Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Salud Ambiental

Jueves, 23 de noviembre de 2017
Estás en

Calidad del ambiente interior

Calidad del ambiente interior

Ambiente interior-Principal

Los ciudadanos cada día están más sensibilizados con las cuestiones medioambientales, entre ellas con la calidad en ambientes cerrados como viviendas, guarderías, centros comerciales y otros espacios dedicados al ocio donde habitualmente pasan gran parte de su tiempo. La calidad del ambiente interior está relacionada con la presencia de diferentes contaminantes químicos, físicos y biológicos, que pueden afectar al bienestar y a la salud de los ocupantes.

Información para profesionales

Los principales problemas de contaminación en el interior de los edificios, dependen de las actividades que se desarrollan en dichos espacios, el estado sanitario de los ocupantes, características y materiales del edificio. En general se ocasionan por una insuficiente ventilación, malas prácticas relacionadas con el uso inadecuado de productos (pinturas, limpiadores, insecticidas…) y por una deficiente limpieza y mantenimiento de las dependencias. También hay hábitos que afectan a la calidad como fumar.

¿A qué instalaciones afecta?

A los ambientes interiores de los edificios de uso público (recreativo, sanitario, educativo, oficinas, etc) y especialmente a aquellos que albergan población vulnerable como: niños, ancianos y enfermos, por ser colectivos más sensibles.

¿Qué hace la Administración en este ámbito?

La Comunidad de Madrid, consciente de la creciente demanda de información sanitaria que el tema suscita en la población, ha promovido la publicación de guías técnicas cuyo objetivo responde al deseo de proporcionar un mejor conocimiento sobre requisitos higiénico-sanitarios en los edificios, a la población general y sobre todo, a los profesionales del sector que intervienen en el diseño, construcción, gestión y mantenimiento de los edificios.

¿Cómo prevenir la contaminación ambiental interior?

Mediante el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente y la implantación de procedimientos de gestión integral higiénico-sanitaria y auditorias durante la vida útil del edificio. En este sentido, las guías publicadas ofrecen asesoramiento para una gestión saludable del edificio.

Además, se debe tener en cuenta los siguientes consejos básicos:

viñeta Ventilar frecuentemente mediante la apertura de ventanas en domicilios o por el aporte de aire renovado en equipos centralizados de climatización.

viñeta Seguir las instrucciones del fabricante contenidas en la etiqueta que figura en los productos químicos utilizados.

viñeta Eliminar de manera frecuente el polvo y la suciedad de moquetas, alfombras, etc. mediante aspiración y limpieza.