Servicio Madrileño de SaludConsejería de Sanidad

Servicio de Cirugía Cardiaca

Domingo, 20 de octubre de 2019
Estás en

Información práctica


Información práctica para el alta hospitalaria a pacientes sometidos a Cirugía CardioVascular

El momento del alta hospitalaria le supondrá un gran cambio, generándole un importante grado de ansiedad y la aparición de algunas dudas que es preciso resolver, para que usted mismo o algún familiar cercano, puedan identificar precozmente posibles complicaciones y sean capaces de manejar su nueva situación.
Por ello, es importante que sea participe durante su estancia hospitalaria de su proceso de recuperación quirúrgica en la medida de sus posibilidades. Para ello, nuestro personal sanitario le ayudará fomentando y estimulando la participación en sus cuidados personales para que usted pueda reanudar lo antes posible y de forma progresiva sus actividades diarias.

Es, por tanto, misión de enfermería ir dando pequeñas pautas o instrucciones durante su ingreso hospitalario, para que pueda asimilar fácilmente y que le serán muy útiles y necesarias para su rehabilitación en el domicilio, y a su vez disminuir la ansiedad producida por el momento de su “salida del hospital”.

Estos, junto a otros, son los principales motivos que nos conducen a elaborar un libro en el que se especifique la información básica necesaria acerca de su patología, factores de riesgo y recomendaciones sobre los aspectos de la vida diaria relacionados con su autocuidado. Con el fin de crear estrategias encaminadas a mejorar la calidad de vida de cada paciente de acuerdo a su situación personal.

HOJA DE INFORMACIÓN

En general, usted deberá tratar de volver a su actividad normal tan pronto como le sea posible en función de su situación después de la cirugía. Levántese a una hora razonable, tenga cuidado con su higiene personal y póngase ropa de calle; no se quede en pijama. Haga un pequeño descanso a media mañana y duerma algo de siesta. Procure ir incrementando poco a poco la actividad física diaria haciendo algo de ejercicio. Siempre tenga en cuenta la siguiente premisa: “cuando se canse, descanse”.

Tómese la temperatura dos veces al día (por la mañana y al atardecer), durante aproximadamente 2 semanas, y avise a su medico si su temperatura supera los 38º.

Vigile su peso diariamente, intentando que sea por la mañana en ayunas, una pequeña variación en este durante las 2 primeras semanas es normal, pero si aumenta mas de 2.5-3 Kg, comuníqueselo a su médico.

Es posible que precise durante un corto periodo de tiempo algún medicamento que le ayude a dormir para que pueda descansar. A continuación se le darán algunas pautas más específicas:

1. HERIDA QUIRÚRGICA:

Es posible que cuando se le de el alta hospitalaria, los puntos de la/s herida/s quirúrgica/s estén retirados en su totalidad, si no fuese así, y siempre y cuando no haya tenido ninguna complicación de carácter local, le serán retirados en su centro de salud de zona al 7º y 8º día después de la operación.

No deberá curar de forma específica la herida quirúrgica, es suficiente con que la lave con el agua y jabón durante la ducha, pero es importante que esté bien seca (a modo de pequeños “toquecitos”, no frote) e hidratada.

Es aconsejable que no levante ni empuje pesos de más de 5 kg en las primeras 6-8 semanas después de la operación, ya que los sobreesfuerzos repercuten en la cicatrización de la herida y retarda la fusión del esternón.

No es conveniente que la cicatriz esternal quede expuesta a los rayos del sol sin cobertura apropiada, durante 1 año mínimo (puede utilizar una crema de alta protección con filtro solar potente).

2. REVISIONES MÉDICAS Y MEDICAMENTOS:

Cuando se le de de alta, deberá presentar una copia de su informe a su medico de cabecera, para que sepa qué es lo que le ha ocurrido y qué medicación precisará para que pueda prescribírsela.

La frecuencia de las consultas médicas dependerá de su estado físico, a pesar de ello, a su salida del hospital le indicarán cuando deberá pedir cita con su cirujano cardiovascular o con su cardiólogo.

Es importante que conozca: quién, dónde y cuándo le van a controlar la anticoagulación (SINTROM). Generalmente será en su centro de salud de zona.

En caso de fiebre o dolor de cabeza tome paracetamol o derivados, siempre que no exista alergia conocida a los mismos, evitando antiinflamatorios y otros analgésicos(como la aspirina) sin consulta previa, ya que estos pueden alterar la coagulación sanguínea.

Evite las inyecciones intramusculares (en casos excepcionales el lugar de punción será el tercio medio de la cara externa del muslo).

Puede ocurrir que después de la operación le cambie (aumente o disminuya) alguna medicación de las que usted tomaba. Tome sólo aquellas que le prescriba su médico.

3. EJERCICIO / ACTIVIDAD FISICA:

El ejercicio físico le ayudará a recobrar la salud e iniciar más tempranamente sus actividades cotidianas. Generalmente, el programa de ejercicio progresivo se iniciará en el hospital con movimientos pasivos y activos durante el encamamiento o en el pasillo. Una vez regrese a casa, será conveniente que inicie de manera gradual un plan de ejercicio, comentándolo con su médico/enfermera del centro de salud:

  • Durante la primera y segunda semana podrá llegar a ser capaz de realizar cortos paseos (a ser posible en terreno llano).
  • Entre la 3º y 5º semana podrá alcanzar, alrededor de los 30 min diarios, que se corresponde con 1.5 Km.
  • Puede llegar a conseguir, a largo plazo, caminar 1h, que suponen 5-6 Km, tres o cuatro días por semana.

Es importante utilizar ropa cómoda y calzado confortable; evitar hacer ejercicio en las horas de mayor calor o inmediatamente después de las comidas.

Realizar ejercicios aeróbicos, que son aquellos no suponen la necesidad de utilizar fuerza y/o resistencia, y que son los que beneficiarán a su corazón.

4. RELACIONES SEXUALES:

Podrá continuar con las relaciones sexuales con su pareja cuando lo desee, teniendo en cuenta que las únicas precauciones se refieren a esperar un tiempo prudencial para recuperarse físicamente de la cirugía y las limitaciones que esta le puedan ocasionar.

Es importante que conozca:

  • Alguno de los medicamentos que se utilizan para tratar algunas patologías cardiacas puede provocar disfunción eréctil (consúltelo con su cardiólogo si esto le ocurriese).
  • Las relaciones sexuales, suponen la realización de ejercicio físico, y por consiguiente pueden aumentar su FC y TA, ya que puede equipararse a subir 2 pisos de escaleras.
  • Evitar que coincida después de comidas copiosas.

 

5. CONDUCCION Y VIAJES:

Generalmente el medico le indicará el momento adecuado para volver a conducir o viajar después de la operación.

No obstante, es aconsejable esperar entre 4-6 semanas desde el alta hospitalaria para que se produzca la completa fijación del esternón; evitar largos trayectos o si es así parar cada 2 horas si es posible, evitando conducir después de comidas copiosas.

6. DIETA, TABACO Y ALCOHOL:

La alimentación será uno de los aspectos más importantes para su salud, y un factor modificable sobre el que usted podrá incidir de forma directa, y que además le permitirá ayudarle a mantener su peso y a controlar algunos parámetros, como son: Tensión Arterial (TA) en caso de que usted sea hipertenso, su glucemia en caso de que sea diabético o su colesterol en caso de que tenga hipercolesterolemia (tres factores que influyen sobre las arterias).

En caso de que no padezca ninguna de las anteriores enfermedades previamente, debe saber que a menudo se restringe o suprime el consumo de sal en las comidas, pero el hecho de que haya sido operado no es motivo para ello, ya que tal indicación dependerá de la evolución de su cardiopatía.

Será importante que evite el consumo de bebidas alcohólicas, ya que puede aumentar su toxicidad si se toma conjuntamente con aspirina o paracetamol, y además potencia la acción de los antihipertensivos.

El tabaco es peligroso para su salud, la Asociación Española de Portadores de Válvulas Cardiacas (A.E.P.O.V.A.C.) recomienda el abandono del habito de fumar, ya que está demostrada su nocividad para el corazón, los vasos sanguíneos y el aparato respiratorio.

Posiblemente, si usted tiene alguna de estas patologías nombradas, estarían presentes antes de la cirugía, por lo que sabrá manejarlas, no obstante, aquí van algunas recomendaciones:

1. En cuanto a la HTA (hipertensión):

- Es necesario hacerse controles periódicos.
- Evitar el estrés en la conducción.
- Seguir las recomendaciones dietéticas: evitar la sal en las comidas (utilizar otros condimentos para dar sabor a las comidas, como el limón y algunas especias) y mantener el peso.
- Evitar tomar bebidas excitantes (café, té) y aguas minerales, y alimentos en cuya etiqueta nutricional aparezcan en 1º lugar las siglas Na (que indica que tienen alto contenido en sal).

2. En cuanto a la DM (Diabetes):

- Mantener el peso, intentar pesarse siempre a la misma hora.
- Continuar con recomendaciones dietéticas previas: conocer que existen alimentos especiales para diabéticos, importancia de comer fibra…
- Conocer los síntomas de las hipoglucemias: mareo, sudoración…
- Autocontrol de las glucemias y administración de insulina.
- Hidratación de la piel y cuidado de los pies (uñas, calzado, higiene de secado e hidratación…)
- Realización de ejercicio físico (ventajas y precauciones).