtrado y deshidratación.
Su reciclado sirve para fabricar jabones, pinturas, etc.

Chatarras metálicas

Son reciclables los productos que contengan latón (griferías, casquillos
de bombillas,...), plomo (material de fontanería, tubos de pasta de dientes,...), cobre
(cableado eléctrico, tubos de gas, transformadores
,...), hierro (puertas y ventanas), estaño (soldaduras,...) y aluminio (bandejas, ventanas, platos,...). De todos los materiales reciclables,
éstos son los únicos que
no precisan recogida selectiva siempre que
en las plantas de reciclado se disponga de imanes
para llevar a cabo la separación. No se debe olvidar que el aluminio, al ser un metal no férreo
no es atraído por el imán por lo que debe separarse del resto.
Jardinería o restos de poda

Procedentes de jardines, fincas pequeñas...

Se depositan en los
Puntos Limpios.
Vidrios

El reciclado de vidrio
reduce la erosión del
terreno por la búsqueda
y extracción de materia
prima, ahorra agua y
energía (tanto en la fusión, como en la extracción del mismo), y reduce el
volumen de residuos. Se puede reciclar indefinidamente. Para su recogida se requiere
eliminar objetos como tapones, alambres, etiquetas, etc.

Existen  contenedores de color verde ubicados en la vía pública.



Materiales Textiles

Lo más extendido es reutilizar estos tejidos en rastrillos de carácter benéfico o tiendas.
También existen contenedores para su recogida.


Madera y Muebles

Algunos ayuntamientos de nuestra Comunidad tienen servicios de recogida de muebles. También grupos
de pequeños
recuperadores y recicladores recogen estos materiales y suelen reutilizarlos para ser
usados nuevamente. Otra opción es depositarlos en los Puntos Limpios.

2º. Residuos Peligrosos.

Son aquellos que contienen en su composición una o varias sustancias que les confieren características peligrosas en cantidades o concentraciones tales, que representan un riesgo para la salud humana, los recursos naturales o el medio ambiente. Están incluidos también los recipientes y envases que hayan contenido estas sustancias.

Este grupo lo componen los residuos incluidos en los listados de la Orden del Ministerio de Medio Ambiente 304/2002, de 8 de febrero por las que se publican las Operaciones de Valorización y Eliminación de Residuos y la Lista Europea de Residuos, publicado en el BOE el 19 de febrero de 2002. El listado es muy amplio, y dentro de él podemos destacar:

Residuos peligrosos
Pinturas y Aceites

Este tipo de sustancias que contiene materiales tóxicos (como el cadmio) penetra lentamente en las aguas subterráneas y las contamina, por lo que se aconseja utilizar los menos tóxicos. No debemos tirar a la basura aerosoles, esmaltes, decapantes, diluyentes, aguarrás sintético, pulimentos, tintes o protectores para la madera, y no verter por el desagüe gasolina, aceite de motor, ni líquido de frenos.

Se deben entregar en los Puntos Limpios.

Teléfonos móviles

Se recupera la batería, por su alto valor contaminante y del resto de materiales, una cantidad importante se reincorpora a la industria en general. Actualmente existen varios puntos de recogida ubicados en establecimientos de venta y reparación de telefonía, que disponen de contenedores apropiados para depositar el aparato.

Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) Son grandes y pequeños electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones, juguetes, equipos deportivos, aparatos médicos (a excepción de los productos implantados y afectados), etc… Estos residuos están aumentando rápidamente al acortarse el plazo de reemplazo por otros nuevos o más avanzados.

Para su gestión, primero se determina si tiene componentes peligrosos o no, y conforme a ellos se acude a uno u otro tipo de gestor para separar sus componentes, reciclado de los aprovechables y tratamiento de los peligrosos (CFCs, baterías, etc..).

Se deben depositar en los Puntos Limpios.

Pilas, acumuladores y baterías

Muchas pilas contienen mercurio y cadmio, metales muy tóxicos y peligrosos para la salud y el medio ambiente. En nuestra Comunidad es fácil encontrar contenedores en la vía pública para depositar las pilas usadas (en las marquesinas de autobús). Las baterías de coches se pueden reciclar y los talleres suelen recogerlas. En todo caso también se pueden entregar en los Puntos Limpios.

Cartuchos Tóner

Por su contenido en plástico, metales y tinta, es un residuo muy contaminante. El cartucho se desmonta y se limpia, y se verifican sus elementos internos. Se cargan de nuevo, siendo más barato que el original.

Los particulares los deben depositar en un Punto Limpio. Las empresas deben ponerse en contacto con un gestor autorizado de residuos peligrosos.

Medicamentos, Radiografías

El material sanitario se entrega en los Puntos Limpios. Las farmacias recogen medicamentos con una finalidad exclusivamente de almacenamiento hasta que SIGRE (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases), organismo vinculado a laboratorios farmacéuticos y al Consejo Nacional de Farmacéuticos, los recoge.

Líquidos fotográficos, Productos químicos

Son productos altamente contaminantes por lo es preciso una eliminación controlada de los mismos. Se depositan en los Puntos Limpios.

Plásticos. Policloruro de Vinilo (PVC) Según su comportamiento respecto al calor se pueden clasificar en dos  grupos: termoplásticos, PVC (con la acción del calor se reblandecen y pueden ser moldeados) y termoestables que no son moldeables y su residuo molido puede aprovecharse como fuente de energía. Con el reciclado de plásticos se reducen residuos, disminuyendo el impacto ambiental o la alteración del paisaje.

Residuos peligrosos de empresas

Cualquier empresa que genere algún residuo peligroso está obligada por ley a separar, envasar y etiquetar, almacenar y llevar un registro de ellos para entregarlo a gestores autorizados. La empresa deberá sufragar los costes de la gestión y darse de alta como productor de dichos residuos en el órgano ambiental competente de la Comunidad Autónoma.

Vehículos Fuera de Uso (VFUS) Los propietarios de vehículos están obligados, sin que suponga ningún coste, a entregar los vehículos fuera de uso a un Centro Autorizado de Recepción y Descontaminación (CARD). En éstos, se emite el certificado de entrega del vehículo, indispensable para conseguir la baja del coche en tráfico.

En los CARD se procede a descontaminar y eliminar líquidos y gases, y a separar todos los materiales del vehículo; prioritariamente los neumáticos, los airbag y el vidrio, para enviar cada material al gestor correspondiente para su reciclado.

Tubos Fluorescentes

Son materiales peligrosos por las pequeñas cantidades de mercurio y otros materiales pesados que poseen. Se recuperan estos materiales. Se entregan en los Puntos Limpios.

Neumáticos Fuera de Uso (NFUS)

Los particulares los deben depositar en un Punto Limpio. Las empresas deben contactar con un transportista autorizado, que los depositan en los lugares donde se recuperan los materiales y los valorizan. Su reciclado sirve para recauchutados, capas asfálticas de carretera, aislantes de vehículos, tejidos, compuestos de goma y energía eléctrica, entre otros usos.

Residuos biosanitarios y citotóxicos

Son los resultantes de la actividad sanitaria, contaminados por sustancias biológicas al haber estado en contacto con pacientes o líquidos biológicos. Están generados por los centros sanitarios, incluidos los envases y los residuos de envases que los contengan o los hayan contenido. También incluyen los residuos de medicamentos con riesgos carcinogénicos.

No se reciclan ni se reutilizan. Su tratamiento es la incineración.

Aceites usados de automoción

Son residuos peligrosos y altamente contaminantes por contener metales pesados. Los particulares los deben depositar en un Punto Limpio, y las empresas a un gestor autorizado.

Se tratan con un proceso de deshidratación y destilación fraccionada al vacío para obtener los aceites esenciales y fabricar otra vez aceites. Los metales pesados se separan y se utilizan para la construcción de firmes de carretera.

Residuos radiactivos

Es el material o producto de desecho que contiene o está muy contaminado por radionucleidos en concentraciones peligrosas para la salud humana y el medio ambiente. No tiene ningún uso y sus radiaciones son muy peligrosas.

Se confinan hasta la pérdida de la radiactividad.

3º-Residuos de la Construcción y Demolición (Inertes)

Son los residuos no peligrosos que no experimentan transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas. No son solubles, ni combustibles, ni reaccionan física ni químicamente ni de ninguna otra manera, ni son biodegradables. Son desechos de obras de reforma, reparación, mantenimiento y nueva construcción de viviendas y otras edificaciones e infraestructuras.

Los particulares los deben depositar en un Punto Limpio, con un máximo de 60 kg/día. Los productores (empresas) deben comunicarlo a la Entidad Local competente y transportarlo a los complejos de tratamiento integral de RCD, donde se obtienen nuevos áridos para la construcción o bien para rellenar canteras.
  • Logotipo Web Accessibility Initiative
  • | Copyright © Comunidad de Madrid.
Dirección General de Juventud y Deportes. Comunidad de Madrid. C/ Recoletos, 1 esquina Paseo de Recoletos, 14. 28001 Madrid. Tel. 901 510 610