Hospital Gregorio Marañón

Hospital General Universitario Gregorio Marañón
Miércoles, 23 de julio de 2014 Comunidad de Madrid

Secciones principales


Comunicación



29/06/2009

El Gregorio Marañón consigue curar a niños alérgicos a la leche y al huevo


Vaso de leche
HA TRATADO A 96 NIÑOS ALÉRGICOS Y EL 90% ESTÁ CURADO

Alergólogos del Hospital Gregorio Marañón emplean un método que cura a niños alérgicos a la leche y al huevo que consiste en la inducción de tolerancia a estos alimentos con un 90% de éxito en el tratamiento. Es un procedimiento terapéutico novedoso empleado en 96 niños alérgicos a la leche y 17 al huevo, mayores de 4 años, con alergia persistente a estos alimentos y que han conseguido tolerarlos.

El procedimiento consiste en inducir artificialmente la tolerancia mediante una pauta de desensibilización que consiste en dar pequeñas cantidades de leche de vaca, que se van aumentando progresivamente hasta conseguir la cantidad de una toma habitual sin reacciones alérgicas adversas.

Este procedimiento se hace por vía oral de forma pautada y controlada empezando por cantidades muy pequeñas mezcladas con zumos. Conforme el niño va tolerando esas pequeñas cantidades se incrementan hasta elevar su umbral de tolerancia hasta llegar a 175 ó 200 centímetros cúbicos en una sola toma.

Con ello se obtiene la tolerancia del alimento y la curación de la enfermedad en el 90% de los casos y se evitan los síntomas sufridos anteriormente por ingestión accidental y los problemas de restricción de alimentos y actividades que presentaban los niños y su entorno, adquiriendo una mayor calidad de vida. La gran ventaja de este procedimiento es que se hace con fines curativos, ya que los niños alérgicos a la leche y al huevo que llegan a tolerarlos después de este tratamiento dejan de tener síntomas alérgicos.

En la mayoría de los casos la alergia a estos alimentos se pasa de forma espontánea antes de los 4 años, pero si se mantiene después de esa edad se convierte en alergia persistente, que alcanza el 15% de los niños alérgicos a la leche, y el 25% respecto del huevo. Hasta los últimos años había dos tipos de tratamiento: la dieta para evitar estos alimentos y los productos que los contengan, y el tratamiento sintomático de ingestiones accidentales.

 El 67% de los niños mayores de 4 años con alergia a la leche han sufrido algún episodio en los dos años previos, mientras que el 80% han sufrido cambios en su vida diaria y el 85% tenían problemas relacionados con las actividades extraescolares. Este tratamiento no está exento de riesgos y debe ser realizado por personal sanitario entrenado y en un lugar dotado de los medios adecuados para el tratamiento de reacciones potencialmente graves.





Copyright © Comunidad de Madrid.