Hospital Gregorio Marañón

Hospital General Universitario Gregorio Marañón
Miércoles, 13 de diciembre de 2017 Comunidad de Madrid

Secciones principales


Comunicación



13/01/2017

El Marañón ofrece consejos a esquiadores para evitar lesiones traumatológicas


Rodilla
LOS PRINCIPIANTES ACUMULAN EL 50% DE LAS LESIONES

El Servicio de Traumatología del Hospital Gregorio Marañón ofrece una serie de consejos para evitar las lesiones traumatológicas que puede darse con la práctica del esquí. La prevención se basa en un equipo adecuado, calentamiento, evitar el cansancio, adecuación de la pista a la experiencia del esquiador y el uso del casco. Las rodillas son las articulaciones que pueden verse más afectadas y los principiantes los que más lesiones acumulan.

La tasa de lesiones en la práctica del esquí afecta a tres de cada mil esquiadores en un día determinado, lo que en estaciones muy concurridas puede traducirse en más de 40 lesionados al día. En un estudio realizado entre esquiadores, un 59,7% reconoció ser responsable de su lesión al afirmar que ésta no se habría producido si hubieran adoptado una actitud más prudente como bajar a menor velocidad, asumir menos riesgos o no poner en práctica una técnica que no dominaban. Por tanto, es necesario facilitar una mayor información a los esquiadores como medida para evitar lesiones.

Javier Vaquero, jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Gregorio Marañón, lanza una serie de recomendaciones para los esquiadores: la primera es llevar la indumentaria con las protecciones adecuadas, con esquís adaptados por tallas y a cada nivel técnico, siendo fundamental que las ataduras estén bien ajustadas al peso y al tipo de esquí. Además, antes de entrar en las pistas es bueno hacer algún ejercicio suave de calentamiento durante 10 o 15 minutos seguidos de estiramientos musculares.

También hay que tener en cuenta, según Javier Vaquero, que es importante evitar el cansancio, no se recomienda esquiar más de cuatro horas seguidas y hacerlo en pistas preparadas teniendo en cuenta la calidad de la nieve; y el uso del casco, que aunque se ha ido generalizando en las estaciones en los últimos años, aún no es mayoritario, y se debe exigir el uso de esta protección en los niños en los que el peso de su cabeza es proporcionalmente mayor.

Las rodillas, las más dañadas

Los estudios demuestran que las lesiones son mas frecuentes en principiantes, que acaparan casi el 50% de la totalidad, y también que casi un tercio aparecen después de las tres horas seguidas de esquí, lo que señala al cansancio y a la mala preparación física como factores determinantes. Entre los esquiadores iniciados, existen dos grupos con elevado riesgo de lesión: por un lado, el practicante muy joven que sin la experiencia necesaria que se lanza por recorridos difíciles y a velocidades muy altas; y, por otro, la persona desentrenada, que no practica deporte en todo el año, y que inicia la temporada sin la preparación física necesaria.

Las rodillas son las articulaciones que más sufren en este deporte acaparando un 40 % de las lesiones. Éstas van desde el esguince a la rotura de ligamento lateral interno y ligamento cruzado anterior. La práctica del snow-board ha tomado auge en los últimos años y las lesiones en esta modalidad son totalmente diferentes ya que suelen afectar a los miembros superiores que se apoyan sobre la nieve en el momento de la caída, siendo las más frecuentes las fracturas de muñeca y las lesiones del hombro.


 



Copyright © Comunidad de Madrid.