Portal de Mayores de la Comunidad de Madrid

Volver a la home del Portal del Mayor
Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Buscadores

Formulario del buscador general (Google)

Noticias


Mayores senderistas dedican una jornada a donar sangre en el Hospital Niño Jesús


  •  Imprimir>
  • Galería de ImágenesGalería de Imágenes >

Mayores senderistas dedican una jornada a donar sangre en el Hospital Niño Jesús
GRUPO SENDERISTA DE MAYORES DE 60 AÑOS

Fecha 20/01/2014

El grupo de senderismo Raposos Plateaos ha sustituido uno de sus paseos habituales por la sierra de Madrid por una jornada de donación de sangre en el Hospital Niño Jesús. Se trata de un gesto solidario con el que de forma anual, y desde hace ya tres años, este grupo de personas de más de 60 años, muestra su generosidad y también el buen estado de salud de muchos de ellos.“Un lujo -dicen- poder regalar tanto a nuestra edad”.
Tras ser atendidos en la consulta de Banco de Sangre, con la revisión y el cuestionario que completan siempre los posibles donantes, buena parte ha sido calificado de apto para donar.  "Algunos no pueden donar por la medicación que toman o por su estado de salud general o puntual, pero otros llevan donando muchos años, y pueden seguir haciéndolo. Nos encanta venir al Hospital Niño Jesús una vez al año y donar sangre”, confiesa Fermín Conesa, promotor de Raposos Plateaos. El grupo se  formó hace ya más de 12 años como iniciativa de unos cuantos jubilados interesados en pasear por el campo.

El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid explica en su información a los donantes  que es posible donar sangre incluso por encima de los 65 años si se está en buenas condiciones de salud. En este sentido, además, la donación de los mayores es toda una lección de solidaridad para los jóvenes.

Lo que empezó siendo una convocatoria a gente interesada en caminar, difundida a través de papeles en diferentes puntos del Parque de El Retiro fue creciendo, manteniendo los objetivos fundamentales.“Hacer deporte suave, encontrar nuevos amigos, mantenerse y sentirse sano y disfrutar de los paisajes de la Comunidad de Madrid”. Así describe Conesa la razón de ser de este grupo que, con independencia del tiempo que haga,  sale a pasear todos los martes y los jueves por las mañanas. Con la continua incorporación de nuevos caminantes se han creado también subgrupos, atendiendo al esfuerzo y ritmo de los paseos diseñados.

Muy organizados ya, programan mensualmente las salidas de las que informan y luego ilustran con fotos en su propia web, creada y mantenida también por algunos miembros de este grupo de más de 100 personas, jubilados de profesiones dispares que tienen un hobby en común, pasear por el campo.

Se han recorrido buena parte de la Comunidad de Madrid, sobretodo la Sierra de Guadarrama. Los paseos, de entre 15 y 25 kilómetros son lineales. Para llegar hasta el punto de partida se desplazan siempre en transporte público y el final suele ser una comida traída de casa y disfrutada también en el campo. “No hay que gastar dinero, -dice unos de ellos- solo hacen falta unas zapatillas y ganas de salir a caminar y disfrutar de la vida y de la jubilación con otros ”.

Con tranquilidad y una mirada serena, mientras espera a que sus compañeros acaban de donar, Conesa, comenta, “cuando uno se hace mayor, muy mayor, es fácil aislarse y también deprimirse. Somos muchos y muy diferentes, pero tenemos en común el gusto por llevar una vida sana y disfrutarla. Poder donar sangre, con más de 60 años es un lujo y por eso convocamos a los miembros del grupo a la donación”. Este grupo de Raposos, en honor a un zorro que les visitaba en sus primeras caminatas al monte, y Plateaos, por la edad, quieren con su ejemplo animar a la gente sana, joven o mayor, a donar.