Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Miércoles, 17 de enero de 2018

Disfunción erectil

Imprimir

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil, a veces llamada "impotencia," es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual. La palabra "impotencia" también puede usarse para describir otros problemas que interfieren con la relación sexual y la reproducción, tales como la falta de deseo sexual y los problemas con la eyaculación o el orgasmo. El uso de las palabras "disfunción eréctil" deja claro que esos otros problemas no están implicados.

En los hombres mayores, la disfunción eréctil generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, lesión, o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar disfunción eréctil. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan disfunción eréctil. Pero no es una parte inevitable del envejecimiento.

La disfunción eréctil es tratable a cualquier edad, y el conocimiento de este hecho ha ido creciendo. Cada vez más hombres buscan ayuda y han regresado a la actividad sexual normal gracias a tratamientos mejorados y con éxito de la disfunción eréctil.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

La causa más común de disfunción eréctil es el daño a los nervios, arterias, músculos lisos y tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad. Enfermedades como la diabetes, enfermedades del riñón, alcoholismo crónico, esclerosis múltiple, ateroesclerosis, enfermedad vascular y enfermedad neurológica son responsables de alrededor del 70 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Entre el 35 y el 50 por ciento de los hombres con diabetes sufren de disfunción eréctil.

También, la cirugía (especialmente la cirugía radical de próstata debido a cáncer) puede lesionar nervios y arterias cerca del pene, causando disfunción eréctil. Una lesión en el pene, la columna vertebral, la próstata, la vejiga y la pelvis puede llevar a disfunción eréctil produciendo lesión en los nervios, músculos lisos, arterias y tejidos fibrosos de los cuerpos cavernosos.


Además, muchos medicamentos comunes, como medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, supresores del apetito, y cimetidina (un medicamento para la úlcera) pueden causar Disfunción Eréctil  como efecto secundario.

Los expertos piensan que factores psicológicos como estrés, ansiedad, culpa, depresión, baja autoestima y miedo de falla en el sexo causan hasta un  20 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Los hombres con una causa física de disfunción eréctil a menudo experimentan el mismo tipo de reacciones psicológicas (estrés, ansiedad, culpa, depresión).

Otras causas posibles son: fumar, que afecta el flujo sanguíneo en las venas y arterias, y anormalidades en las hormonas, como cantidad insuficiente de testosterona.


¿Cómo se trata la disfunción eréctil?


La mayoría de los médicos sugiere que los tratamientos se realicen de menos a más invasivo. Se considera primero reducir cualquier medicamento que tenga efectos secundarios perjudiciales. Por ejemplo, los medicamentos para la presión arterial alta funcionan de diferentes maneras. Si usted piensa que un medicamento en particular le está causando problemas con la erección, avise a su médico y consulte si puede probar una clase diferente de medicamento para la presión arterial.


Si están indicadas, se consideran a continuación las modificaciones de la conducta y la psicoterapia, seguidas por medicamentos por vía oral o inyectados localmente, dispositivos de vacío, y dispositivos implantados quirúrgicamente. En casos raros, podría considerarse la cirugía en venas o arterias.

  • Psicoterapia

A menudo los expertos tratan la disfunción eréctil con base psicológica usando técnicas que disminuyen la ansiedad asociada con la relación sexual. La pareja del paciente puede ayudar con las técnicas, que incluyen el desarrollo gradual de la intimidad y la estimulación.

  • Terapia con medicamentos

En marzo de 1998, la FDA de Estados Unidos aprobó Viagra, la primera píldora para tratar disfunción eréctil. Tomada una hora antes de la actividad sexual, Viagra funciona aumentando los efectos del óxido nítrico, un agente químico que relaja los músculos lisos del pene durante la estimulación sexual y permite un aumento del flujo sanguíneo. A pesar de que Viagra mejora la respuesta a la estimulación sexual, no desencadena una erección automática como lo hacen los tratamientos aplicados directamente sobre el pene. El medicamento no debe usarse más de una vez al día. Los hombres que tomen medicamentos a base de nitratos tales como la nitroglicerina para problemas del corazón no deben usar Viagra ya que la combinación puede causar una caída súbita de la presión arterial.

Otros tratamientos menos frecuentes pueden ser la administración de medicamentos mediante inyección directamente en el pene o insertados en la uretra por la punta del pene. El objetivo de estos tratamientos es lograr una erección de forma más o menos inmediata y persistente durante 30 – 60 minutos, pero pueden producir efectos secundarios no deseados en ocasiones graves, por lo que no deben tomarse sin supervisión médica.

La investigación de medicamentos para tratar la disfunción eréctil se está expandiendo rápidamente. Los pacientes deben consultar con su médico acerca de los últimos avances.

  • Dispositivos de vacío

Los dispositivos de vacío mecánicos causan erección creando un vacío parcial, que lleva sangre hacia el pene, hinchándolo y expandiéndolo. Los dispositivos tienen tres componentes: un cilindro plástico, en el que se coloca el pene; una bomba, que extrae aire fuera del cilindro y una banda elástica, que se coloca alrededor de la base del pene para mantener la erección después de retirarse el cilindro y durante la relación sexual evitando que la sangre fluya de vuelta al cuerpo.

Una variación del dispositivo de vacío involucra una vaina de goma semirígida que se coloca en el pene y permanece allí después que se logra la erección y durante la relación sexual.

  • Cirugía

La cirugía generalmente tiene uno de estos tres objetivos:

  • implantar un dispositivo que pueda causar que el pene se vuelva erecto
  • reconstruir las arterias para aumentar el flujo de sangre al pene
  • bloquear las venas que permiten que la sangre salga de los tejidos del pene


Los dispositivos implantados, conocidos como prótesis, pueden devolver la erección a muchos hombres con disfunción eréctil. Los problemas posibles con los implantes incluyen rotura mecánica e infección, aunque los problemas mecánicos han disminuido en años recientes debido a los avances tecnológicos.



Recuerde:

  • Los problemas de erección pueden ser un signo de problemas de salud.
  • Un médico puede ayudarle a superar los problemas de erección.
  • Fumar, tener sobrepeso y no hacer ejercicio pueden contribuir a agravar los problemas de erección.
  • La mayoría de los casos de disfunción eréctil tienen una causa física, pero el asesoramiento puede ayudar a las parejas a fortalecer su relación.
  • Muchos hombres pueden tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil. De todos modos, estos hombres deben tratar los problemas de salud que causaron la disfunción eréctil.
  • Tomar una pastilla no da resultado para todos.
  • Los hombres que toman cualquiera de los medicamentos llamados nitratos no deben tomar una pastilla para tratar la disfunción eréctil.

 

 

 

 

Copyright © Comunidad de Madrid.