Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Polen

Lunes, 27 de marzo de 2017
Estás en

Predicción

Enero a junio.Publicación de boletines de predicción diaria de niveles de polen.

CAMPAÑA PREDICCIÓN 2017

BOLETIN PREDICCIÓN CUPRESÁCEAS

De enero a junio se realizan boletines diarios de predicción de niveles de polen, a 72 horas, de cuatro tipos polínicos: cupresáceas, plátano, gramíneas y olivo, elaborados a partir de las series anuales de los diferentes tipos polínicos, de los datos diarios del captador de Madrid-Ciudad Universitaria y de la predicción meteorológica suministrada por la Delegación Territorial en Madrid de la Agencia Estatal de Meteorología. Los datos de predicción se ofrecen jerarquizados en cuatro niveles: bajo-medio-alto y muy alto, según los percentiles estadísticos de cada una de las series.

El calendario de elaboración de los boletines de predicción es el siguiente:

Cupresáceas: de enero a marzo

Plátano de sombra: de marzo a abril

Gramíneas: de mayo a finales del mes de junio.

Olivo: de mayo a finales del mes de junio.

VARIACIÓN DE LOS NIVELES DE POLEN. Los niveles de polen dependen de dos factores principales, el primero es la producción y la emisión de polen de las plantas y la segunda es la dispersión de dichos granos de polen en el aire que respiramos. Los días más secos y templados habrá una mayor dispersión del polen y los niveles serán más altos, por el contrario los días más fríos y de alta humedad ambiental y/o lluvia, los niveles descienden y son más bajos, pues se produce el efecto de lavado atmosférico.

Los niveles de polen en el aire aumentan cuando hay vientos moderados-fuertes en los que hay una mayor emisión y dispersión del polen de las plantas cuyo mecanismo de polinización es el viento, produciéndose además la reflotación de los granos de polen que ya habían sido dispersados.

TORMENTAS DE PRIMAVERA. Es importante recordar que hay aumentos bruscos de concentraciones polínicas aquellos días de tormentas primaverales de alto contenido eléctrico y vientos fuertes, en los que se reflota gran cantidad de polen; así como en los días secos y soleados.