Clásicos en verano



OTRAS EDICIONES:
2011
2010
2009
Comunidad de Madrid
Axivil Aljamía

Axivil Aljamía

Romances de moros y de Sefarad
Sobre la obra

Israel Paz, cantaor
Javier Paxariño, vientos
Jota Martínez, zanfona y percusiones
Felipe Sánchez Mascuñano, laúd, arreglos y dirección

Programa

Luys de Narváez ca. 1500-1550/60 Paseabase el rey moro (Romance)
  Tradición popular Me cautivaron los moros (Romance)
  Instrumental andalusí Nawa Sambar

Cancionero de Palacio Tres morillas (Canción)
Tradición popular Arbolera (Romance)
Instrumental sefardí Ensalada sefardí
Tradición sefardí La rosa enflorece (Petenera)
Tradición popular Lavaba la blanca niña (Romance)

Notas al programa

Desde el sonido puramente andalusí, pasando por influencias interpretativas y llegando a los romances de moros, durante siglos la presencia morisca en tierras de dominio cristiano, la música, igual que la arquitectura y otras artes mudéjares, debió marcar el estilo de instrumentistas, cantores y bailadores. Según documentos, tanto escritos como plásticos, el uso de instrumentos de una y otra cultura era indiscriminado lo que nos lleva a pensar que el contacto entre músicos cristianos y musulmanes fue real y fructífero. Se sabe que las comunidades moriscas habían hecho suyos algunos romances de moros que, aunque de origen cristiano, relatan con emotividad el drama de la pérdida de algunas plazas musulmanas.  

El canto y la forma de expresión de la música andalusí del Magreb  y del arte flamenco están indiscutiblemente emparentados.  Por eso hemos recurrido a la voz de un cantaor flamenco.  

El resultado es una aproximación a lo que debieron cantar durante mucho tiempo los moriscos hasta el momento de su expulsión.  

Por otra parte, para un español es maravilloso encontrarse con un romance cantado en Zamora, Murcia o Tarragona, lo podemos encontrar también en Grecia, Turquía, Bulgaria o Marruecos gracias a la tradición sefardí. Tal dispersión geográfica por fuerza tiene que producir gran diversidad tanto en la música como en el texto e, incluso, en la propia dicción del castellano.  

Hay que agradecer a los numerosos investigadores del patrimonio cultural sefardí la facilidad con que ahora podemos acceder a una gran cantidad de textos y partituras para, con ellas, recrear, con la máxima diversidad posible, un mundo, el sefardí, especialmente querido para cualquier español.  

En nuestro repertorio están presentes romances antiguos anteriores a la salida de los judíos de Sefarad (Lavaba la blanca niña, Me cautivaron los moros…). Y también hay otros que, obviamente, han sido creados posteriormente pero que mantienen absolutamente la esencia del “romance” (Durme durme o Yo m’enamorí d’un aire).  

Muchos de estos romances tiene el perfume de la música popular española y algunos, curiosamente, encajan con la métrica de algunos palos del cante flamenco, adquiriendo así un sabor atractivamente nuevo.  

Axivil  

En agosto de 1352 Juceff Axivil, judío de Borja, fue contratado para acompañar al Infante Juan de Aragón en un viaje entre Huesca y Zaragoza. Su misión era tocar la vihuela de péñola para entretener la jornada del pequeño infante.  

Desde que en 1998 lo fundaran Felipe Sánchez Mascuñano y Ángeles Burrel, en todos sus trabajos, Axivil se ha destacado por la originalidad de sus propuestas musicales. Tanto crítica como público han alabado su fidelidad histórica así como su fantasía interpretativa y su cercanía al público actual, consiguiendo frescura y  novedad en repertorios que durante muchos años han estado constreñidos por interpretaciones ranciamente escolásticas.  

Eligen siempre repertorios de épocas pasadas en los que, dentro del devenir musical europeo, sobresale de manera indiscutible el aire genuinamente hispánico:  

Axivil Criollo - En un salón de La Habana (Habaneras y contradanzas, 1830-1855) - Grabado con RTVE Música (2000).  

Axivil Castizo - Sarao Barroco (Tonos del siglo XVII) -  Grabado con el sello Música Antigua Aranjuez (2005).  

Axivil Goyesco- La música en tiempos del Motín de Aranjuez - Grabado con el sello  Música Antigua Aranjuez (2005). La Seguidilla Galante (con Pilar Jurado) - Grabado con RTVE Música (2004).  

Axivil Siglo XV - Música en la Corte de Isabel la Católica. Música en la Casa Real de Aragón.  

Axivil Aljamía con el cantaor flamenco PEDRO SANZ – Perfume Mudéjar – Grabado con el sello Pneuma (2008).  

Felipe Sánchez Mascuñano  

Especialista en instrumentos de cuerda pulsada –medievales, renacentistas, barrocos, clásicos-  Felipe Sánchez Mascuñano se destaca por profundizar en los ingredientes específicos de la música española que la han hecho, en todas las épocas, singular en el mundo. Su conocimiento de la música clásica, del flamenco y otras músicas populares, así como de la música andalusí, le han permitido ir más allá del rancio corsé de las pedagogías institucionales. Eso le ha valido el elogio de las más destacadas  autoridades en diversos campos de la música.  

Colabora en montajes teatrales con el Centro Dramático Nacional, el Centre Dramatic de la Generalitat de Catalunya, con Adolfo Marsillach, Xavier Albertí, etc.  

Ha grabado más de 50 CD entre los que destacan como solista Castrati en el romanticismo –junto a Tu Shi Chiao-, La música de Diego Pisador –junto a Miryam Vincent-, además de fundar y dirigir el grupo Axivil. Como Axivil Criollo ha grabado, con RTVE Música, En un Salón de La Habana, recogiendo de forma unánime críticas elogiosas y entusiastas (una de las piezas más votadas en el programa de RNE Clásicos Populares). Tras él llegaron Axivil Goyesco, Axivil Castizo, Axivil Siglo XV y, últimamente, Axivil Aljamía, con el cantaor Pedro Sanz.  

Es habitual su colaboración en trabajos cinematográficos como solista y asesor de diversas bandas sonoras. Destacan Baltasar el Castrado, Goya en Burdeos, Iberia, Lázaro de Tormes, Capitán Alatriste…  

Colabora con distintas formaciones camerísticas dando conciertos por todo el mundo.

 
 
Información de entradas

Buitrago del Lozoya
Patio de Armas del Castillo de Buitrago
3 de agosto a las 21:00 horas
Entrada 8 €
wai-aa
Madrid Ciudad Digital
copyright © Comunidad de Madrid