Hospital La Paz

Hospital La Paz, Cantoblanco y Carlos III
Domingo, 15 de septiembre de 2019 Comunidad de Madrid

Secciones principales


Prensa



07/11/2016

La Unidad de Toxicidad Cutánea es básica para mantener el tratamiento oncológico


Imagen de microscopio de un tumor cutáneo junto al oido externo
LOS PACIENTES SON ATENDIDOS EN MENOS DE 48 HORAS

La Unidad de Toxicidad Cutánea del Hospital La Paz registra cada año alrededor de 800 pacientes oncohematológicos que necesitan atención derivada de los efectos adversos dermatológicos ocasionados por la quimioterapia o la radioterapia. Cinco años de trabajo han constatado la eficacia de esta unidad multidisciplinar para centralizar y agilizar la atención al paciente y para un correcto mantenimiento del tratamiento oncológico.

El Hospital Universitario La Paz puso en marcha esta unidad en 2012 a la vista de la demanda de médicos y enfermeras de varias especialidades del hospital. Todos consideraban indispensable su puesta en marcha para ofrecer una asistencia completa y rápida al paciente, controlar las reacciones cutáneas secundarias a los tratamientos como la radioterapia o la quimioterapia y reducir o evitar su impacto negativo en la calidad de vida del paciente. Otro objetivo importante de este equipo es evitar la suspensión de la terapia oncológica que podría producirse en los casos de efectos adversos más graves.

Los cuidados óptimos en estos casos deben ser realizados de forma personalizada, rápida y efectiva para minimizar los efectos negativos tanto físicos como psicosociales y para asegurar el correcto cumplimiento del tratamiento. Esta unidad multidisciplinar, una de pocas existentes, está formada por especialistas de los servicios de Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Dermatología, Hematología y Enfermería y cuentan además de la colaboración de otras especialidades hospitalarias cuando es necesario. Atienden al paciente citado en 48 horas y si es urgente el mismo día.

Salud Pública
La patología oncológica de los diferentes órganos y sistemas supone uno de los principales problemas de salud pública en el momento actual. En las dos últimas décadas, se ha producido un aumento considerable en la supervivencia y en la mejoría de la calidad de vida de los pacientes oncológicos debido al desarrollo de novedosos tratamientos antineoplásicos y a las innovaciones en radioterapia y cirugía. Ello hace necesario un abordaje multidisciplinar por parte de diferentes especialistas, que confluyen en unidades como esta.

Con el fin de profundizar en estas patologías, los Servicios de Oncología Médica y Dermatología organizan cursos específicos, como el organizado esta semana, en los que se aborda el manejo global de la toxicidad monocutánea de las terapias antineoplásicas en el paciente oncológico desde el campo de la investigación hasta la práctica clínica. Este curso, con un contenido fundamentalmente práctico, ha tenido el aval científico de la Sociedad Española de Oncología Médica y de la Academia Española de Dermatología y Venereología.


Galería de Imágenes

 



Copyright © Comunidad de Madrid.