Dirección General de Salud Pública Consejería de Sanidad

Salud Ambiental

Jueves, 23 de noviembre de 2017
Estás en

Leishmaniosis

Leishmaniosis

Leishmaniosis Flebotomo

¿Qué es la Leishmaniosis?

La leishmaniosis es una enfermedad grave producida por un parásito del género Leishmania que se transmite por la picadura de un mosquito infectado por el parásito, el flebotomo.

Información para profesionales

¿Cómo se transmite?

Para que el mosquito sea capaz de transmitir la enfermedad debe haber ingerido sangre de otro animal infectado por el parásito. Los animales a partir de los cuales se pueden transmitir la leishmaniosis son principalmente los perros, actuando como reservorios, aunque también las liebres, conejos, gatos, zorros, roedores, etc.

En la zona suroeste de la Comunidad de Madrid se detectó en 2010 un brote de leishmaniosis con un elevado número de casos humanos. En la investigación del mismo, la Consejería de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, ha demostrado la implicación de las liebres y los conejos silvestres en la transmisión de esta enfermedad. Sólo a través de un adecuado control de estas poblaciones se impedirá que estos animales jueguen un papel como reservorios.

La enfermedad no se transmite por el consumo de liebres o conejos enfermos

¿Qué síntomas aparecen en el hombre?

Hay dos formas clínicas de presentación: Leishmaniosis cutánea y visceral. La primera se manifiesta con lesiones en la piel, y la segunda, más grave, con lesiones en diferentes órganos. El periodo de incubación de la enfermedad en el hombre puede variar desde una semana hasta varios meses.

¿Cómo puedo evitar la Leishmaniosis?

La mejor manera de disminuir el riesgo de contraer esta enfermedad es evitar las picaduras del flebotomo, tanto dentro como fuera de casa, mediante medidas preventivas como el uso de repelentes, el empleo de ropa adecuada como pantalones y camisa de manga larga, la instalación de telas mosquiteras de malla fina, etc. El periodo de actividad de este insecto comprende los meses de mayo a octubre y el momento del día de mayor actividad es al atardecer y a primeras horas de la noche.

Al ser el perro doméstico el principal reservorio de esta enfermedad, es recomendable efectuar revisiones periódicas acudiendo a su veterinario, quién le aconsejará sobre las pautas sanitarias a seguir más adecuadas.

Más información 


Publicaciones:

Leishmaniosis Cómo protegerte Leishmaniosis Protección frente a la leishmaniosis. Recomendaciones para paseos en el parque Leishmaniasis. Una enfermedad que se puede prevenir Leishmaniasis. Una enfermedad que se puede prevenir. Cartel
Leishmaniosis. Cómo protegerte Leishmaniosis Protección frente a la leishmaniosis. Recomendaciones para paseos en el parque Leishmaniosis. Una enfermedad que se puede prevenir Leishmaniasis. Cartel

 

 

Documentos Relacionados

Dípteros y garrapatas: un problema de salud pública. Uso responsable de los repelentes

 

descargar pdf