Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Sábado, 16 de diciembre de 2017

Chikungunya

Imprimir

CHIKUNGUNYA

La enfermedad por virus de Chikungunya es transmitida por algunos tipos de mosquitos infectados por la enfermedad, entre ellos el conocido como “mosquito tigre”, que habita por lo general en  zonas tropicales.

El tratamiento de esta enfermedad es sintomático y no es contagiosa, es decir, no se transmite de persona a persona.

Si va a viajar al extranjero y especialmente si va a viajar a zonas donde existe riesgos sanitarios de cualquier tipo pida asesoramiento en las unidades de vacunación internacional, se recomienda pedir la cita con un mínimo de un mes de antelación.

 

RECOMENDACIONES GENERALES DIRIGIDAS A LA POBLACIÓN QUE VIAJE A LAS ZONAS DE RIESGO:

La exposición a los mosquitos que puedan estar infectados por el virus es el principal riesgo de contagio para las personas que acuden a las áreas afectadas.

Es importante que los viajeros internacionales adopten las medidas de protección individual frente a las picaduras de mosquitos cuando viajen a las zonas de riesgo.

La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar las picaduras de los mosquitos, siguiendo estas recomendaciones:

  • Poner telas mosquiteras en las ventanas y puertas, para impedir la entrada del insecto.

  • Aplicar en los enchufes de las habitaciones difusores antimosquitos eléctricos.

  • Es aconsejable llevar ropa protectora, camisas de manga larga y pantalones largos.

  • No acumular agua en los alrededores del domicilio donde pueda anidar el mosquito (platos de macetas, charcos, regaderas, etc.).

  • En las habitaciones y dormitorios, se pueden aplicar alguna vez al día, los sprays insecticidas y antimosquitos de uso común.

  • Si es posible, poner ventiladores o el aire acondicionado para dificultar que entren los mosquitos a las habitaciones.

  • Usar productos repelentes de uso personal. Los repelentes indicados son los de uso común y están a la venta en farmacias y droguerías:

    • DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida)
    • Icaridín
    • IR3535 (etil-butil-acetilaminopropionato). Recomendable para uso pediátrico.

Al usar cualquier tipo de producto repelente, se recomienda:

--Leer las indicaciones antes de su uso y consultar al farmacéutico si se tiene alguna duda.

-- No aplicarlos en niños menores de 2 años, en estos casos la protección ha de hacerse mediante el uso de ropa adecuada que cubra brazos y piernas, y una tela que proteja el cochecito.

-- En niños mayores de 2 años deben utilizarse con precaución y evitar aplicarlo en las manos, ya que se las pueden llevar a la boca y a los ojos.

-- Cuando ya no sea necesario el repelente, se debe limpiar la piel con agua y jabón.

-- En caso de que se presente algún tipo de reacción en la piel, se debe limpiar la zona con agua y jabón y consultar al médico.

Copyright © Comunidad de Madrid.