Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Martes, 17 de octubre de 2017

...la enfermedad celíaca es una intolerancia al gluten que produce lesiones graves en el intestino a algunas personas

cereales con gluten
Ingerir alimentos que contengan gluten provoca en individuos predispuestos genéticamente una lesión grave en la mucosa del intestino delgado, produciéndoles  una atrofia de las vellosidades intestinales, lo que determina una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos (proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas).
El gluten es una proteína presente en el trigo, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno) y, posiblemente, en la avena.

En condiciones normales todo alimento ingerido debe pasar por un proceso de digestión que lo degrade en partículas más pequeñas para que éstas puedan ser aprovechadas por el organismo. La absorción de alimentos tiene lugar en el intestino delgado mediante la existencia de vellosidades que, a su vez, podríamos comparar con raíces microscópicas que cuelgan en el interior del intestino, realizando una función análoga a la que realizan las raíces de los árboles.

Cuando la longitud vellositaria se acorta, la absorción se reduce y la nutrición presenta déficits. Esto es lo que sucede en la Enfermedad Celiaca: un acortamiento de estas raíces como resultado de una intolerancia al gluten.

Como consecuencia, se establece un defecto de utilización de nutrientes (principios inmediatos, sales y vitaminas) a nivel del tracto digestivo, cuya repercusión clínica y funcional va a depender de la edad y la situación fisiopatológica del individuo.

Esta  intolerancia es de carácter permanente, se mantiene a lo largo de toda la vida, y se presenta en sujetos genéticamente predispuestos a padecerla. Su base genética justifica que pueda haber más de un paciente celíaco dentro de una misma familia.

Aquí puede conocer más sobre la enfermedad celíaca: 

www.madrid.org/seguridadalimentaria

 

Copyright © Comunidad de Madrid.