Hospital Ramon Cajal

Hospital Universitario Ramón y Cajal
Miércoles, 23 de octubre de 2019 Comunidad de Madrid

Secciones principales


Prensa



03/06/2019

La Unidad de Micropigmentación del Hospital Ramón y Cajal, tomada como ejemplo en Gijón


Hospital Universitario Ramón y Cajal
CENTRO DE REFERENCIA NACIONAL, FORMA ENFERMERAS DE HOSPITALES

La Unidad de Micropigmentación del Hospital Universitario Ramón y Cajal -perteneciente al servicio de Cirugía Plástica y Reparadora que dirige el Dr. Pablo Benito- ha sido tomada como ejemplo para la puesta en marcha de la nueva Unidad de Micropigmentación de Areola y Pezón en el Hospital de Cruz Roja de Gijón. Ha tratado a 2.500 pacientes y es el centro español con más personas tratadas en esta especialidad.

El pasado año, rotó por la Unidad la enfermera del Hospital de Cruz Roja de Gijón, Eva González, que durante una semana estuvo viendo y aprendiendo de los profesionales de la Unidad del hospital. Las encargadas de tutorizar la formación fueron las enfermeras: Olga Saceda, supervisora de la UCMA, y Azucena Marzo, enfermera de la Unidad, que el pasado 15 de marzo fueron invitadas a la puesta en marcha de la Unidad de Micropigmentación del Hospital de Cruz Roja de Gijón.

Se trata de la primera Unidad de micropigmentación de areola y pezón que se pone en marcha en Asturias y la segunda unidad de enfermería de este tipo en todo el país, después de la del Ramón y Cajal que es el único hospital de la red sanitaria pública española que dispone de una Unidad de Micropigmentación Mamaria.

Centro de referencia nacional
La Unidad de Micropigmentación del hospital ya ha tratado a 2.500 pacientes y es el centro español con más personas tratadas en esta especialidad. La micropigmentación de areola y pezón consiste en introducir pigmentos inorgánicos en la epidermis usando una pomada anestésica. Este pigmento emplea tonos marrones y rojizos que imitan el color de las areolas y buscan un resultado armónico con la piel de la paciente.

La idea de su creación partió de la necesidad de atender al creciente número de pacientes sometidas a reconstrucción mamaria como consecuencia de haber padecido un cáncer de mama. Dichas pacientes son reconstruidas, cada vez con más frecuencia, bien durante la intervención de mastectomía o bien con posterioridad. En ambos casos, el proceso de reconstrucción finaliza con la creación de un nuevo pezón y areola con el consiguiente beneficio -sobre todo psicológico- para la paciente.

La formación del personal de Enfermería ha sido clave para su exitoso funcionamiento. La Unidad está compuesta por las dos enfermeras especialistas, Olga Saceda y Azucena Marzo, que llevan a cabo el proceso de la micropigmentación, así como la organización y la gestión de la misma. Además de formar a la Enfermería de Asturias, han sido referencia para la Enfermería de otros hospitales madrileños como son el 12 de octubre, Getafe, La Paz y La Zarzuela.

La micropigmentación es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza entre la capa epidérmica y la dérmica de la piel. Por otro lado, los pigmentos utilizados son muy diferentes. Frente a las tintas de los tatuajes tradicionales, en la micropigmentación se emplean pigmentos inorgánicos de colores terciarios muy semejantes a los de la piel, que si bien pueden perder algo de intensidad con el tiempo, también se rediseñan con más facilidad llegado el caso.

Además, los colores nunca viran hacia tonos indeseados, como sí ocurre a menudo con los tatuajes. La paciente que va a ser micropigmentada se somete previamente a una prueba de tolerancia y después al necesario seguimiento sanitario. El objetivo de la micropigmentación no es decorativo ni artístico, sino corrector, y tiene como objetivo mitigar la sensación de pérdida de la paciente y mejorar su autoestima.

Galería de Imágenes

 



Copyright © Comunidad de Madrid.