Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Salud Ambiental

Sábado, 23 de septiembre de 2017
Estás en

Reglamento CLP

Reglamento CLP. Profesional

Quimicos-CLP

El Reglamento 1272/2008 sobre Clasificación, Envasado y Etiquetado de Sustancias y Mezclas, conocido como CLP, introduce en la Unión Europea un nuevo sistema para clasificar y etiquetar productos químicos, basado en el Sistema Globalmente Armonizado de las Naciones Unidas.

Este Reglamento deroga completamente la Directiva 67/548/CEE de Sustancias Peligrosas (Real Decreto 363/1995 y sus modificaciones posteriores) y la Directiva 1999/45/CE de Preparados Peligrosos (Real Decreto 255/2003 y sus modificaciones posteriores) y también modifica el Reglamento (CE) 1907/2006, sobre Registro, Evaluación, Autorización y la Restricción de las Sustancias y Preparados (REACH) con fecha 1 de junio de 2015.

CLP es el acrónimo en inglés de Classification, Labelling and Packaging of substances and preparations.

Quimicos-CLP 2015 Act Now

El objetivo del Reglamento CLP es determinar que propiedades de las sustancias y las mezclas deben contribuir a su clasificación como peligrosas, para que los peligros se identifiquen y comuniquen adecuadamente, de forma que tanto los trabajadores como los consumidores conozcan sus efectos antes de manejarlas. Este reglamento atribuye a la industria y en concreto a los fabricantes y los importadores, la obligación de establecer los peligros de las sustancias y mezclas antes de su comercialización, de modo que los clasifiquen y etiqueten de acuerdo con los peligros identificados. Para la adaptación de la Industria a este nuevo sistema, la norma establece diferentes plazos.


Clasificación

La clasificación tiene por objeto la asignación de una categoría de peligrosidad a la sustancia o mezcla, en base a la realización de la evaluación del riesgo, en función de sus efectos para la salud humana y/o el medioambiente y de sus propiedades fisicoquímicas.

El Reglamento CLP establece una nueva clasificación, que modifica los tipos de peligros que anteriormente se habían establecido.

Las indicaciones de peligro y los consejos de prudencia aparecen con un código alfa numérico, compuesto de una letra y tres números, tal como se indica a continuación:

X-YZJ

Donde la "X" corresponde a:

TopoAzulCuadrado10 “H” (hazard): indicaciones de peligro
TopoAzulCuadrado10 “P” (precautionary): consejos de prudencia

Y donde “YZJ” corresponde a series de tres números, según tabla.

El Reglamento CLP mantiene y adapta en su anexo VI, la clasificación de las sustancias evaluadas en la Unión Europea y que se recogían en el anexo I de la Directiva de Sustancias Peligrosas.

La clasificación y el etiquetado de cualquier sustancia registrada o peligrosa que se comercialice en el espacio europeo, debe ser notificada por el fabricante o importador a la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) para su inclusión en el Catálogo Europeo de Clasificación y Etiquetado de Sustancias. Las sustancias comercializadas, por primera vez en Europa, disponen de un mes para notificar su clasificación y etiquetado, desde la fecha de inicio de su puesta en el mercado. Los distribuidores podrán utilizar la clasificación de la sustancia/mezcla facilitada por el proveedor, siempre que no modifiquen la composición de la sustancia o mezcla que se les suministra.

La información a notificar a la ECHA para su inclusión en el Catálogo Europeo de Clasificación y Etiquetado de Sustancias, figura en el artículo 40 del Reglamento CLP. Por regla general, será sometida a clasificación y etiquetado armonizado, toda sustancia que cumpla los criterios establecidos en el Anexo I del Reglamento CLP para los siguientes peligros:

TopoAzulCuadrado10 Sensibilización respiratoria, categoría 1.

TopoAzulCuadrado10 Mutagenicidad en células germinales, categorías 1A, 1B o 2.

TopoAzulCuadrado10 Carcinogenicidad, categorías 1A, 1B o 2.

TopoAzulCuadrado10 Toxicidad para la reproducción, categorías 1A, 1B o 2.

El procedimiento de armonización de la clasificación y el etiquetado de sustancias está establecido en el artículo 37 del Reglamento CLP.


Etiquetado

El objetivo del etiquetado es que los usuarios de las sustancias y mezclas químicas peligrosas reciban información sobre sus peligros y como usarlos de forma segura. Por ello, todas las sustancias y mezclas deben comercializarse debidamente etiquetadas y envasadas conforme al Reglamento CLP.

Las etiquetas deben:

TopoAzulCuadrado10 fijarse a una o más caras del envase que contenga la sustancia o mezcla

TopoAzulCuadrado10 leerse en horizontal en la posición que normalmente se coloca el envase

TopoAzulCuadrado10 redactarse en la lengua o lenguas oficiales del Estado donde se comercialice

Los elementos que figurarán en la etiqueta de una sustancia o mezcla clasificada como peligrosa son los siguientes:

TopoAzulCuadrado10 Identificación del proveedor: nombre, dirección y número de teléfono.

TopoAzulCuadrado10 Identificación de la sustancia/mezcla: que constará del nombre de la sustancia o denominación de la mezcla y del número de identificación de la sustancia/s o la identidad de todas las sustancias de la mezcla que contribuyen a su clasificación.

TopoAzulCuadrado10 Pictogramas de peligro y categorías de peligro: son la representación gráfica y la denominación del peligro. La clasificación de la peligrosidad de las sustancias se establece en función de las propiedades fisicoquímicas, de los efectos para la salud humana y para el medioambiente.

TopoAzulCuadrado10 Palabras de advertencia. indican si un peligro es más o menos grave, y deben ser acordes a la clasificación: "peligro"/"atención".

TopoAzulCuadrado10 Indicación de peligro: describe la naturaleza de los peligros de una sustancia o mezcla.

TopoAzulCuadrado10 Consejos de prudencia: describen las medidas recomendadas para minimizar o evitar los efectos adversos causados por la exposición a una sustancia o mezcla peligrosa durante su uso.

TopoAzulCuadrado10 Información suplementaria: recoge, entre otras, las frases de peligro específicas de la reglamentación europea (frases EUH).

TopoAzulCuadrado10 Cantidad nominal: de la sustancia o mezcla contenida en el envase a disposición del público en general.

Los pictogramas de peligro, las palabras de advertencia, las indicaciones de peligro y los consejos de prudencia deben aparecer juntos en la etiqueta. Las indicaciones de peligro y los consejos de prudencia, además deberán estar agrupadas por lengua.

Los elementos de etiquetado deben estar marcados de forma clara e indeleble en las etiquetas y tener un tamaño y separación tales que resulten fáciles de leer.

En el caso de sustancias y mezclas suministradas al público en general, puede ser necesario incluir una advertencia táctil un cierre de seguridad para niños, por pertenecer a una categoría de peligro específica o una concentración de una sustancia concreta.


Notificación al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF).

La fecha 1 de junio de 2015 marcará un punto de inflexión para la industria química de la UE en lo relativo a la clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas químicas. Esta fecha supone el fin de un largo periodo de medidas transitorias que empezó en diciembre de 2008 con la aprobación del Reglamento CLP, de aplicación voluntaria para todo tipo de productos, siguió con la obligación de cumplimiento para sustancias en diciembre de 2010 y finalizará con la aplicación obligatoria para mezclas a partir de junio de 2015.

El artículo 45 del Reglamento CLP establece la obligación de notificar las fichas toxicológicas al organismo que cada Estado Miembro nombre para coordinar la atención ante emergencias sanitarias. En el caso de España, el organismo responsable de recibir esta información es el INTCF.

Hasta la fecha, sólo era necesario notificar al INTCF las fichas toxicológicas de los productos en el ámbito de aplicación de la legislación de detergentes y limpiadores.

A partir de la aplicación del CLP esta obligatoriedad se hace extensiva a cualquier producto que presente riesgos físicos o riesgos para la salud.

Las fichas toxicológicas deben contener diversa información sobre la mezcla, incluida su composición cuali-cuantitativa. Su notificación está sujeta a la Ley 10/2012, que regula determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

Es responsabilidad de la empresa que notifica la veracidad y actualización de los datos. Un dictamen positivo autoriza a incluir el teléfono del INTCF en el punto 1.4 de la FDS.

El proceso de notificación por cada uno de los productos fabricados y/o comercializados, se deberá realizar tantas veces como haya un cambio en la ficha de producto, incluida la posible variación de su nombre comercial. En caso de cambios esenciales -cambio de denominación comercial o composición- se liquidarán tasas nuevamente.

El INTCF pone a disposición de la industria química una plataforma Web donde notificar las fichas toxicológicas en formato electrónico.

Legislación de referencia en España sobre las fichas toxicológicas:

TopoAzulCuadrado10 Ley 8/2010, que publica el régimen sancionador REACH y CLP, donde se establecen las sanciones derivadas de la no notificación de fichas toxicológicas.

TopoAzulCuadrado10 Ley 10/2012, que establece las tasas para la notificación.

TopoAzulCuadrado10 La Orden JUS/836/2013, que regula el procedimiento de notificación de las fichas toxicológicas al INTCF


Enlaces de interés:

TopoAzulCuadrado10 Agencia Europea Productos Químicos.

TopoAzulCuadrado10 Portal de Información REACH CLP.

TopoAzulCuadrado10 Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

 

Documentos Relacionados

Orientación básica sobre el Reglamento CLP

 

descargar pdf

Orientación para la aplicación de los criterios CLP

 

descargar pdf

Frequently asked questions about CLP

 

descargar pdf

Orientación sobre las fichas de datos de seguridad

 

descargar pdf

Guía de orientación sobre sustancias contenidas en artículos

 

descargar pdf

Guía de etiquetado y envasado acorde a CLP

 

descargar pdf