Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Seguridad Alimentaria

Lunes, 23 de octubre de 2017
Estás en

Alergias e intolerancias alimentarias

Alergias e intolerancias alimentarias

Consisten en dos tipos de reacciones adversas que se producen en algunas personas al ingerir ciertos ingredientes que se encuentran habitualmente en los alimentos:

porción de tarta de chocolate

viñeta La alergia alimentaria constituye un tipo de reacción adversa que tiene su origen en un mecanismo inmunológico. Como ejemplo de ingredientes que provocan alergias alimentarias tenemos las proteínas de la leche, del huevo, los crustáceos, ciertos vegetales o los sulfitos, que son unos aditivos permitidos en un elevado número de alimentos.

 viñeta  La intolerancia alimentaria consiste en una reacción adversa adebido a otros mecanismos, como pueden ser enzimáticos (la deficiencia en lactasa origina intolerancia a un azúcar presente en la leche) o farmacológicos (sustancias con potencial acción farmacológica contenidas en el alimento o liberados por él como la histamina o tiramina, …)

Un caso particular es la celiaquía, que es la intolerancia al gluten (proteína presente en algunos cereales como el trigo).

Etiquetado e información al consumidor

Las empresas alimentarias tienen obligación de informar a los consumidores cuando se ha incorporado al alimento cualquier sustancia de los que constituyen la lista de los 14 ingredientes considerados alergénicos más frecuentes por la normativa.  Consultar los 14 ingredientes>

Si usted es sensible a una de esas sustancias, puede conocer si está presente en un alimento de la siguiente formas:

viñeta si está envasado: mirando la lista de ingredientes, donde aparecerá destacado

viñeta si va a adquirirlo sin envasar o consumirlo en un restaurante: pregunte al personal.

viñeta Atención: si usted es sensible a una sustancia diferente, debe preguntar específicamente si disponen de información sobre ese ingrediente  y leer toda la lista de ingredientes en el caso de los productos envasados.

Consejos para consumidores afectados por alergias o intolerancias alimentarias

ir Al adquirir alimentos envasados

chica leyendo etiqueta en supermercado

viñeta Los alérgenos aparecen destacados en la lista de ingredientes para facilitarte su identificación. Las empresas alimentarias escogen la forma de hacerlo. Por ejemplo: en negrita, en cursiva, subrayado o sombreado.

viñeta No se permiten declaraciones del tipo “contiene: leche, frutos de cáscara” como resumen de la información de alérgenos de un producto. La única excepción es para los productos que no llevan la lista de ingredientes, como por ejemplo el vino, donde podría aparecer “contiene sulfitos”.

viñeta Desaparecen las menciones voluntarias sobre la presencia de gluten. Los cereales que contienen gluten se destacan en la lista de ingredientes.

viñeta Alguna información se mantiene. Cuando las empresas lo estimen necesario, seguirán advirtiendo de las contaminaciones accidentales con menciones del tipo “puede contener”.

viñeta Convivencia en el mercado de etiquetados antiguos y nuevos. Hasta que todos los productos etiquetados con anterioridad a la entrada en vigor del reglamento desaparezcan del mercado, se podrán encontrar en los lineales de las tiendas productos con etiquetado antiguo y nuevo. Para estar seguro sobre un producto, lee siempre la lista de ingredientes

Por tanto, comprueba siempre la lista de ingredientes.

ir Al comer fuera o adqurir alimentos sin envasar

pizarra del menú de un resturante

viñeta  Si comes fuera, informa a la persona que te sirve sobre tu alergia o intolerancia alimentaria y la gravedad de tu afección

viñeta Lee atentamente el menú para comprobar si se menciona el ingrediente al que eres sensible.

viñeta Pregunta siempre al camarero sobre el plato completo. Por ejemplo, la base de la pizza puede contener un ingrediente inesperado o pueden haber añadido mantequilla para rehogar verduras. Si el camarero no está seguro de que el plato no contiene la sustancia, es necesario que lo confirme con el cocinero y que se revisen las etiquetas de los productos empleados, o bien pedir otro plato.

 viñeta Al hacer un pedido pregunta siempre por cada plato, aunque lo hayas consumido con anterioridad, ya que las recetas o los ingredientes pueden cambiar.

viñeta Pregunta por menús específicos para alérgicos o intolerantes. Algunos restaurantes tienen menús adaptados a estas necesidades dietéticas, pregunta por tu caso.

viñeta Ten cuidado en las zonas de autoservicio. Algunos restaurantes y cafeterías tienen zonas de autoservicio donde los alimentos están en recipientes abiertos. Aunque algunos platos no contengan el ingrediente al que eres sensible, es muy fácil que se contaminen accidentalmente con pequeñas cantidades, ya sea porque los contenedores están próximos o porque la gente emplee los mismos utensilios para platos diferentes.

ir Venta a distancia

comida china para llevar En el caso de la venta a distancia, como por ejemplo la efectuada mediante pedido telefónico a un establecimiento de comida para llevar, la información sobre alérgenos se debe proporcionar sin coste adicional y siempre:

viñeta antes de que se realice la compra (por ejemplo, por teléfono o través de la página web) y

viñeta de forma escrita en el momento de la entrega del alimento.

ir Buenas prácticas de manipulación en el hogar

En la preparación de los alimentos hay que respetar siempre las cuatro normas de higiene (limpiar, separar, cocinar y enfriar), y extremar las condiciones de higiene de la cocina, superficies de trabajo y utensilios utilizados en la elaboración de la comida para personas alérgicas y/o intolerantes para evitar la contaminación cruzada.

Es decir, hay que evitar que pequeñas cantidades o trazas de un alimento alergénico pasen a un alimento destinado a la persona alérgica y/o intolerante a través de restos que puedan hallarse en las superficies, utensilios de trabajo, vajilla y manos:

viñeta Almacenar los productos para alérgicos (sin gluten, sin huevo, etc.) en recipientes cerrados, separados del resto de alimentos. Por ejemplo, separar los alimentos sin gluten del pan rallado y de la harina.
viñeta Cocinar primero la comida de una persona alérgica.
viñeta Manipular con cuidado los productos en polvo y líquidos, como la harina o salsas, y dejarlos de nuevo cerrados para evitar derrames accidentales. Si los guarda en otro envase, identifíquelos con la etiqueta original o una transcripción para evitar confusiones.
viñeta Utilizar aceites nuevos para freír y cocinar en una freidora o sartén a parte. Por ejemplo, la comida que se prepara con aceite que ya ha sido utilizado para freír croquetas podría causar una reacción a las personas alérgicas a la leche y el huevo, y los celíacos.

Información Más información

Compra segura de alimentos cuando se tiene alergia o intolerancia alimentaria

Compra segura cuando se tiene una alergia o una intolerancia alimentaria. Descargar>

 

viñeta Para consultas específicas, puede dirigirse a la Subdirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria:
C/ Ronda de Segovia, 52. 28005 Madrid
Teléfono: 91 344 29 87 /  85
seguridad.alimentaria@salud.madrid.org

viñeta Alertas alimentarias por ingredientes alergénicos>

viñeta  Consulta los consejos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma pediátrica para unas Navidades felices y seguras para Niños alérgicos a los alimentos>

viñeta Para contactar con asociaciones de afectados utilice los siguientes enlaces:

viñeta  Asociación madrileña de alergias alimentarias (HISTASAN)

viñeta Asociación de celiacos e intolerantes al gluten de Madrid

viñeta  Asociación española de personas con alergia a alimentos y látex (AEPNAA)

* La Consejería de Sanidad no se hace responsable del contenido de las páginas a las que se dirigen estos enlaces. Su inclusión tiene la finalidad de facilitar al ciudadano información adicional.

 

Enlaces Relacionados
acceder a página sobre alergias alimentarias destinada a las empresa alimentaria