Madrid Puerta de Europa

logo de la comunidad de madrid noticias

LA UNIÓN EUROPEA > Novedades europeas > Lo último en Europa

Novedades europeas

Lo último en Europa

 

 

 Un nuevo plan para luchar contra las catástrofes naturales: rescEU

24/11/2017. El pasado octubre, la Comisión Europea realizó una autocrítica tras los pavorosos incendios en Portugal y España que costaron vidas humanas y un desastre ecológico de gran magnitud. Aunque la UE ya posee un sistema de ayuda para estos casos, el Mecanismo Europeo de Protección Civil nacido en 2007 por decisión del Consejo de la Unión Europea, los incendios otoñales pusieron en evidencia fallos en la coordinación de la ayuda para sofocarlos.
 Aunque España no solicitó la ayuda del Mecanismo por contar con medios especializados y la ayuda de unidades militares, Portugal sí lo hizo y la ayuda llegó, pero escasa y tardía. Afortunadamente la lluvia colaboró de manera natural.
Tras ello se planteó la necesidad de mejorar el mecanismo. La nueva propuesta se llama “rescUE”, y pretende ser una reserva a nivel europeo de capacidades de protección civil tales como aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, equipos de búsqueda y rescate urbano, hospitales de campaña y equipos médicos de emergencia, que se sumarán a las capacidades respectivas de los estados miembros y acudirán en ayuda de un país cuando éste se vea desbordado por la catástrofe.
Los costes y capacidades de rescUE se cubrirán con la financiación de la UE, quedando en manos de la Comisión el control operativo para decidir cuándo debe desplegarse. Al mismo tiempo, se quiere mejorar las capacidades nacionales mediante la modernización de sus recursos para combatir situaciones de desastre.
Por otro lado, el nuevo plan, quiere también que mejoren los planes de prevención y preparación para afrontar los desastres naturales, que en muchas ocasiones van relacionadas con la política que la UE sigue en algunos aspectos.
Por ejemplo, aplicar la estrategia que la UE sugiere para la adaptación al cambio climático, el uso adecuado para ello de Fondos Estructurales y de Inversión Europea, la legislación medioambiental, etc. En este sentido, se acusa muchas veces de los incendios forestales a la falta de prevención por parte de las administraciones, prevención que puede venir por la limpieza de maleza, la creación de cortafuegos, etc, todo ello motivado en buena parte, por la despoblación rural; las inundaciones pueden preverse si se tiene en cuenta una correcta canalización, los terremotos utilizando una adecuada construcción antisísmica, en definitiva, puede haber prevención que las evite.


Los bioplásticos: una alternativa por la que la UE apuesta

23/11/2017.Que los plásticos se han convertido en un grave problema para la contaminación del planeta, no es ninguna novedad. Restos de plástico se encuentran tanto en mares, montañas y hasta se han encontrado en el mismo organismo de los seres vivos, como ocurre con microplásticos en los peces. De hecho se dice que en el año 2050, en el mar habrá más plástico que peces.
Uno de los problemas que produce el plástico es que se puede ir descomponiendo en partículas menores (microplásticos) y de tal tamaño que puedan llegar a introducirse en la cadena trófica y de allí al organismo de los seres vivos.
Y es que los plásticos ya no están sólo en las bolsas y en los artículos propiamente “de plástico”, sino que están también en la ropa, en los edificios, y en cualquier aspecto de nuestra vida.
A pesar de que muchos plásticos se anuncian como degradables, eso sólo significa que se convierten en pequeños trozos, pero nada más. Los plásticos biodegradables, supuestamente, significa que pueden ser asimilados por el metabolismo de microorganismos porque se rompen las moléculas de carbono, pero no todos. Finalmente los compostables, se biodegradan pero en cierto tiempo y condiciones.
La producción de plástico, que se genera a partir del petróleo, supone una dependencia de los combustibles fósiles, y su fabricación implica la emisión de gases de efecto invernadero. Además su reciclaje es complicado pues no es fácil reutilizarlo, y su destrucción (quema) supone la emisión de gases muy contaminantes.
Aunque se está apostando por la disminución del uso del plástico (las bolsas de un solo uso y no degradables ya no serán gratuitas en España a partir de 2018), su uso está tan extendido que no es fácil detenerlo.
Por ello, actualmente se está investigando, y la Unión Europea lleva años apostando por ello, por un plástico que sea realmente compostable, pero sin condiciones: los bioplásticos.
Los polímeros que se fabrican para este material sustitutivo del plástico tradicional se hace a partir de materias vegetales (fécula de patata, maíz, aceite de soja, etc), en lugar de basarse en el petróleo, lo que los convierte en un material verdaderamente sostenible y completamente degradable, siendo así una alternativa a los problemas generados por el plástico derivados del petróleo.
A través del programa Horizonte 2020, la Unión Europea está contribuyendo en diversos proyectos de investigación sobre la fabricación de estos nuevos plásticos. Estos proyectos son: BIOREFINE2G, BRIGIT, SYNPOL y EUROPHA.

Fin del bloqueo geográfico de las ventas “on line”

22/11/2017. Ayer, las tres instituciones fundamentales de la Unión Europea, el Parlamento, el Consejo y la Comisión, llegaron a un acuerdo por el que se suprimen las barreras geográficas a la hora de comprar cualquier producto o servicio a través de internet.
Anteriormente, y seguirá ocurriendo hasta que el acuerdo entre en vigor, lo que llevará todavía unos meses, podría darse la situación de que al pedir algún producto en otro país que no fuera el propio, internet le podía derivar a una página del país donde se pretendía adquirir el bien, o que para efectuar el pago se solicitara una tarjeta expedida en el país donde se realizaba la compra.
Con el nuevo acuerdo se pretende que estos problemas desaparezcan, y se cree una mayor seguridad jurídica para las empresas para poder operar a través de fronteras.
Andrus Ansip, vicepresidente responsable del Mercado Único Digital, ha declarado: «Hoy hemos puesto fin a las discriminaciones injustificadas a la hora de hacer compras en línea.  Se trata de una excelente noticia para los consumidores.  Con las nuevas normas, los europeos podrán elegir a partir de qué sitio web desean comprar sin sufrir bloqueos o ser redirigidos.»
Por su parte, Elzbieta Bienkowskal, también celebró el avance, aunque más pragmáticamente recordó que el siguiente paso será bajar los precios de los transportes transfronterizos de paquetes, que todavía disuaden de comprar o vender productos en la UE.
El desarrollo del mercado digital era uno de los compromisos que Estonia, que preside durante este semestre el Consejo de la Unión, había contraído.

Decepción por no conseguir Barcelona la sede de la Agencia Europea del Medicamento

21/11/2017. Ayer se decidió la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento: será Amsterdam y no Barcelona, como en varios momentos previos se pensó que podría ser.
Sin embargo, la ciudad española perdió la posibilidad ya en la primera ronda de votaciones junto con Estocolmo. Milán y Amsterdam quedaron finalistas empatando a puntos, por lo que la adjudicación fue decidida por sorteo y Amsterdam fue la beneficiada. Un total de diecinueve capitales europeas optaban a la sede.
La Agencia Europea del Medicamento, así como la Autoridad Bancaria Europea, que han tenido hasta la fecha su sede en Londres, buscaban sedes nuevas tras abandonar Londres por el brexit. La Autoridad Bancaria irá a París.
Acoger una Agencia Europea es un desafío importante para cualquier ciudad por la responsabilidad y recursos de infraestructura que precisa, pero también supone un reconocimiento internacional y una buena fuente de creación de empleos, pues las agencias, además de dar empleo a los profesionales de la agencia propiamente, también recibe muchas visitas internacionales o la posible localización de empresas o industrias relacionadas con la Agencia en cuestión. En el caso de la Agencia Europea del Medicamento, cuya función es dar el visto bueno a los medicamentos que se comercialicen en la Unión, varias empresas japonesas estaban dispuestas a situar sus laboratorios en lugares próximos a donde se radicara la agencia.
La idea de que Barcelona podía acoger la sede, nunca se cuestionó hasta los últimos meses en que el llamado “proceso independentista” creo un caldo de cultivo conflictivo que se publicitó por todo el mundo. Cómo haya afectado a la decisión final el conflicto catalán es algo que tendrían que aclarar los miembros del Consejo de Asuntos Generales de la Unión, que fueron quienes decidieron dónde se ubicaría la sede. En España, la decepción provocada por la exclusión de Barcelona, enseguida propició el cruce de acusaciones entre formaciones políticas acusándose mutuamente del fiasco.
Pero la elección de la sede también propició roces políticos o nacionales diferentes a los españoles. La ciudad que quedó en tercera posición para albergar la sede, Copenhague, también se sintió traicionada cuando el voto sueco fue para Milán, en lugar de para un país nórdico.

Hacia un Espacio Europeo de Educación en 2025

20/11/2017. El pasado día 17, se celebró en Gotemburgo (Suecia), una cumbre de jefes de estado bajo el título de “Cumbre Social para Empleos Justos y Crecimiento”, en la que se dio nacimiento al Pilar Europeo de los Derechos Sociales, que ya describimos anteriormente.
Pero uno de los aspectos que también se llevaron a la Cumbre y que, indudablemente, tiene que ver con los derechos sociales de los ciudadanos europeos es la cuestión de la formación y la cultura. La UE quiere utilizar el máximo potencial de la educación y la cultura como motor de la creación de empleo, el crecimiento económico y la justicia social.
El comisario de Educación, Cultura y deporte, manifestó la importancia de la educación de la siguiente manera:
“De cara al futuro de Europa, debemos dotarnos de una agenda común ambiciosa sobre el modo de utilizar la cultura y el aprendizaje como motor de la unidad. La educación es fundamental, porque es lo que nos aporta las capacidades que necesitamos para ser miembros activos de nuestras sociedades cada vez más complejas. La educación nos ayuda a adaptarnos a un mundo que cambia con rapidez, a desarrollar una identidad europea, a comprender otras culturas y a adquirir las nuevas capacidades necesarias en una sociedad cada vez más móvil, multicultural y digital”
Según propuesta de la Comisión, para alcanzar este objetivo es necesario conseguir para 2025 esta serie de puntos:
-Hacer que la movilidad sea una realidad para todos. Algo que se ha logrado ampliamente con el programa Erasmus, pero que trata de mejorarse con el Erasmus +, el Cuerpo Europeo de Solidaridad, y la futura creación de una tarjeta de estudiante de la UE que permita almacenar fácilmente información sobre el expediente académico
- El reconocimiento mutuo de diplomas, para lo que habrá que poner en marcha un proceso que facilite el reconocimiento de los diplomas de la enseñanza superior
- Una mayor cooperación en los planes de estudios a nivel europeo, para completar una mejor formación
- Mejorar el aprendizaje de idiomas
- Promover el aprendizaje permanente, de manera que no sea sólo necesario ser estudiante para sentir interés por la formación
- Incorporar a la educación la innovación y los avances digitales
- Apoyo al profesorado, de manera que puedan participar más en programas de intercambio y ofreciendo orientaciones sobre desarrollo profesional
- Crear una red de centros universitarios europeos, de manera que puedan trabajar conjuntamente en investigaciones, programas de desarrollo, etc
-Invertir en educación, tanto de manera estatal (ser recomienda al menos un 5 % del PIB) como utilizando los instrumentos europeos de inversión
- Preserva el patrimonio cultural favoreciendo un sentimiento de identidad y cultura europeas. El próximo año 2018, será el Año Europeo del Patrimonio Cultural.

Los 20 puntos del Pilar de Derechos Sociales de la UE

17/11/2017. Hoy se celebra en Gotemburgo (Suecia) una cumbre de jefes de estado o presidentes de gobierno de los estados miembros de la UE bajo el nombre de “Cumbre Social para Empleos Justos y Crecimiento”.
La cumbre se centrará en las cuestiones laborales y en los modelos de bienestar que Europa tiene actualmente y las perspectivas futuras para poder mantenerlos. El resultado de la cumbre se va a plasmar en el Pilar Europeo de los Derechos Sociales, un texto ya consensuado de trece páginas que supondrá un compromiso político que sirva como guía para los países miembros y las instituciones de la Unión.
De manera resumida, el Pilar de derechos Sociales se estructura en tres apartados: la igualdad de oportunidades y de acceso al mercado laboral, condiciones laborales justas y protección e inclusión social, y que de manera detallada se agrupan así:
Capítulo I. Igualdad de oportunidades y de acceso al mercado de trabajo.
-Educación, formación y aprendizaje permanente
-Igualdad de sexos
-Igualdad de oportunidades
-apoyo activo para el empleo
Capítulo II. Condiciones de trabajo justas.
-Empleo seguro y adaptable
-Salarios
-Información sobre las condiciones de trabajo y la protección en caso de despido
-diálogo social y participación de los trabajadores
-equilibrio entre la vida laboral y la vida privada
-entorno de trabajo saludable, seguro y adaptado y protección de datos
Capítulo III. Protección e inclusión social
-Asistencia y apoyo a los niños
-Protección social
-Prestaciones por desempleo
-Renta mínima
-Pensiones y prestaciones de vejez
-Sanidad
-Inclusión de las personas con discapacidad
-Cuidados de larga duración
-Vivienda y asistencia para las personas sin hogar
-Acceso a los servicios esenciales

Mesa redonda en la Biblioteca Regional: “El futuro de Europa”

16/11/2017. De acuerdo con las sugerencias que el “Libro Blanco sobre la Unión Europea: reflexiones y escenarios para la Europa de los Veintisiete en 2025”, publicado por la Comisión Europea el pasado 1 de marzo, y en el que se animaba a debatir con los ciudadanos de manera franca y amplia los problemas que la Unión Europea afronta hacia el futuro, el Centro de Documentación Europea de Madrid, convocó la Mesa Redonda titulada “El futuro de la Unión Europea” en la Biblioteca Regional de Madrid.
Tres ponentes, Carlos Cubillo, Luis Canal y Enrique Peris, presentaron los problemas que presenta hoy día la Unión Europea, tanto interna como externamente.
De manera resumida las tres presentaciones trataron los problemas internos de la propia Unión en cuanto al mayor o menor sentimiento de adhesión que los ciudadanos sienten en torno a Europa: desde la eurofilia, a la eurofobia y al euro escepticismo. Esos sentimientos se ven afectados según ciertas circunstancias cambiantes, en los que intervienen en muchas ocasiones, circunstancias externas a Europa:
-económicas (aunque la recuperación económica parece un hecho, ha dejado su huella y Europa pierde poder económico mundial. La automatización supone un reto que puede generar oportunidades. El poder económico se va trasladando del Atlántico al Pacífico, mientras otros países emergen),
-demográficas (Europa está cada vez más envejecida y necesitará y necesita ya mano de obra inmigrante, pero ¿cómo integrarlos, a quién y en qué número?)
- políticas (la situación mundial ha cambiado: Estados Unidos se aísla, Rusia busca recuperar el poder perdido y busca tener un papel internacional cada vez mayor. El subdesarrollo de grandes regiones del planeta continúa y crea regiones potencialmente explosivas )
-defensivas (el terrorismo se ha convertido en un problema muy europeo, también el terrorismo cibernético. Los conflictos internacionales además provocan movimientos de refugiados, y también problemas económicos. Europa debe defenderse pero también tratar de evitar los conflictos, y como primer donante en cooperación mundial debería seguir teniendo ese papel)
Frente a estas circunstancias y de acuerdo al “Libro Blanco”, la UE debe considerar qué posición adoptar, de acuerdo a cinco escenarios o formas de actuación posibles:
Seguir igual, como hasta ahora; centrarse en cuestiones básicamente económicas (el mercado único); la Europa de dos velocidades (los que quieren hacer más unión, que la hagan, los demás se podrán ir incorporando lentamente); hacer menos pero con mayor eficacia, y por último, hacer más todos juntos.
De los cinco escenarios posibles para encarar el futuro, se planteó cuál o cuáles de las posiciones resultan más o menos euroescépticas, concluyendo que sólo la última y la referente a las dos velocidades podrán verse como verdaderamente europeístas.
En cuanto al debate público, quizás dos son los aspectos que habría que destacar como los recurrentes en las preguntas: la falta de agilidad y transparencia de las instituciones europeas y, en segundo lugar, el papel social más activo que la UE debería mostrar.