Clásicos en verano



OTRAS EDICIONES:
2011
2010
2009
Comunidad de Madrid
Capilla Renacentista

Capilla Renacentista

Música para la Sixtina
Sobre la obra

Sopranos
Mª Ángeles Jiménez
Lucía Caihuela
Rebeca Cardiel
Ainara Morant


Contraltos
Patricia Lazcano
Cristina Hernández
Uxía Delgado


Tenores
Eduardo Pulla
Juan Ignacio González
José María Pérez-Casas
José Ramón del Barrio


Bajos
Guillermo Molins
Wouter de Vylder
Víctor Fernández
Luis Ramos


Directora
Amaya Añúa Tejedor

Programa

I Orlando di Lasso
1532-1594
Prophetiae Sibyllarum

- Prólogo. Carmina Chromatico
- Sibylla Libyca
- Sybilla Persica
- Sibylla Delphica
- Sibylla Cimmeria
- Sibylla Sabia
- Sibylla Cumana
- Sibylla Hellespontica
- Sibylla Phrygia
- Sibylla Europaea
- SibyllaTiburtina
- Sibylla Erythraea
- Sibylla Agrippa
II Introito: Statuit ei Dominus
  Gregorio Allegri
1582-1652
Messe Vidi Turbam Magnam, a 5v

- Kyrie
- Gloria
- Credo
- Sanctus
- Benedictus
- Agnus Dei


Gregorio Allegri
1582-1652
Miserere Mei, Deus



Notas al programa

En 2012 se cumplen 500 años desde que el “divino” Miguel Ángel Buonarroti terminara de pintar las prodigiosas imágenes que decoran la bóveda de la Capilla Sixtina. Realizados entre 1508 y 1512 durante el pontificado de Julio II, los frescos del artista florentino nos dan una idea precisa de lo que un ser humano es capaz de alcanzar.

Es indudable que el gran músico flamenco Orlando di Lasso (1532-1594) visitó la Capilla Sixtina durante sus estancias en Roma. Aunque sus Prophetiae Sibyllarum son, en buena parte, deudoras del esquema propuesto por Pinturicchio en el cercano apartamento de los Borgia, no podemos negar que su música está mucho más próxima a las poderosas imágenes de las sibilas de Miguel Ángel, plenas del dinamismo y la humanidad que caracterizan la obra del compositor. También porque en ambas Sibilas encontramos de una forma nítida el genuino espíritu del Renacimiento, una fusión del paganismo clásico y el cristianismo, del clasicismo grecorromano y de la edad de oro espiritual que llega con el Mesías.

Esto último es lo que nos revelan las profecías de las sibilas, en cuyos textos, para subrayar su impronta clásica, discurre semioculta la célebre Bucólica IV de Virgilio, el poeta que inaugura el Renacimiento acompañando a Dante en su Divina Comedia.

Musas Sicélides, cosas un poco mayores cantemos. No a todos causan placer las florestas y bajos tarayes. Si es que a los bosques cantamos, que sean dignos de un cónsul. Vino por fin del poema de Cumas la edad culminante, larga cadena de siglos emerge en un nuevo comienzo; vuelve la Virgen de nuevo y de nuevo el imperio saturnio, ya descendencia novel desde el cielo elevado nos mandan. Tú al niño apenas nacido (con quien la raza de hierro comenzará a declinar, mientras surge la de oro doquiera), casta Lucina, socorre. Tu Apolo es ya quien gobierna…



Los antiguos oráculos sibilinos judíos fueron incorporados a la tradición cristiana ya desde el siglo III. En la Edad Media se hicieron célebres representaciones de los mismos, como el Canto de la Sibila, y en el Renacimiento se parafrasearon con libertad. El texto que utiliza Lasso (de un poeta anónimo o del propio Lasso) se compone de un prólogo y doce cantos, que se corresponden con las doce sibilas. El simbolismo esotérico y lo hermético, tan propios del Renacimiento (muy presentes, por ejemplo, en la bóveda de la Sixtina), se nos muestran en este número doce y en general en toda la pieza de Lasso, que comienza con un insólito prólogo (toda una declaración de intenciones) que contiene las doce notas de la escala cromática. Este cromatismo, tan exuberante como el que exhibe Miguel Ángel en sus sibilas (y en todos los frescos de la Capilla), se puede entender igualmente como la expresión de ese esoterismo, de lo secreto, del arcano que nos está siendo revelado a través de las intrepida ora de las sibilas, tal y como nos advierte el texto en su introducción. Por este motivo algunos consideran esta música como música reservata, por su carácter oscuro y reservado sólo a unos pocos conocedores. Además de esto, Lasso utiliza el cromatismo como un recurso más para ilustrar con detalle el texto, una de las características fundamentales de su obra. La música está al servicio de la palabra, y para ello, el compositor flamenco emplea todas las posibilidades expresivas de que dispone. Siguiendo la tradición del madrigal renacentista, transforma sus notas en verdadera “palabra pintada”: las palabras se convierten en imágenes y éstas en una música que, como mínimo, nos conmueve.

Publicadas en 1600 las Prophetiae Sybillarum fueron escritas por Orlando di Lasso en torno a 1560, cuando Miguel Ángel aún vivía. Constituyen una de las piezas más singulares de este gran músico y de una época, el Renacimiento, que produjo algunas de las creaciones artísticas más relevantes de la historia de la humanidad.

Eduardo Pulla Ortega



Decía Dostoievski que “la humanidad no puede vivir sin la belleza” y esta frase del famoso escritor queda patente en el conjunto místico que forma la Capilla Sixtina (construida en la época del papa Sixto IV, entre los años 1471 y 1484) no sólo por su arquitectura, decoración y pinturas al fresco, si no por otros elementos como la música y los músicos que la han rodeado, provocando una admiración universal que no ha dejado de crecer a lo largo de los tiempos.

La música siempre ha estado ligada a la actividad litúrgica, ceremonial y contemplativa de diferentes instituciones eclesiásticas (catedrales, iglesias, monasterios,…) siendo además los músicos, compositores y cantores relacionados con esta capilla y el pontificio vaticano los más envidiados por su cercanía a la figura papal y la celebración de las ceremonias más emblemáticas de la iglesia.

De entre los compositores e intérpretes célebres de música relacionados con la capilla a lo largo de su historia, es sin duda Gregorio Allegri aquél del que se conoce menos la música. Otros como Palestrina, han sido más reconocidos en su labor compositiva y de relación con la Sixtina, a pesar de ser más breve su paso por ella.

Pero ¿quién fue Gregorio Allegri? Nacido y muerto en Roma (1582-1652), fue un sacerdote que dedicó su vida a la interpretación y composición de música sacra, primero como niño cantor en la iglesia de San Luis de los Franceses (Roma) y tras su cambio de tesitura vocal (de soprano a tenor alto) como miembro de diversos coros, entre ellos el de la Capilla Papal, del que formó parte hasta su fallecimiento. Además de su faceta como cantante fue un destacado compositor, tanto de obras de estilo barroco temprano como de música polifónica en la más pura tradición renacentista, en la que se inscribe su célebre Miserere. Allegri había estudiado música con Giovanni Maria Nanino, íntimo amigo de Palestrina, por lo que hay un nexo de unión entre las obras de ambos.

Toda la obra conocida de Allegri, aparte de un volumen de Concertini publicado en 1619, está destinada a la Iglesia. Tras publicar un libro de motetes en 1619, Allegri proporcionará regularmente piezas de este tipo a los editores de antologías colectivas de la época hasta 1639. Estos pequeños motetes, cuyos efectivos varían de dos a cinco voces acompañadas de bajo continuo, están escritos en el estilo barroco que se llama "seconda prattica" o “stilo moderno”, por oposición a la "prima prattica" o “stilo antico”, que caracteriza el lenguaje musical que se impondrá también en la música sacra, culminada por grandes compositores italianos de la época como Claudio Monteverdi o Alessandro Grandi.

Para el servicio litúrgico de la capilla pontificia, en la que no se admiten instrumentos, ni siquiera el órgano, Allegri escribió varias misas para cinco, seis y ocho voces, himnos para las vísperas, Lamentaciones, para los oficios de la semana santa, y su famoso Miserere.

La misa Vidi turbam magnam escrita para seis voces se conserva en la colección de música impresa de la capilla pontificia (Fondo Capella Sistina de la biblioteca vaticana). Esta obra se presenta como un excelente ejemplo de la manera en que los músicos del siglo XVII interpretaban el "stile antico", dado que los modos antiguos tendían a desaparecer para dar lugar a tonalidades y formas compositivas más modernas. En esta misa el contrapunto se hace más discreto y el compositor prefiere jugar con los efectos puramente sonoros, con oposiciones entre las voces agudas y las graves, movimientos paralelos entre dos voces, contrastes entre "tutti" y pequeños grupos de dos o tres voces. En el marco tradicional de esta misa, dentro de la clase de misa polifónica, Allegri incorpora además muchos elementos que participan de la "seconda practica", sin abandonar la intención compositiva e interpretativa de la “prima practica”.

La capilla pontificia ha seguido cantando estas misas hasta finales del siglo XVIII, y sin duda las ha reutilizado a partir de 1815, fecha que marca el final del paréntesis napoleónico en Roma.

José Ramón del Barrio



Capilla Renacentista

La Capilla Renacentista es una agrupación vocal de cámara creada en 1999 por Mª Pilar Alvira, que la dirigió hasta 2007, año en que el grupo pasó a manos de Antonio Peces. En 2010 la dirigió Carlos Delgado y en la actualidad está dirigida por Amaya Añúa.

El repertorio lo conforman obras de los principales maestros del Renacimiento y del Barroco, junto a otros autores más desconocidos pero no menos apasionantes de estos periodos.

En la elaboración de los programas se busca la cohesión mediante la interpretación de monográficos, ya sea a través de la elección de obras completas de un único autor o mediante la selección de piezas sujetas a una temática concreta. En el proceso de elaboración de los programas se realiza una importante labor de investigación musicológica, de la que se da cuenta en unas notas al programa en las que se trata de acercar al público la particularidad cultural, histórica o musical que motiva, en cada caso, la elección del repertorio. Como ejemplo de los programas que se llevan a cabo podrían destacar El libro de Coro de Felipe el Hermoso y Juana de Castilla, La Generación del Emperador (música de la época de Carlos V), Cristóbal de Morales: Missa pro defuctis a5, Música Medieval para la Navidad, Domenico Scarlatti y Portugal, Palestrina y Guerrero: Imágenes de la Virgen, Sweet Stay a While: Canciones Inglesas en la época de Isabel I.

Si bien el repertorio está formado principalmente por obras “a cappella”, también se colabora de forma regular con la Orquesta de Cámara de la Universidad Complutense, (dirigida por Juan Mª Esteban del Pozo) en la realización de programas para Coro y Orquesta y, ocasionalmente, con otros instrumentistas, como Jesús Fernández Baena (tiorba). Así, se han interpretado obras de Purcell, Haendel, Bach, Buxtehude, Schubert y Fauré, entre otros.

La Capilla Renacentista tiene su sede en Madrid, aunque realiza conciertos en otras provincias y fuera de España, preferentemente en un entorno de interés cultural o, siempre que es posible, en un lugar ligado a la obra que se está interpretando: Real Monasterio de las Huelgas de Burgos, Real Monasterio de Santa Clara de Tordesillas, Palacio Real de la Granja de San Ildefonso, Capilla del Palacio Real del Pardo, Capilla del Palacio de Aranjuez, Basílica del Escorial (conciertos organizados por Patrimonio Nacional), Fundación Juan March, Iglesia de San Nicolás de Bari (Madrid), Monasterio de Los Jerónimos (Madrid), etc.

Ha realizado giras de conciertos en Irlanda (Dublín), Bélgica (Amberes, Bruselas), Alemania (Munich), Toscana (Florencia, Arezzo, Siena), Portugal (Lisboa, Évora, Elvas), Francia (Tours),… y participado en diversos ciclos y festivales, como Clásicos en Verano, Arte Sacro (CAM), Música en los Reales Sitios (Patrimonio Nacional), Festival de Música Antigua de Aranjuez, ciclo de conciertos organizados por Samamadrid (Sociedad de Amigos de la Música Antigua ), ciclos monográficos de la Fundación Juan March (retransmitidos por RNE). En el ámbito académico cabe destacar la participación en los Cursos de Dirección de Orquesta y Coro de la Universidad Complutense de Madrid y la colaboración con su Vicerrectorado de Extensión Universitaria en diversos proyectos.

Amaya Añúa Tejedor

Realiza sus estudios musicales en el País Vasco donde obtiene los títulos Profesional de Piano y Superiores de Lenguaje Musical, Canto y Dirección de Coros, consiguiendo en esta última especialidad Mención de Honor en el Conservatorio Superior de Música de San Sebastián. Durante su formación trabajó con profesores como Carmelo Bernaola, José Rada, Isabel Álvarez, Lucia Mewsen y Paul Hillier y en el campo de la dirección con Josep Prats, Juanjo Mena, Miguel Amantegui, Johan Duijck, Eric Ericsson y Laszlo Heltay.

En el año 1988 funda el Coro Infantil Udaberria y, en el año 1994, con el fin de dar continuidad a los miembros de dicha agrupación, el Coro Juvenil Psallite, siendo igualmente responsable de su formación vocal.

En 1991 el Coro Infantil Udaberria fue elegido para representar al País Vasco en la XI Edición de Europa Cantat. Desde su formación, participó como invitada en festivales celebrados en la República Checa, Alemania, Francia y Rusia. Cabe destacar, asimismo, sus actuaciones en el Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz de 1997, junto a Bobby McFerrin, y la interpretación de la Octava Sinfonía de Mahler (1999), junto a la Orquesta Sinfónica de Bilbao en el Palacio Euskalduna, bajo la dirección de Theo Alcántara. Con el Coro Juvenil Psallite, realizó diferentes estrenos de compositores contemporáneos como Uneak de Zuriñe Guerenabarrena y Muerte de un caballo de Iñaki Arregui. Igualmente participó en concursos y certámenes internacionales, consiguiendo en 1996 dos medallas de oro en las categorías juveniles de voces blancas y mixtas en el Concurso Internacional Mendelssohn-Bartholdy celebrado en Dautphetal (Alemania) y tres medallas de plata y una de oro en el Concurso Internacional de Riva del Garda (Italia) de 2001 en las mismas modalidades, en 2009.

Sus voces blancas participaron, junto con el Coro Infantil Udaberria, en los conciertos navideños celebrados en el Auditorio Nacional de Música de Madrid con la Orquesta del Principado de Asturias (1997), bajo la dirección de Maximiano Valdés, y con el Coro y Orquesta Sinfónica de RTVE (1999 y 2000), bajo la dirección de Enrique García Asensio.

Entre 1987 y 2002 forma parte de la Capilla Peñaflorida, formación vocal especializada en la interpretación de música renacentista y barroca, con la que realiza una intensa actividad concertística y escénica, habiendo trabajado con músicos de la talla de Christophe Coin, Eduardo López-Banzo, Josep Cabré y Fabio Biondi. Con dicha formación ha realizado grabaciones para los sellos RTVE, Elkar, Naxos, etc.

Entre 1992 y 1998 imparte clases de técnica vocal en la Universidad Carlos III de Madrid y entre 1997 y 2000, realiza la misma labor con el Coro de Musicología de la Universidad de Valladolid.

Ha sido profesora de Técnica Vocal y Técnica de Dirección en los cursos de Dirección Coral organizados por la Federación Aragonesa de Coros, Universidad Carlos III de Madrid, Federación Alavesa de Coros y en los Cursos de Verano de El Escorial organizados por la Universidad Complutense de Madrid. Igualmente ha sido directora en los organizados por el Cabildo de Tenerife, Universidad de Valladolid, Federación de Coros del País Vasco y Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

De 2001 a 2009, presta sus servicios en la Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria como directora del Coro Juvenil y del Coro Femenino, siendo igualmente responsable de la formación vocal de ambas formaciones. Cabe destacar la actuación que estas dos agrupaciones y la Joven Orquesta de Gran Canaria, ofrecieron en el Auditorio Nacional de Madrid en Junio de 2008.

Asimismo, desde el curso 2003-2004 y hasta septiembre de 2009, ha sido profesora de Dirección Coral y Coro del Conservatorio Superior de Música de Canarias favoreciendo e impulsando, junto con la faceta formativa, la difusión y estreno de obras de nueva creación de compositores canarios como Ave María de Víctor Landeira, Figúrate una fuente de Ernesto Mateo Cabrera, A dream de Ylenia Alvarez, Tríptico de Nisamar Díaz y un largo etcétera.

En mayo de 2006 fue nombrada Directora Titular del Coro de la Orquesta de Extremadura con el que realiza programas corales, Stabat Mater de Scarlatti dentro de la Semana de Música Antigua de Avilés de 2008, y sinfónico-corales como El Mesías (Haendel), Requiem (Fauré), Dixit Dominus (Haendel), Magnificat (Bach), Requiem (Mozart)…

Como directora de las diferentes formaciones corales mencionadas ha colaborado con diferentes Orquestas españolas tales como Sinfónica del Principado de Asturias, Sinfónica de Bilbao, Sinfónica de RTVE, Orquesta de Extremadura y Filarmónica de Gran Canaria, habiendo trabajado con los directores Maximiano Valdés, Juanjo Mena, Enrique G. Asensio, Adrian Leaper, Jesús Amigo, Pedro Halffter y Thomas Röesner.

En abril de 2010 colaboró en la producción de L’enfant et les sortilèges de Ravel como profesora invitada en la Escuela Superior de Canto de Madrid y, en el mes de febrero de 2011, realizó un programa también como directora invitada con el Coro de RTVE.

En la actualidad es Directora del Coro Microcosmos de la Facultad de Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid. Asimismo, desde septiembre de 2011 dirige la Capilla Renacentista de Madrid.

 
 
Información de entradas

Villaviciosa de Odón
Patio de Armas del Castillo de Villaviciosa
21 de julio a las 22:00 horas
Entrada libre hasta completar aforo

Zarzalejo
Iglesia de San Pedro Apóstol
28 de julio a las 20:00 horas
Entrada libre hasta completar aforo

wai-aa
Madrid Ciudad Digital
copyright © Comunidad de Madrid