Camino de Santiago

  • Enviar a un amigo |
  • Imprimir
  • Sugerencia
El Camino de Santiago es, ante todo, una ruta de peregrinación que surgió en la Edad Media, en el contexto de una sociedad sacralizada.
Los cristianos recorrían la Ruta Jacobea, nombre con que también se conoce el Camino, porque al final de la misma había un preciado objeto de culto: los restos del Apóstol Santiago el Mayor. Junto a Roma y Jerusalén, uno de los tres principales lugares del Cristianismo.

Hoy en día el Camino sigue teniendo ese espíritu sacro con el que nació, pero en él se funden otros muchos más motivos: contacto con otras personas, compañerismo, superación personal, caminar e integrarse en la naturaleza, el arte, la tradición, ... Son muchas las excusas que se pueden poner para "hacer el Camino".

El recorrido se puede hacer a pie, a caballo o en bicicleta y para que se reconozca la peregrinación se deben recorrer, como mínimo, los últimos 100 kilómetros andando (desde Sarria en el Camino Francés o Vilalba, Ourense o Tui desde otros Caminos), a caballo o los últimos 200 Km en bicicleta (desde Ponferrada en el Camino Francés).

En la "Oficina de Acogida" que está en la misma Catedral de Santiago, se entrega 'La Compostela' que es un diploma en latín con el nombre del peregrino que ha hecho el Camino por motivos religiosos. Para obtenerla, es preciso presentar la Credencial de peregrino sellada en los diferentes albergues y hospitales por los que se ha pasado. Si no se hace por motivos religiosos se entrega otro certificado acreditativo.

El Año Santo Compostelano se celebra cuando el 25 de julio (día del Apóstol Santiago) cae en domingo (Día del Señor). Así serán Año Santo Compostelano o Año Jacobeo los años 2021, 2027, ...

El Camino Francés a Santiago está declarado Camino Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es el primer Itinerario Cultural Europeo, declarado así por el Consejo de Europa.

La Credencial de Peregrino

La Credencial de peregrino es un carnet que identifica a los peregrinos y es necesaria para acceder a los alojamientos del Camino. En Madrid se consigue en el local de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, en la Catedral de la Almudena y en la Iglesia de Santiago.

También se puede obtener en el primer albergue del Camino. Se concede exclusivamente a las personas que peregrinan a Santiago andando, en bicicleta o a caballo. Sólo se puede tramitar una Credencial por persona (presentando el DNI o Pasaporte) y se entrega personalmente unas dos semanas antes de iniciar el Camino.

Para sellar la Credencial, el peregrino debe dirigirse al párroco, al Ayuntamiento o al responsable hospitalero del albergue de cada localidad por la que pase. En el caso de que no esté disponible ningún organismo oficial, será válido cualquier sello (estanco...).

Los alojamientos de Peregrinos

A lo largo de la ruta a Santiago, algunos ayuntamientos, asociaciones, parroquias y otras instituciones ponen a disposición de los peregrinos lugares de alojamiento que pretenden renovar la hospitalidad tradicional del Camino. Estos alojamientos para peregrinos son albergues y refugios que suelen estar abiertos todo el año y zonas de acampada habilitadas por las Comunidades Autónomas, normalmente en los meses de verano.

Los albergues del Camino son unas instalaciones mínimas: un techo, agua caliente, duchas y camas. Algunos con cocina de uso común. Existen actualmente unos 300 (uno por cada 23 km de Camino).

En algunos albergues se suele entregar un donativo económico que sirve para el mantenimiento de estas instalaciones ya que no reciben subvenciones y se mantienen con la ayuda monetaria de los peregrinos. En la mayoría se ha establecido una pequeña cantidad de pago (unos 3 o 4 euros por persona).

Normas de utilización:

  • La estancia máxima es de un día.
  • Se debe portar la Credencial de peregrino.
  • El horario de recepción y salida varía según los albergues.
  • Los albergues ofrecen cama, colchón y ducha. Sólo algunos de ellos tiene ropa de cama y otros no tienen colchón. El peregrino como tal no debe exigir nada en absoluto y debe aceptar lo que se le ofrezca.
  • En los albergues no se admiten reservas, ya que las plazas se ocuparán por orden de llegada de los peregrinos en este orden de preferencia: peregrinos a pie hasta las 8 de la tarde, peregrinos en bicicleta y por último a caballo.
  • Para grupos de más de 10 personas, se les recomienda que lleven tiendas de campaña, ya que no se les asegura el alojamiento.
  • En la mayoría de los alojamientos hay que depositar una cuota fija o voluntaria destinada al mantenimiento de los mismos.
  • Los peregrinos que lleven coche no serán acogidos en los albergues.

Programa Hospitalero

La mayoría de las personas que trabajan en los albergues del Camino son voluntarias y pertenecen al programa Hospitalero. Colaboran en el mantenimiento de los albergues y en la atención a los peregrinos. Ser Hospitalero voluntario significa haber hecho antes el Camino. Es una labor altruista.

Los voluntarios son de dos tipos: fijos y de 15 días. Estos últimos son los que ayudan en los meses de verano, que son los de mayor afluencia de peregrinos.

  • Logotipo Web Accessibility Initiative
  • | Copyright © Comunidad de Madrid.
Dirección General de Juventud y Deporte. Comunidad de Madrid. C/ Recoletos, 1 esquina Paseo de Recoletos, 14. 28001 Madrid. Tel. 901 510 610