Madrid Puerta de Europa

logo de la comunidad de madrid noticias

CÓMO REIVINDICAR Y EJERCER TUS DERECHOS > CÓMO REIVINDICAR Y EJERCER SUS DERECHOS

CÓMO REIVINDICAR Y EJERCER TUS DERECHOS

CÓMO REIVINDICAR Y EJERCER SUS DERECHOS

¿Qué pasa si trabajo para una empresa y tengo un litigio con ella? No estás indefenso, en todos los Estados miembros de la UE existen órganos judiciales especiales encargados de resolver este tipo de problemas. Puedes obtener ayuda y asesoramiento jurídico de asociaciones o sindicatos, o hacer una reclamación si consideras que alguna de las administraciones ha interpretado mal tus derechos, o si crees que se ha cometido una discriminación contra ti o algún familiar. Tienes varias posibilidades para hacer valer tus derechos.

Si necesitas asesoramiento personalizado sobre tus derechos como ciudadano de la Unión Europea, ponte en contacto con el Servicio de Orientación de los Ciudadanos, un servicio rápido y eficaz que se presta gratuitamente en todas las lenguas oficiales de la UE. Los expertos jurídicos de este servicio te proporcionarán información práctica, te asesorarán y te indicarán cuál es el organismo más adecuado para ayudarte a solucionar el problema. Para más información sobre el Servicio de Orientación de los Ciudadanos, consulta el enlace relacionado.

Para empezar, lo más aconsejable es ponerse en contacto con la autoridad correspondiente. Si, a pesar de ello, no se satisfacen tus demandas, cuentas con otras alternativas.

Si tu caso contiene un componente transfronterizo, puedes exponerlo a tu centro nacional de SOLVIT. Creada y supervisada por la Comisión Europea, SOLVIT es una red de centros dedicados a resolver problemas nacionales, que aborda problemas transfronterizos originados por una aplicación incorrecta de la normativa comunitaria por parte de las autoridades públicas. Su objetivo es encontrar soluciones prácticas en un plazo de diez semanas y es gratuita. Para más información sobre cómo presentar un caso, consulta los enlaces y documentos relacionados sobre SOLVIT.

También puedes optar por iniciar un proceso más formal a nivel nacional. Los tribunales nacionales tienen plena competencia para defender los derechos basados en la legislación comunitaria e invalidar, en caso necesario, la aplicación de cualquier medida contraria a dichos derechos.

Por otro lado, hay modos de presentar tu caso de manera más formal a nivel comunitario. Por ejemplo, puedes presentar una reclamación a la Comisión Europea. Si la Comisión considera que tu reclamación está justificada, ésta podrá ponerse en contacto con las autoridades nacionales responsables para pedir explicaciones y exigir que cese la infracción del derecho comunitario. De no obtener satisfacción, la Comisión podrá iniciar un procedimiento contra el país de la UE en cuestión, lo cual puede desembocar en un recurso ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Debes de tener en cuenta que tales procedimientos pueden alargarse y que SOLVIT podría ayudarte mucho más rápido.

También puedes presentar una petición al Parlamento Europeo (ver el enlace relacionado) o comunicar tu problema a un eurodiputado de tu elección, el cual podrá formular las correspondientes preguntas a la Comisión y al Consejo, y cuyas respuestas se harán públicas.

Asimismo, puedes dirigirte al Defensor del Pueblo Europeo (ver el enlace relacionado), pero únicamente si tu reclamación se refiere a irregularidades u omisiones administrativas por parte de las instituciones comunitarias (como el Parlamento, el Consejo o la Comisión Europea), o de un organismo descentralizado de la Comunidad (por ejemplo, la Fundación Europea de Formación). El Defensor del Pueblo Europeo no tiene competencias para ocuparse de las reclamaciones relacionadas con las administraciones nacionales o locales.