Madrid Puerta de Europa

logo de la comunidad de madrid noticias

LA UNIÓN EUROPEA > ¿Cómo funciona? > ¿Cómo toma las decisiones? > Procedimiento de toma de decisiones

¿Cómo toma las decisiones?

PROCEDIMIENTO DE TOMA DE DECISIONES

El procedimiento usual de toma de decisiones en la UE se denomina procedimiento legislativo ordinario, que antes del Tratado de Lisboa era conocido con el nombre de “codecisión”. Este nuevo procedimiento entró en vigor el 1 de enero de 2009, convirtiéndose en el principal procedimiento legislativo del sistema decisorio de la UE. Con este nuevo sistema, el Tratado de Lisboa amplía los ámbitos en que se utiliza la codecisión, otorgando más poderes al Parlamento Europeo, que de esta forma se iguala al Consejo de la UE en el proceso legislativo, dotándole de más capacidad para bloquear una propuesta si no está de acuerdo con el Consejo. Por su parte, la Comisión Europea mantiene la iniciativa legislativa y es la institución encargada de aplicar la legislación europea. En adelante, el artículo 289 del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE) sólo hace referencia a dos tipos de procedimientos legislativos:

- El procedimiento legislativo ordinario;

- Los procedimientos legislativos especiales.

Además, el Tratado de Lisboa introduce «cláusulas pasarela». Estas cláusulas permiten generalizar, en determinadas condiciones, el procedimiento legislativo ordinario a ámbitos inicialmente fuera de su ámbito de aplicación.

1. El procedimiento legislativo ordinario

El procedimiento legislativo ordinario sustituye al antiguo procedimiento de codecisión. Este procedimiento aumenta la legitimidad democrática de la Unión Europea, ya que implica la intervención del Parlamento Europeo como colegislador junto con el Consejo. Con el tiempo, se ha convertido en el procedimiento legislativo más utilizado. En la línea de los tratados anteriores, el Tratado de Lisboa también amplía el procedimiento legislativo ordinario a nuevos ámbitos políticos:

- de manera directa, precisando los casos en los que el Consejo Europeo o el Consejo decide por mayoría cualificada;

- de manera indirecta, ampliando el procedimiento legislativo ordinario a nuevos ámbitos.

Las modalidades del procedimiento legislativo ordinario son idénticas a las del antiguo procedimiento de codecisión. Se detallan en el artículo 294 del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE). El Consejo y el Parlamento se sitúan en condiciones de igualdad, las dos instituciones adoptan los actos legislativos en primera lectura o en segunda lectura. Si al finalizar la segunda lectura, las dos instituciones aún no han llegado a un acuerdo, se convoca un Comité de Conciliación.

Además, la regla de voto en el ámbito del procedimiento legislativo ordinario es la mayoría cualificada. Para facilitar la toma de decisión y reforzar la eficacia del procedimiento, el Tratado de Lisboa también ha procedido a una nueva definición de la mayoría cualificada para mejorar la eficacia. Suprime la ponderación de votos e instaura un sistema de doble mayoría para adoptar las decisiones. En adelante, la mayoría cualificada se alcanza al reagrupar al menos el 55% de los Estados miembros que representan al menos al 65% de la población de la UE. Cuando el Consejo no decide sobre una propuesta de la Comisión, la mayoría cualificada debe entonces alcanzar al menos el 72% de los Estados miembros que representen como mínimo el 65% de la población. Dicho sistema atribuye, por tanto, un voto a cada Estado miembro, teniendo en cuenta su peso demográfico. El Tratado de Lisboa también establece una minoría de bloqueo compuesta por al menos cuatro Estados miembros representantes de más del 35% de la población de la UE.

Este nuevo sistema de votación por mayoría cualificada se aplicará a partir del 1 de noviembre de 2014. No obstante, hasta el 31 de marzo de 2017 todo Estado miembro podrá solicitar, en cada caso, que se tome una decisión según las reglas en vigor antes del 1 de noviembre de 2014 (es decir, según la mayoría cualificada que define el Tratado de Niza).

2. Los procedimientos legislativos especiales

Los procedimientos legislativos especiales sustituyen a los antiguos procedimientos de consulta, de cooperación y de dictamen conforme. El objetivo es simplificar el proceso de toma de decisiones de la UE haciéndolo más claro y más eficaz. Como indica su denominación, estos procedimientos son derogatorios al procedimiento legislativo ordinario y, por tanto, constituyen excepciones.

En la práctica, en los procedimientos legislativos especiales, el Tribunal de la UE es el único legislador. El Parlamento Europeo solo está asociado al procedimiento. De este modo, su función se limita a la consulta o la aprobación según los casos.

A diferencia del procedimiento legislativo ordinario, el TFUE no proporciona una descripción concreta de los procedimientos legislativos especiales. Por tanto, sus modalidades se definen caso por caso en los artículos de los tratados sobre la UE y sobre el funcionamiento de la UE que prevén su aplicación.

3. Las cláusulas pasarela

El Tratado de Lisboa ha introducido cláusulas pasarela para poder aplicar el procedimiento legislativo ordinario a ámbitos en los que los tratados habían previsto un procedimiento legislativo especial. Además, estas cláusulas permiten aplicar la votación por mayoría cualificada a actos que deben ser adoptados por unanimidad.

Existen dos tipos de cláusulas pasarela:

- la cláusula pasarela general aplicable a todas las políticas europeas; la activación de esta cláusula debe ser autorizada por una decisión del Consejo Europeo por unanimidad;

- las cláusulas pasarela específicas para determinadas políticas europeas.

Las cláusulas pasarela específicas poseen algunas particularidades procesales respecto a la cláusula pasarela general. A modo de ejemplo, los parlamentos nacionales en general no disponen del derecho de oposición que les reconoce la cláusula general. En otros casos, puede autorizarse la aplicación de determinadas cláusulas específicas por una decisión del Consejo, y no del Consejo Europeo como es el caso de la cláusula general. Por tanto, las modalidades de aplicación de las cláusulas específicas difieren en función del caso y están descritas en los artículos de los tratados que prevén su aplicación.

Existen seis cláusulas pasarela específicas aplicables:

- en el marco financiero plurianual (artículo 312 del TFUE);

- a la política exterior y de seguridad común (artículo 31 del Tratado de la UE);

- a la cooperación judicial en materia de Derecho de familia (artículo 81 del TFUE). Esta cláusula específica es la única por la que los parlamentos nacionales conservan un derecho de oposición;

- a las cooperaciones reforzadas en ámbitos regulados por unanimidad o por un procedimiento legislativo especial (artículo 333 del TFUE);

- en materia social (artículo 153 del TFUE);

- en materia de medio ambiente (artículo 192 del TFUE).

4. Participación de los parlamentos nacionales

Aunque no participan directamente en el procedimiento legislativo de la UE, el Tratado de Lisboa incorpora a los parlamentos nacionales a través de un “mecanismo de alerta temprana”, según el cual los parlamentos nacionales deben revisar las propuestas legislativas según el principio de subsidiariedad. El principio de subsidiariedad establece que la UE sólo actúa (excepto en ámbitos de su exclusiva competencia) cuando resulta más eficaz que una actuación de los países miembros. Para adaptarse al mecanismo de alerta temprana el Parlamento Español ha aprobado la Ley 22/2009 de 22 de diciembre adaptando sus procedimientos internos a las nuevas directrices, confiriendo mayores competencias a la Comisión Mixta de Asuntos para la Unión Europea. Esta comisión se encarga de vigilar el cumplimiento del principio de subsidiariedad de la UE y de remitir las propuestas legislativas europeas a los parlamentos autonómicos.



Gráfico toma de decisiones

Fuente: Portal Europa http://europa.eu