Madrid Puerta de Europa

logo de la comunidad de madrid noticias

LA UNIÓN EUROPEA > Novedades europeas > Lo último en Europa

Novedades europeas

Lo último en Europa

Semana Verde Europea 2017: del 29 de Mayo al 2 de Junio

25/5/2017.La próxima semana, la Unión Europea celebrará la Semana Verde de 2017. Como en años anteriores, la Semana Verde es la Conferencia más importante que anualmente se celebra sobre políticas de medio ambiente en la UE.
Este año, la Semana está dedicada al empleo verde, por tanto los actos que se celebren en Bruselas y en toda Europa se van a centrar en las nuevas capacidades innovadoras y ecológicas y en la formación que se necesita para crear una economía circular.
El empleo en el sector de las eco-industrias ha crecido un 20 % desde el año 2000. Además de la importancia como creadora de empleo, la conciencia de la sostenibilidad, así como la búsqueda de ahorro en el uso de la energía o en el uso de materias primas, ha permitido que muchas empresas no solamente de las denominadas ecológicas, sino de las dedicadas a otros menesteres, se hayan dado cuenta de que el mantenimiento sostenible puede suponerles beneficiosos ahorros, que en los tiempos actuales supone un gran beneficio para todos.
La UE lleva a cabo diversos programas de ayuda a las empresas y a los ciudadanos para hacer más sostenible su economía, como son el Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020, o el Fondo Social Europeo. En España, el Fondo Social Europeo asignó en el último año 22 millones de euros en la formación de unas 60,000 personas, para que adquirieran capacidades en el mercado verde. También se intentó formar a trabajadores de sectores en declive para reciclarse en el mercado laboral ecológico.
Hay también programas educativos, como el programa Erasmus +, el cual, a través  del proyecto Green S&C (Green Skills and Competence) ha dotado a estudiantes de conocimientos técnicos y profesionales en materia de eficiencia energética, desarrollo de productos ecológicos o gestión de residuos.

El camino hacia una defensa común europea

24/5/2017.Los últimos meses han multiplicado los debates sobre una defensa común europea debido a una serie de circunstancias: desde los ataques terroristas en suelo europeo hasta las exigencias de la presidencia estadounidense para que Europa asumiera más gastos en su propia defensa, pasando también por el resurgimiento del poder ruso en la esfera internacional.
Tras las dos guerras mundiales la necesidad de garantizar una paz duradera en Europa comenzó a gestionarse con un acuerdo que precisamente fue el origen de la hoy Unión Europea: el nacimiento del acuerdo sobre el acero y el carbón (CECA), donde ya empezó a cuestionarse la necesidad de una defensa común europea. Sin embargo en 1954 la Asamblea Nacional Francesa no favoreció la creación del proyecto denominado Comunidad Europea de Defensa (CED).
El Tratado de Amsterdam, que entró en vigor en 1999 sembró el germen de nuevo con la Política Exterior de Seguridad y Defensa (PESD), desarrollado posteriormente por el Tratado de Lisboa de 2009 en lo que hoy es la Agencia Europea de Defensa, cuyo cometido según el Tratado es “determinar las necesidades operativas, fomentar medidas para satisfacerlas, contribuir a definir y, en su caso, a aplicar cualquier medida oportuna para reforzar la base industrial y tecnológica del sector de la defensa, participar en la definición de una política europea de capacidades y de armamento y asistir al Consejo en la evaluación de la mejora de las capacidades militares”.
El pasado jueves la reunión del Consejo de Defensa de la Unión Europea, ha tenido dos vertientes: por un lado ratificar y profundizar las conclusiones que ya adoptaron los ministros de exteriores sobre la Estrategia Global de Seguridad y Defensa de la UE, y por otro, una reunión con Jens Stoltenberg, Secretario General de la OTAN, para fortalecer las relaciones de ambas instituciones.
Aunque se ha llegado a un acuerdo sobre la financiación del cuerpo de defensa, queda por redactar la cuestión jurídica de esa financiación. También está la cuestión del desarrollo de lo que puede llamarse “cuartel general europeo”, PESCO (Permanent Structured Cooperation), por el que los estados miembros pueden iniciar un procedimiento de cooperación reforzada. El desarrollo de esta institución, está también mostrando ciertas divisiones entre los estados miembros, entre los que quieren ir más o menos deprisa. No obstante, esta intensidad en las reuniones y en los debates demuestra que se están dando pasos en el camino hacia la creación de una defensa común.
El pasado jueves, calificado por la Alta Representante como muy intenso, continuó con reuniones en que se trataron temas de terrorismo y emigración.

La UE propone nuevas normas para mejorar la accesibilidad a la lectura de las personas con discapacidad visual

12/5/2017. El Parlamento Europeo y el Consejo han llegado a un acuerdo para redactar un nuevo catálogo de normas que favorezcan la accesibilidad a los libros por parte de personas invidentes. La nueva legislación mejorará la accesibilidad a los libros a través de la incorporación de nuevos formatos.Las nuevas medidas pretenden eliminar barreras en la distribución de materiales adaptados para personas invidentes, que hasta ahora se fundamentaban en las normas comunitarias sobre competencia. Entre otras, se prevé la eliminación de autorización de copyright a las organizaciones cuya actividad sea la adaptación de materiales y libros para personas con alguna discapacidad visual. En este sentido, se permitirá a los Estados Miembros proporcionar ayudas adicionales o compensaciones a los editores que consientan la adaptación de contenidos sobre sus obras. En cuanto a la distribución de materiales accesibles, el nuevo catálogo normativo propuesto facilita la circulación de estos materiales, y establece el acceso a estos formatos adaptados de materiales elaborados en países firmantes del Tratado de Marrakech del año 2014. En la propuesta se recomienda además, acelerar los trámites para que la UE ratifique este Tratado. Se espera que esta propuesta normativa será sometida a votación por el Pleno del Parlamento Europeo el próximo mes de julio, y posteriormente sea ratificado por el  Consejo.La propuesta normativa podría beneficiar a más de 30 millones de personas en Europa, que en estos momentos sólo tienen acceso en formatos adaptados a un porcentaje que varía entre el 7% y el 20% de los libros comercializados en la Unión Europea.

La Comisión Europea reflexionará sobre la globalización

11/5/2017. En el Libro Blanco sobre el futuro de la Unión Europea, y que se presentó el pasado mes de Marzo, la Comisión Europea anunciaba que debía debatirse sobre diferentes problemas que afronta la Unión: el futuro de las finanzas, el problema de la defensa común, la cuestión social europea, la profundización de la unión económica y monetaria, y finalmente, la cuestión de la globalización.
Continuamente oímos hablar de nuestro mundo “globalizado”, haciendo referencia a las conexiones internacionales que hoy afectan a todo el mundo: economía, comercio, comunicaciones, emigración, medio ambiente, etc
La cuestión de la globalización en su vertiente económica y social, es utilizado con frecuencia por movimientos populistas nacionalistas que ven en el libre comercio y la inmigración, los principales problemas por los que sus países se encuentran económica y socialmente atascados, o en declive. Hemos tenido ejemplos recientes en las últimas elecciones de países europeos. Holanda o Francia tuvieron candidatos claramente xenófobos y “antiglobalización” que veían en esas dos razones una fuente donde recabar votos.
El documento que ahora presenta la Comisión sobre el encauzamiento de la globalización, tiene por objeto buscar un equilibrio entre las ventajas y los inconvenientes de esa tendencia y poner en marcha un debate para tratar de reglamentarla de manera que sea lo más beneficiosa posible para los ciudadanos.
En el informe se evalúa los efectos beneficiosos y negativos que la globalización tiene y ha tenido, tanto para la UE como para el resto del mundo. A nivel “global” hay que señalar que muchos países han podido aliviar su pobreza crónica, mediante la creación de puestos de trabajo. Los países desarrollados se han beneficiado también por el aumento del comercio que ha supuesto el abaratamiento de muchas exportaciones que también ha beneficiado a las capas menos favorecidas de estos países.
Sin embargo, las grandes desigualdades persisten y la falta de una reglamentación general, aumenta esas desigualdades. Si la UE trata, por ejemplo, que los salarios de la industria textil en terceros países se estipulen normativamente, otros países, sin embargo, pueden no seguir estas normas, con lo que las diferencias y desigualdades aumentan. Lo mismo puede decirse de normas medio ambientales: ciertos países pueden estipular el cumplimiento de unos parámetros que otros países, en cambio evitan. Para abordar estos problemas, la Comisión plantea un debate en varios ámbitos:
• En el ámbito exterior, creando un marco de relaciones sostenible mediante una normativa ética, que evite una competencia desleal, la evasión de impuestos, el dumping, etc. Eso supondría tener unos mecanismos de defensa comerciales y la creación de un tribunal multilateral de inversiones que vigilara las prácticas desleales
• En el ámbito interior, el documento propone un refuerzo notable de las políticas sociales europeas, mediante el apoyo de la educación, la innovación, una política de bienestar sólida y una mayor redistribución de la riqueza.


UE y África acuerdan reforzar su cooperación con África en paz, seguridad y creación de empleo para los jóvenes

10/5/2017.La Comisión Europea y la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores han presentado ya al Parlamento Europeo y al Consejo el documento que contiene las prioridades políticas de la UE en sus relaciones con África para los próximos años. Esta propuesta pretende materializar los acuerdos alcanzados durante la 5º Cumbre UE- África del pasado mes de noviembre.
El objetivo fundamental de este nuevo documento es fortalecer la cooperación estratégica con África, para construir sociedades más estables y prósperas en los dos continentes. En palabras de Federica Mogherini, “2017 es el año en el que el ímpetu debe dominar la creación de una nueva asociación entre Europa y África […]. La esperanza de África es nuestra esperanza. Solo uniendo nuestras fuerzas y trabajando en nuestra cooperación, podremos proporcionar a nuestras juventudes un futuro más esperanzador y basado en la paz”.
El nuevo marco de acción conjunta UE- África propuesto por la Comisión Europea centra sus políticas en dos áreas prioritarias: la creación de sociedades más resilientes, y en la creación de más empleo y de más calidad especialmente para los jóvenes.
En consonancia, la propuesta de la Comisión se centra en reforzar los procesos de construcción de paz y prevención de conflictos, en fortalecer los sistemas de gobernanza, y en una mejor gestión de los movimientos de población. Además, para mejorar la situación laboral de los jóvenes africanos, las instituciones prevén la atracción de inversiones responsables y sostenibles, fortalecer la economía azul o desarrollar energías renovables en África, creando puestos de trabajo acordes a las necesidades de los países africanos.  El comisario Neven Mimica declaró que “nuestro objetivo es proponer nuevas medidas que fomenten el crecimiento y el empleo, especialmente entre los más jóvenes”. Para alcanzar este reto, la Comisión propone -entre otras medidas- el lanzamiento del Servicio de Juventud Africano, en el marco de Erasmus +, o el apoyo a los proyectos de innovación digital en África.
El Consejo y el Parlamento Europeo deberán estudiar ahora la propuesta de la Comisión, y establecer la hoja de ruta a través de la cual se materializará esta nueva Estrategia de Cooperación UE- África. Las medidas que se desarrollen deberán implementarse por la UE y los Estados miembros europeos, y en consonancia con sus socios africanos, en el marco de su Agenda para África 2063 y de la Estrategia Global de la UE sobre Política Exterior y de Seguridad Común.

9 de Mayo, Día de Europa

9/5/2017. Desde el año 1985, la unión Europea celebra el 9 de Mayo, como el día de Europa. La razón para escoger ese día se debe a que en tal día, el entonces ministro de Exteriores francés, Robert Schuman, dio un primer paso para el acercamiento entre Francia y Alemania para crear una entidad de tipo supranacional que regulara los sectores del  carbón y el acero en los países que se adhirieran al pacto. Tras Francia y Alemania, otros cuatro países, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, se unieron a la entidad.
Hablar del año 1950, no supone solamente una fecha que fracciona el siglo XX en dos mitades. Hay que recordar que la II Guerra Mundial hacía solamente cinco años que había finalizado, y por tanto, la intención del acercamiento entre Francia y Alemania, representaba mucho más que un simple acuerdo económico. Era el reconocimiento de que debían sentarse las bases para futuros acuerdos y poner fin a la tensión que había llevado a ambos países a enfrentarse en las dos guerras mundiales.
Y de hecho, así fue. La CECA (Comunidad Europea del carbón y del Acero) supuso el germen que daría lugar a la Unión Europea que hoy aglutina a 28 países miembros.
El día 9 de mayo de 1950, Schuman leyó ante la prensa un comunicado que había sido redactado por Jean Monnet, un empresario que se convertiría en el primer presidente de la CECA.
Schuman, Monnet, Konrad Adenauer (primer canciller que tuvo la República Federal de Alemania tras la guerra) y el italiano Alcide de Gasperi, se consideran como los padres fundadores de lo que hoy es la Unión Europea.
Con motivo del día de Europa, tienen lugar diferentes celebraciones en todos los países miembros. En España, las actividades tienen lugar en todas las Comunidades Autónomas. Puedes consultar estas actividades en el enlace: http://bit.ly/2p8DXaS.

La Unión Europea respira aliviada con el resultado de las elecciones francesas

8/5/2017.Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, ha supuesto un alivio para la Unión Europea, que desde el “brexit” vive en un desasosegado estado de nervios.
El candidato vencedor, Emmanuel Macron, decidido continuador de las políticas proeuropeas que han caracterizado a Francia desde el nacimiento del Tratado de Roma, hace ahora sesenta años, fue felicitado desde el primer momento de conocerse su victoria, por los presidentes de las instituciones europeas: Donald Tusk, como presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, el de la Comisión y Antonio Tajani, del Parlamento. A ellos se sumaron, como es natural, la felicitación de los presidentes de gobierno europeos.
El resultado ha sido bastante holgado para el candidato centrista, un 66%, frente a un 34 % que obtuvo la candidata Le Pen.
Macron, de 39 años, se convierte en el presidente más joven de la república francesa. De ideas centro liberales y proeuropeístas, su victoria ha puesto fin a muchos años de un bipartidismo en el que socialistas y gaullistas se turnaban sucesivamente. La crisis económica generalizada y el estancamiento en el crecimiento económico francés, así como el terrorismo islamista, que ha encontrado en Francia su principal campo de actividad donde extender el terror, han sido factores que han dado un gran apoyo hacia las planteamientos nacionalistas, xenófobos y aislacionistas que proclamaba la candidata Le Pen, hasta el punto de que la extrema derecha ha conseguido un apoyo nunca antes alcanzado, lo que le anima para conseguir unos resultados positivos en las próximas elecciones legislativas de Junio.
El presidente electo se enfrenta a desafíos importantes, como es aplicar una serie de reformas que produzcan unos efectos beneficiosos en la economía y la sociedad galas, así como crear una sensación de seguridad nacional.