Hospital Gregorio Marañón

Hospital General Universitario Gregorio Marañón
Jueves, 19 de abril de 2018 Comunidad de Madrid

Secciones principales


Comunicación



15/12/2017

Un proyecto del Marañón permite reducir un 30% los sangrados en pacientes infartados


Esquema paciente con arritmia
TAMBIÉN REDUCE EL NÚMERO DE REINGRESOS

Un trabajo de los servicios de Cardiología y Farmacia del Hospital Gregorio Marañón ha permitido reducir un 30% los sangrados en pacientes infartados. Gracias a las medidas puestas en marcha también se consiguen disminuir el número de reingresos de estos pacientes y un ahorro de unos 100.000 euros anuales. Además, las medidas son extrapolables a otros centros hospitalarios por la sencillez de su implantación y no suponer una gran inversión.

La cardiopatía isquémica es una de las principales causas de mortalidad, morbilidad y coste sanitario en España y en Estados Unidos, se ha estimado que casi la mitad de los varones y un tercio de las mujeres de mediana edad sufrirán alguna manifestación de cardiopatía isquémica. Los fármacos que actúan contra el trombo que origina el síndrome coronario agudo constituyen el pilar fundamental del tratamiento, pero su empleo lleva asociado un riesgo de aparición de sangrados.

En este sentido, los pacientes con síndrome coronario agudo constituyen uno de los grupos con mayor riesgo de desarrollar hemorragias debido, principalmente, a la necesidad de una terapia antitrombótica muy agresiva en las etapas iniciales de la enfermedad. Estos sangrados no sólo se relacionan con un peor pronóstico sino que también suponen un aumento del gasto sanitario.

Por estos motivos, los Servicios de Cardiología y de Farmacia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón han llevado a cabo realizar un estudio con la idea de reducir estos sangrados mediante la optimización del uso de los fármacos antitrombóticos.

El estudio, que comenzó en 2011 y ha incluido a 677 pacientes, conlleva una serie de medidas encaminadas a reducir estos sangrados basadas en tres aspectos: reducir las sobredosificaciones de fármacos antitrombóticos; aumentar el empleo de fármacos más seguros en cuanto al desarrollo de sangrados; y reducir el uso de combinaciones de fármacos antitrombóticos de mayor riesgo hemorrágico.

Gracias a las medidas mencionadas, se consiguió reducir el porcentaje de sangrados en un 30% y que los pacientes tengan un menor riesgo de ingresar de nuevo en el hospital. Además, se calculó un ahorro anual de 95.000€ gracias a la prevención de los sangrados. Asimismo, las medidas propuestas pueden ser perfectamente extrapolables al resto de hospitales por su sencilla puesta en práctica y por no ir asociadas a una elevada inversión económica.

Un trabajo premiado

El estudio que tiene por título “Análisis de la eficiencia y de los resultados en salud de un programa dirigido a la disminución de sangrados en pacientes con síndrome coronario agudo” pudo realizarse gracias a una subvención concedida por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y recibió el premio al mejor trabajo presentado en el 61º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria.

El proyecto ha sido un esfuerzo colaborativo de todo el personal perteneciente a la Unidad Coronaria, Laboratorio de Hemodinámica, Servicio de Farmacia, Servicio de Archivo, Servicio de Gestión de Control y Unidad de Apoyo Estadístico del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.


 



Copyright © Comunidad de Madrid.