Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Martes, 24 de octubre de 2017

Uso de medicamentos

Imprimir

Uso de medicamentos

Uso de medicamentos

El deporte ha adquirido una considerable importancia en los ámbitos social, económico y político, convirtiéndose en parte integral de la sociedad actual y sirviendo como vector de cohesión y comunicación social. El deporte es importante dentro del proceso educativo general de las personas jóvenes y, por consiguiente, importante para el futuro de la sociedad.


El riesgo para la persona que incurre en una práctica con el fin de mejorar el rendimiento surge generalmente a partir de la naturaleza y concentración de las sustancias empleadas y de los métodos adoptados. Entre los principales riesgos para la salud se cuentan el desarrollo de patologías cardiovasculares, especialmente por el uso de eritropoyetina (EPO) o de estimulantes; cánceres originados por el uso de hormonas para el crecimiento o esteroides anabólicos; trastornos neurodegenerativos y desórdenes del comportamiento.

La Agencia Mundial Antidopaje es el organismo encargado de decidir si una sustancia es susceptible o no de ser introducida en la Lista Prohibida entre cuyos productos se encuentran estimulantes, narcóticos, canabinoides, esteroides anabólicos, péptidos hormonales, sustancias con actividad antiestrogénica, beta-agonistas (con algunas excepciones),  glucocorticosteroides y sustancias que pueden emplearse para ocultar el uso de otras que, por ejemplo, fomentan la excreción de orina o bloquean la excreción de agentes anabólicos.

Existen además una serie de "Sustancias Específicas" que pueden dar, inadvertidamente, resultados positivos en las pruebas. Se trata de sustancias que, dada su disponibilidad general en los medicamentos corrientes, podrían dar origen a una violación no intencional de las normas de antidopaje. Para evitar el problema de consumo inconsciente de estas sustancias que pueden dar resultado positivo en las pruebas analíticas de control antidopaje deben ser utilizadas bajo prescripción médica, ya que se trata a menudo de sustancias para el tratamiento del asma o del espasmo bronquial originado por el ejercicio. La receta debe ser expedida por un médico a nombre del individuo que practica la actividad atlética, y debe especificar el nombre de la sustancia, su dosificación, la duración del tratamiento y el diagnóstico de la condición médica.

Un deportista que participe en competiciones deportivas debe tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar problemas de doping relacionados con el consumo de medicamentos:
  • El consumo de medicamentos que aumentan el rendimiento deportivo o la capacidad física para hacer ejercicio pueden alterar seriamente la salud.
  • Conocer en todo momento la lista de sustancias prohibidas.
  • Tener una supervisión terapéutica de los medicamentos utilizados.
  • Consultar con el médico y/o farmacéutico la posibilidad de utilizar un medicamento sin riesgo a un resultado positivo.
  • Leer el prospecto de los medicamentos para conocer si el principio activo puede dar resultado positivo en un control de dopaje. Es obligatoria la inclusión de información al respecto.
  • No adquirir medicamentos en establecimientos no autorizados y cerciorarse de que los medicamentos adquiridos mantienen sus precintos de calidad.
  • No admitir medicamentos fuera de su envase original.
  • No ingerir productos denominados “naturales” para el tratamiento de enfermedades o para incrementar el rendimiento deportivo “de forma natural”.
  • Vigilar la ingesta de determinados productos nutricionales, como es el caso de algunas barritas energéticas, que pueden contener en su   composición anabolizantes en muy bajas concentraciones. Entre estos anabolizantes, los más frecuentemente encontrados son la nandrolona y sus precursores.

Copyright © Comunidad de Madrid.