Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Sábado, 21 de octubre de 2017

La esclerosis múltiple es la enfermedad neurológica discapacitante más común entre los adultos jóvenes

Logo día mundial esclerosis múltiple 2012
Aparece con más frecuencia cuando las personas tienen entre 20 y 40 años de edad. Sin embargo, también puede afectar a los niños y personas mayores. Su curso es imprevisible.
Un pequeño número de pacientes tendrá una enfermedad leve con poca o ninguna discapacidad, mientras que otro grupo padecerá una enfermedad de empeoramiento progresivo que lleva a un aumento de la discapacidad con el tiempo.

La mayoría de las personas con esclerosis múltiple (EM) sin embargo, tendrá períodos cortos de síntomas seguidos por períodos largos de alivio relativo, con recuperación parcial o total. Es difícil predecir el curso de la enfermedad al comienzo de la misma.

Se trata de una enfermedad neuroinflamatoria que afecta a la mielina, una sustancia que forma la membrana (llamada vaina de mielina) que envuelve a las fibras nerviosas (axones). Los axones mielinizados comúnmente se denominan sustancia blanca. Las investigaciones han concluido que la EM también daña a los cuerpos celulares nerviosos que se encuentran en la sustancia sustancia gris del cerebro, al igual que a los axones en el cerebro, la médula espinal, y el nervio óptico (el nervio que transmite la información visual del ojo al cerebro). A medida que evoluciona la enfermedad, la corteza cerebral disminuye (atrofia cortical).

El término esclerosis múltiple se refiere a las numerosas áreas de tejido cicatrizal (esclerosis o placas) que se ven en la materia blanca de las personas afectadas. Las placas pueden ser tan pequeñas como una cabeza de alfiler o tan grandes como una pelota de golf. Se pueden divisar estas áreas afectadas a través de una resonancia magnética o de un escáner.

Bajo circunstancias normales, las células del sistema inmunitario viajan por todo el cuerpo humano en busca de agentes infecciosos (virus, por ejemplo) o células enfermas. Esta es la función de “vigilancia" del sistema inmunitario.. Cuando las células de vigilancia entran en acción, producen sustancias para detener al agente infeccioso y si encuentran células enfermas, las eliminan o limpian el área moribunda y promueven la curación y la reparación de las células restantes.

Los investigadores han observado que las células inmunitarias se comportan de manera diferente en el cerebro de las personas con EM y atacan a la mielina sana. No está claro qué desencadena este ataque. La EM es uno de los muchos trastornos autoinmunes, como la artritis reumatoide y el lupus, en el cual el sistema inmunitario erróneamente ataca el tejido sano de las personas a diferencia de realizar su papel normal de ataque de invasores extraños como virus y bacterias. Cualquiera que sea la razón, durante estos períodos de actividad del sistema inmunitario, la mayor parte de la mielina dentro del área afectada está dañada o destruida.

Los síntomas de EM dependen de la severidad de la reacción inmunitaria al igual que de la ubicación y el alcance de las placas, que primariamente aparecen en el tallo cerebral, cerebelo, médula espinal, nervios ópticos, y la materia blanca del cerebro alrededor de los ventrículos cerebrales.

Generalmente los síntomas de EM comienzan en uno a varios días, pero en algunas formas, pueden manifestarse más lentamente. Pueden ser leves o severos y pueden desaparecer rápidamente o durar meses. A veces los síntomas iniciales de EM se pasan por alto porque desaparecen en un día y regresa el funcionamiento normal.

Debido a que los síntomas vienen y van en la mayoría de las personas con EM, la presencia de síntomas se denomina ataque o, en términos médicos, exacerbación. La recuperación de los síntomas se conoce como remisión, mientras que el regreso de los síntomas se llama recaída. Por ello, esta forma de EM se llama EM con recaída-remisión, en contraste con una forma de desarrollo más lento denominada EM progresiva primaria. La EM progresiva también puede ser una segunda etapa de la enfermedad que sigue a años de síntomas de recaída-remisión.

A menudo el diagnóstico está retrasado debido a que la enfermedad comparte síntomas con otras patologías y afecciones neurológicas.

Los primeros síntomas de EM incluyen:

  • problemas de visión como visión borrosa o doble o neuritis óptica, que causa dolor ocular y una pérdida rápida de la visión.
  • músculos débiles y rígidos a menudo con espasmos musculares dolorosos.
  • cosquilleo o entumecimiento de los brazos, piernas, tronco del cuerpo o la cara.
  • torpeza, particularmente con dificultad para mantener el equilibrio al caminar.
  • problemas de control de la vejiga, ya sea incapacidad para controlar la vejiga o urgencia.
    mareo que no desaparece.

La EM también puede causar síntomas tardíos como:

  • fatiga mental o física que acompaña a los síntomas anteriores durante un ataque.
  • cambios en el estado de ánimo como depresión o euforia.
  • cambios en la capacidad de concentrarse o hacer eficazmente varias tareas a la vez.
  • dificultad para tomar decisiones, planificar, o establecer prioridades en el trabajo o en la vida privada.

La mayoría de las personas con EM tiene debilidad muscular, generalmente en las manos y las piernas. La rigidez y los espasmos musculares también pueden ser un problema. Estos síntomas pueden ser lo suficientemente severos como para afectar la marcha o estar de pie. En algunos casos, la enfermedad lleva a la parálisis parcial o completa. En ocasiones la debilidad y fatiga son peores ante procesos febriles o ante la exposición al calor. Las exacerbaciones pueden producirse después de infecciones comunes.

Aún no existe una cura para la EM, pero hay tratamientos para los ataques iniciales, terapias para mejorar los síntomas, y recientemente se han desarrollado medicamentos para retrasar el empeoramiento de la enfermedad. Estos nuevos medicamentos han demostrado que reducen el número y la severidad de las recaídas y que retardan la evolución a largo plazo de la EM.

 

Copyright © Comunidad de Madrid.