El sabinar de Lozoya

  • Enviar a un amigo |
  • Imprimir
  • Sugerencia

Datos

Tipo de ruta: Circular.

Dificultad: Media.

Longitud: 13 kilómetros.

Duración aproximada: 3 horas.

Desnivel: 1.222 - 1.400 - 1.222 metros.

El Sabinar ampliar imagen ampliar ›

Descripción

Ruta por el valle del Lozoya entre Navarredonda y las inmediaciones de Lozoya. Ecosistemas de robledal de montaña y de sabinar. El sabinar de Lozoya es un ejemplo de bosque relicto en nuestra Comunidad. Apta para toda época del año, a excepción de los temporales invernales.

Acceso a Navarredonda desde la N-I, desviación a la izquierda pasado Buitrago por la M-634, y a la derecha pasado San Mamés por la M-974.
Acceso a Lozoya por la N-I, a la altura del kilómetro 68 pasado Lozoyuela, por la M-604.

Descripción detallada

Se llega al alto, que es una pradera con una tapia y un zarzo (una portilla), que separa los términos de Navarredonda y Lozoya. El zarzo, al pasarlo, hay que volverlo a dejar cerrado.

Empieza el descenso por un camino en muy buen estado, salvo en época de lluvias. Desde aquí hay unas espléndidas vistas del cierre del valle del Lozoya, con el puerto de Cotos en el centro, enmarcado por Peñalara a la derecha y las Cabezas de Hierro a la izquierda.

Se alcanza el arroyo del Villar  (3,5 km y 45 minutos), y se cruza, empezando a perder altura por la margen derecha del vallejo, entre robles y prados. Se cruzan los arroyuelos de la Galiana y de la Mata del Tirón y a la izquierda aparece un pequeño camino, casi una calleja entre muretes, que baja hacia el río, que se debe de tomar. Si se continua de frente, el descenso nos lleva sin pérdida al pueblo de Lozoya, que se ve a la lado del embalse de Pinilla.

Se toma la calleja a la izquierda. Los muros separan el camino de campos con prados y fresnos que sirven de explotaciones ganaderas. El camino se va ensanchando hasta llegar a una agradable pradera por donde discurre el arroyo del Villar que hay que volverlo a cruzar.

Se cruza el arroyo de nuevo  (6 km y 1 hora y 15 minutos), y se empieza a remontar el monte que tenemos hacia el sur, en dura subida hasta alcanzar la solana del monte El Chaparral  (7,5 km y 1 hora y 45 minutos). Descendiendo se llega a una de las joyas de la naturaleza, el Sabinar de Lozoya , único en toda la Comunidad de Madrid, siendo de carácter relicto, es decir, que no se corresponde con las características climáticas de hoy en día, sino con las de épocas pasadas, cuando el clima era más frío y seco. El monte presenta como especie característica la sabina albar, fácilmente reconocible por su forma cónica, y se desarrolla entre los 1.100 y los 1.300 metros de altitud, en el piso del roble, pero adaptado y reducido a este lugar por unas condiciones favorables a su desarrollo: bastante inclinación, mucha radiación solar al estar en la solana, escasez de agua en el subsuelo, que da lugar a un monte aclarado, con árboles espaciados. A la sabina le van a acompañar enebros y plantas aromáticas como cantuesos, lavandas o tomillos.

Para volver a la senda, se rodea el monte en el sentido contario a las agujas del reloj y se llega a la umbría por el collado Portillo, se desciende un poco y se vuelve a encontrar la senda anterior  (10 km y 2 horas y 20 minutos), que se toma a la derecha y que sube en zigzag por el melojar del valle del arroyo del Villar.

Se alcanza el collado que separa los dos términos (no es el de antes, que queda tras una elevación unos metros más al norte)  (11 km y 2 horas y 30 minutos), y se toma como referencia una alambrada. Siguiéndola en continuo descenso, se llega a Navarredonda por el melojar hasta el camino que conduce por el cementerio al pueblo  (13 km y 3 horas).

Cartografía

1/50.000, 484, Buitrago del Lozoya y 1/25.000, 484 - I.

Fecha Actualizacion : 17/01/2005

  • Logotipo Web Accessibility Initiative
  • | Copyright © Comunidad de Madrid.
Dirección General de Juventud y Deporte. Comunidad de Madrid. C/ Recoletos, 1 esquina Paseo de Recoletos, 14. 28001 Madrid. Tel. 901 510 610