Servicio Madrileño de Salud Consejería de Sanidad

Medicamentos y Productos Sanitarios

Sábado, 21 de octubre de 2017
Estás en

Uso prudente de los antibióticos

¡CUIDADO! NOS QUEDAMOS SIN ANTIBIÓTICOS EFICACES.



Usar con prudencia los antibióticos evita el desarrollo de bacterias resistentes y hace que mantengan su eficacia en futuros tratamientos.

 

El día 18 de noviembre fue el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos. Su objetivo es sensibilizar a la población sobre la importancia de usar los antibióticos de forma prudente y responsable. El uso equivocado o incorrecto es el principal motivo por el que la sociedad mundial se enfrenta en la actualidad al grave problema de la resistencia bacteriana: los antibióticos están dejando de ser eficaces.

     viñeta Vídeo: Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos 
     viñeta Vídeo: Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos

Los antibióticos son medicamentos indispensables. Usarlos bien es responsabilidad de todos.

El mal uso de los antibióticos es un problema que nos afecta a todos y todos podemos contribuir a solucionarlo. Para ello es fundamental:

     viñeta NO tomar antibióticos por nuestra cuenta. Es el médico quien debe valorar cuándo hay que tomarlos.
     viñeta NO tomar antibióticos en los resfriados o gripes. Estas enfermedades están causadas por virus y los antibióticos no son activos frente a los virus, sólo frente a las bacterias.
     viñeta Tomar siempre el antibiótico según las instrucciones del médico
     viñeta Terminar el tratamiento completo. No hay que dejar de tomar el antibiótico cuando empezamos a sentirnos mejor.
     viñeta Nunca compartir antibióticos con los demás. Que a mí me haya ido bien no es garantía de que ese antibiótico sea necesario y adecuado para otra persona.
     viñeta No acumular antibióticos en casa. Si sobra alguna pastilla, hay que desecharlas en el punto SIGRE de su farmacia. Se han modificado los formatos de los envases para adecuarlos a la duración de los tratamientos

El uso equivocado o incorrecto de los antibióticos hace que las bacterias se vuelvan resistentes

El mal uso de los antibióticos representa un riesgo para la salud, no sólo para la persona que ha tomado los antibióticos de forma inadecuada, sino también para cualquier otra persona que pudiera contraer la bacteria resistente más adelante.

Según las encuestas, los españoles somos los europeos que más antibióticos consumimos en el último año (el 47% de la población), sólo por detrás de Malta, y lejos de la media europea (34%). Además España es el país en el que esta proporción más ha crecido entre 2013 y 2016. Puede que uno de los motivos sea el desconocimiento de su correcta utilización. Entre los encuestados se mantienen dos falsas creencias: el 48% de los españoles cree que los antibióticos matan a los virus y el 45% cree que son efectivos contra resfriados y gripes. En la Unión Europea, el 36% de los encuestados afirma que los antibióticos combaten las gripes.

Los antibióticos están perdiendo eficacia en Europa a un ritmo inesperado y alarmante.

Los datos más recientes confirman que el número de pacientes infectados por bacterias resistentes crece en toda la Unión Europea y a nivel mundial. Se estima que más de 25.000 muertes anuales en la Unión Europea son debidas a bacterias multirresistentes.

Ya existen bacterias resistentes a todos los antibióticos conocidos. Cada vez es mayor el número de infecciones —por ejemplo, neumonías, abscesos, infecciones de orina— cuyo tratamiento se vuelve más difícil debido a la pérdida de eficacia de los antibióticos. La resistencia a los antibióticos prolonga las estancias hospitalarias, incrementa los costes médicos y aumenta la mortalidad. Sin antibióticos eficaces para enfrentar las infecciones producidas por bacterias, el éxito de tratamientos como el trasplante de órganos, la quimioterapia y la cirugía mayor se verá comprometido.

Si seguimos consumiendo antibióticos al ritmo actual, es posible que en un futuro inmediato ya no sean eficaces. Europa podría sufrir un retroceso a la era anterior a los antibióticos (siglo XIX), cuando una infección bacteriana normal y corriente, como una neumonía, podía suponer una sentencia de muerte.

Plan nacional de control de las resistencias a los antibióticos 

En nuestro país se está desarrollando un plan estratégico a nivel nacional para controlar las resistencias a los antibióticos coordinado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Participan representantes de las Comunidades Autónomas y expertos en temas relacionados con los antibióticos y los microorganismos.

La concienciación de los profesionales sanitarios y de la población general sobre la magnitud de este problema es imprescindible para impedir que las resistencias a los antibióticos amenacen nuestra salud.

Evitar antibióticos innecesarios, prescribirlos correctamente, teniendo en cuenta la pauta y duración adecuada, y que los pacientes sigan estas instrucciones, son pilares básicos para conseguirlo.