Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Domingo, 17 de diciembre de 2017

Audífonos/amplificadores de sonido

Imprimir

Los amplificadores de sonido no son audífonos

audifono

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios informa de las diferencias entre audífonos y aparatos amplificadores de sonido.

El consumidor no debe confundirlos. Los AUDÍFONOS son productos sanitarios que amplifican y procesan sonidos y que están destinados a compensar deficiencias auditivas. En cambio, los AMPLIFICADORES DE SONIDO son dispositivos electrónicos destinados simplemente a amplificar el sonido ambiental para personas sin deficiencias auditivas.

Tanto audífonos como amplificadores de sonido afectan a la capacidad de percibir sonidos, pero tienen diferentes indicaciones y están sujetos a diferentes controles legislativos.

RECOMENDACIONES

  1. En el caso de detectar dificultades para oír, acuda a un especialista en otorrinolaringología (ORL) para que le realicen un diagnóstico médico de su pérdida auditiva.
  2. Acuda a Gabinetes de Audioprótesis autorizados para la adquisición del audífono, en los cuales el audiólogo.audioprotesista, como profesional sanitario especializado, le realizará la evaluación audiológica y la adaptación del producto, así como el seguimiento adecuado.
  3. Si tiene una audición normal y desea o necesita utilizar amplificadores de sonido en ciertas situaciones, lea y siga atentamente tanto las indicaciones como las precauciones de uso del aparato, evitando su uso prolongado.
  4. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios desaconseja la adquisición de amplificadores de sonido con el fin de compensar pérdidas auditivas.

Los audífonos se consideran productos sanitarios debido a que se destinan a la compensación de las deficiencias auditivas. Poseen sistemas electrónicos, normalmente programables, que premiten procesar de forma específica las diferentes frecuencias del espectro sonoro. Además requieren una adaptación individualizada, llevada a cabo por un profesional sanitario, para optimizar su funcionamiento de acuerdo con las características audiológicas y anatómicas de cada paciente.

Los audífonos están sujetos al Real Decreto 1591/2009, de 15 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios. Los establecimientos de audioprótesis tienen el carácter de establecimientos sanitarios y están regulados por el Real Decreto 1277/2003.

Los amplificadores de sonido son aparatos electrónicos destinados a aumentar el sonido, pero en ningún caso a compensar deficiencias auditivas. Están diseñados para acentuar sonidos en ciertas situaciones, como cuando el ruido ambiental puede interferir, o para ver la televisión mientras otra persona duerme, o en ciertos entornos para captar sonidos que pueden ser difíciles de percibir, como en actividades de caza u observación de aves.

Son productos diseñados para ser utilizados durante un tiempo breve, por lo que su uso prolongado puede provocar daños en el oído. Se encuentran sujetos a la normativa sobre aparatos electrónicos.

Los productos que se ofrecen al consumidor sin mencionar la necesidad de una evaluación audiológica previa y de una adaptación individualizada por un profesional sanitario no deben presentarse como audífonos, sino como amplificadores de sonido, y no deben estar indicados para compensar deficiencias auditivas.

Nota informativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios >>

Copyright © Comunidad de Madrid.