Servicio Madrileño de Salud Consejería de Sanidad

Medicamentos y Productos Sanitarios

Viernes, 15 de diciembre de 2017
Estás en

Medicamentos y calor


Conservación y transporte de los medicamentos y productos sanitarios durante la ola de calor.

gominolas de colores


Durante los periodos de ola de calor hay que tener especial precaución con el almacenamiento, la conservación y el transporte de los medicamentos para que sigan manteniendo sus propiedades. Según las condiciones específicas de almacenamiento de cada medicamento debemos tener en cuenta:



viñeta Medicamentos que deben conservarse entre +2ºC y +8 ºC (llevan el símbolo  Símbolos que deben figurar en el material de acondicionamiento en el envase):

  • Deben conservarse en la nevera (no en la puerta), pero sin acercarlos al fondo para evitar que se congelen.
  • La ola de calor no tendrá consecuencias sobre su estabilidad si las temperaturas de conservación son respetadas.
  • Es recomendable utilizarlos inmediatamente tras sacarlos del frigorífico.
  • Deben ser transportados en embalaje isotérmico refrigerado (nevera portátil CON acumuladores de frío), dentro de su cartonaje, para evitar la congelación por contacto con la fuente de frío.


viñeta Medicamentos que se deben conservar a temperaturas inferiores a +25ºC o +30°C (se indica en el envase):

  • Rebasar puntualmente (algunos días o algunas semanas) estas temperaturas no tiene consecuencia sobre la estabilidad o la calidad del medicamento.
  • Se deben almacenar en los lugares más frescos del domicilio.
  • Mantenerlos dentro de su envase ayuda a limitar las variaciones de temperatura.
  • Se aconseja, como medida de prudencia, transportarlos en un embalaje isotérmico no refrigerado (neverita portátil SIN acumuladores de frío).
  • No deben dejarse mucho tiempo dentro del coche a pleno sol. No deben ser expuestos mucho tiempo a temperaturas de más de 40º.


viñeta Medicamentos que se pueden conservar a temperatura ambiente:

  • Mantienen sus propiedades incluso a temperaturas de 40º durante meses.
  • Se pueden almacenar sin problema en las condiciones habituales de conservación (normalmente armarios ventilados).


viñeta Formas farmacéuticas específicas (supositorios, óvulos, cremas…):

  • En este caso es sensible al calor la forma farmacéutica, no el principio activo.
  • Si el aspecto del producto al abrirlo tras la exposición al calor es normal y regular, el supositorio no está derretido, la crema no ha cambiado de color o de consistencia, etc… indicará que el medicamento mantiene sus propiedades.
  • Todo producto cuya apariencia exterior hubiera sido visiblemente modificada no debería ser consumido.


viñeta Medidores de glucosa en sangre capilar (pinchazo en el dedo) y sus reactivos (tiras reactivas y soluciones de control):

Imagen tira glucosa
  • Son sometidos a pruebas de estabilidad que establecen las condiciones específicas de temperatura y condiciones de uso y almacenamiento. Puede encontrarlas en el manual de uso de su medidor y en el cartonaje e instrucciones de las tiras reactivas.
  • Los medidores de glucemia y sus reactivos NO deben estar expuesto a la luz directa del sol, ni a altas temperaturas ni a fuertes variaciones de temperatura.
  • Las tiras reactivas tienen un rango de temperaturas más estricto y requieren una atmósfera no demasiado húmeda. No guardar en nevera.
  • Algunos medidores tienen una alarma, o no muestran resultado, en caso de una medición a temperaturas fuera del rango recomendado. Con aquellos aparatos que no tienen este sistema de seguridad es conveniente ser rigurosos con el cumplimiento del rango de temperaturas para evitar una medición errónea.
  • Las tiras y las soluciones de control deben ser transportadas en sus envases originales. Es aconsejable, además, transportarlas en un embalaje isotérmico no refrigerado (neverita portátil SIN acumuladores de frío).
  • No deben dejarse dentro del coche.


Nota informativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios sobre el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor >>