Portal de Salud de la Comunidad de Madrid

Saltar Navegación

Lunes, 23 de octubre de 2017

Los beneficios del ejercicio físico en niños y adolescentes

Imprimir

Los beneficios del ejercicio físico en niños y adolescentes

Ejercicio físico niños y adolescentes

Ejercicio físico niños y adolescentes ¿qué podemos hacer como padres y madres?  

  

¿Qué beneficios produce el ejercicio físico

en la infancia y adolescencia?

 

El ejercicio físico ayuda a:

Desarrollar de forma sana su cuerpo.

• Aumentar la coordinación y el control de los movimientos.

• Mejorar la memoria y la concentración, ya que aumenta el rendimiento

escolar y disminuye la ansiedad.

• Mejorar las relaciones sociales, al fomentar la autoconfianza y la integración

en el grupo.

Prevenir el consumo de tabaco, de alcohol y de otras drogas.

Educar en valores (esfuerzo, amistad, equipo…).

 

¿Cuánto ejercicio es necesario en la

infancia? Como mínimo 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada (caminar a buen paso, ir en bicicleta, etc.) a vigorosa (correr, saltar a la cuerda, practicar un deporte, etc.).

 

 

¿Por qué nuestros hijos e hijas practican

poco ejercicio?

• Porque el entorno en el que vivimos es sedentario (desplazamientos

habituales en vehículos motorizados, ya no se juega en la calle, muchas horas frente a una pantalla, etc.)

• Por el modelo sedentario de las personas adultas.

 

Falsos mitos

“A los niños no hay quien los pare. Les sobra actividad…” Las actividades sedentarias en la infancia y adolescencia están aumentando de forma alarmante.

“Es normal que las niñas hagan menos deporte. Ellas son así…”  Este hecho no es natural y por tanto, puede modificarse. Las capacidades para hacer ejercicio son diferentes, pero no menores, en las niñas que en los niños.

“Hacer ejercicio es muy caro, equipamiento, instalaciones…”

El ejercicio se puede realizar en cualquier sitio y no requiere equipos, ni instalaciones especiales.

 

 

¿Por qué las chicas hacen menos ejercicio físico que los chicos y lo abandonan antes?

El juego infantil activo (correr, saltar) es un precedente del ejercicio físico y el deporte. Posibilita el que niños y niñas vayan adquiriendo el hábito de practicar ejercicio y deporte y lo vivan como algo divertido.

En los niños se estimula el juego activo desde la más temprana infancia, mientras que en las niñas se potencian juegos más sedentarios, en muchas ocasiones relacionados con el modelo ideal atribuido socialmente a las mujeres (la belleza, el cuidado de ellas mismas

o de los demás, e incluso el desarrollo de tareas del hogar).

• Como consecuencia, las niñas tienden a asociar la diversión con un tipo de juego poco activo y por ello tienen más dificultades para adquirir el hábito de practicar ejercicio físico y deporte.

• Al llegar la pubertad solo continúan haciendo ejercicio y deporte las chicas que tienen un hábito muy arraigado. El resto abandonan.

• En definitiva, la razón por la que las chicas hacen menos ejercicio físico y lo abandonan antes que los chicos es el tipo de educación recibida, no el que estén menos dotadas o capacitadas para ello.

 

¡El ejercicio físico es tan importante para la salud

de los niños como para la salud de las niñas!


Descargue aquí el folleto completo>

Copyright © Comunidad de Madrid.