Clásicos en verano



OTRAS EDICIONES:
2011
2010
2009
Comunidad de Madrid
Trío Arbós

Trío Arbós

Play it again
Sobre la obra

Miguel Borrego, violín
José Miguel Gómez, violoncello
Juan Carlos Garvayo, piano

Programa

I Kenji Bunch
1973
Slow Dance (1996)
Nikolai Kapustin
1937
Trio for flute, cello and piano (2006) * (Transcripción para trío con piano)
- Allegro molto
- Andante
- Allegro giocoso
II Joaquín Turina
1882-1949
Círculo, Op. 91
- Amanecer
- Mediodía
- Crepúsculo
Paul Schoenfield
1947
Cafe Music (1987)
- Allegro
- Andante moderato rubato
- Presto
* Estreno en España

Notas al programa

Kenji Bunch es uno de los compositores norteamericanos jóvenes más destacados. En su estilo musical opta por acercarse a la música tonal como una evolución natural: la vanguardia, tal como se estaba desarrollando, no podía, en su opinión, seguir adelante, estaba en un callejón sin salida y se imponía un retorno a la sencillez, quizá a la tonalidad, pero, es evidente, tras tantos años de vanguardia, que ese retorno a la tonalidad debía revestirse de auténtica modernidad. No son pocos los compositores actuales que consideran que, tras pasar por una época vanguardista más o menos larga, han “descubierto” realmente la tonalidad, una tonalidad que les resulta extrañamente nueva en muchos casos. Slow Dance empieza con un ambiente de cierta expectación, como si algo fuera a pasar. Esa sensación se desvanece de inmediato y las ideas brevísimas que se iban apuntando nos conducen a un despliegue melódico en el que impone, asimismo fugazmente, una efusión lírica que cede sin violencia al clima del principio. Al desarrollarse las ideas que han ido surgiendo terminan por unirse los dos episodios anteriores, destacándose el sencillo ritmo del inicio y la amplitud melódica del segundo. El final, sereno y plácido, recupera algo del misterio de los primeros momentos de esta obra.

El pianista y compositor ucraniano Nikolai Kapustin estudió en el Conservatorio de Moscú, destacando, de entre sus más influyentes maestros, la figura de Alexander B. Goldenweiser. Su estilo de composición es una mezcla del arte musical clásico y posclásico europeo con los modernos idiomas del jazz y el rock, con un fuerte componente improvisatorio. Su escritura pianística es muy brillante y natural. Kapustin menciona al pianista de jazz canadiense Oscar Peterson como una influencia clave en su pensamiento musical. Su carrera como pianista ha sido muy exitosa, tanto solo como con su quinteto de jazz y otras agrupaciones. Destacan entre sus obras aquellas dedicadas al piano, instrumento al que otorga siempre una parte fundamental cuando se combina con otros, como es el caso de este Trio for flute…, aquí en la versión para trío con piano realizada por el propio compositor. La obra se estructura en tres movimientos, que siguen fielmente la tradición formal: Allegro molto, Andante y Allegro giocoso.

Joaquín Turina mezcló sabiamente en su música de cámara sus más altas dosis de inspiración española con una técnica compositiva rigurosamente europea, logrando una tan admirable como difícil síntesis de lo popular y lo culto que sólo puede darse en quien ha bebido por igual de ambas fuentes. Otorga Turina carácter prioritario a las combinaciones camerísticas más cercanas a la tradición clásica y romántica, lo que contrasta con los otros tres grandes compositores españoles de comienzos del siglo XX (Albéniz, Granados y Falla). Así, escribe Turina tres obras para trío con piano, aparte de su Trío en fa, obra de juventud, entre ellas este Círculo, concluido en 1936, que no es otra cosa que una original sucesión de tres movimientos (Amanecer, Mediodía y Crepúsculo), en los que el ciclo solar sirve de apoyo a una música igualmente cíclica en el tratamiento de su material.

Termina el recital con Cafe Music, de Paul Schoenfield, obra favorita del público desde su estreno en 1987. Se inicia con un ragtime a un trepidante ritmo jazzístico que provoca que al oyente, quiera o no, se le vayan los pies. Sorprende en más de un momento la presencia de algún que otro episodio contrapuntístico pero siempre se vuelve al ragtime, fluyendo todo con gran rapidez como si de auténtico jazz se tratara. Curioso que según nos acercamos al final éste no parezca querer llegar aunque parezca inminente. Tal expectativa asegura una conclusión brillante. El segundo movimiento es mucho más lento, casi al modo de una sencilla canción con aires de blues y spiritual claramente emparentada con el tema principal del movimiento precedente aunque en ocasiones parezca una simple canción sentimental, tierna y un punto nostálgica. El tercer y último movimiento es todavía más trepidante que el ragtime del principio, en algunas ocasiones a medio camino entre la improvisación jazzística y una tocata, si bien no faltan momentos de cierta efusión melódica. Escritura muy exigente y brillante con los tres instrumentos empleándose a fondo.

Trío Arbós

El Trío Arbós, formado por Miguel Borrego, violín; José Miguel Gómez, violoncello y Juan Carlos Garvayo, piano, se fundó en Madrid en 1996, tomando el nombre del célebre director, violinista y compositor español Enrique Fernández Arbós (1863-1939). En la actualidad es uno de los grupos de cámara más prestigiosos del panorama musical español.

Su repertorio abarca desde las obras maestras del clasicismo y el romanticismo (integrales de Mozart, Beethoven, Schubert, Mendelssohn, Schumann, etc.) hasta la música de nuestro tiempo. Desde su formación en 1996, uno de los principales objetivos del Trío Arbós ha sido la contribución al enriquecimiento de la literatura para trío con piano a través del encargo de nuevas obras. Compositores de la talla de Luis de Pablo, Tomás Marco, Mauricio Sotelo, Jesús Torres, Bernhard Gander, José Luis Turina, José María Sánchez Verdú, César Camarero, José Manuel López López, Hilda Paredes, Aureliano Cattaneo, Pilar Jurado, Gabriel Erkoreka, Marisa Manchado, Miguel Gálvez Taroncher, Harry Hewitt, Roberto Sierra, Marilyn Shrude, Jorge E. López y German Cáceres, entre otros, han escrito obras para el Trío Arbós.

El Trío Arbós actúa con regularidad en las principales salas y festivales internacionales a lo largo de más de 30 países: Konzerthaus de Viena, Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, Academia Sibelius de Helsinki, Wittener Tage für neue Kammermusik, Teatro Colón de Buenos Aires, Auditorio Nacional de Madrid, Festival de Kuhmo, Festival Time of Music de Viitasaari, Nuova Consonanza de Roma, Festival de Ryedale, Quincena Musical Donostiarra, Festival Internacional de Música Contemporánea de Alicante, Festival Internacional de Granada, etc.

El Trío Arbós ha realizado grabaciones para los sellos Naxos, Kairos, Col Legno, Verso, Ensayo y Fundación Autor, dedicadas a Joaquín Turina, Jesús Torres, César Camarero, Luis de Pablo, Mauricio Sotelo, Roberto Sierra, y otros muchos compositores españoles e iberoamericanos. Recientemente ha grabado el triple concierto Duración invisible de César Camarero con la Orquesta Nacional de España, dirigida por Peter Hirsch.

Desde la temporada 2005/06 el Trío Arbós se estableció como conjunto en residencia del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. Su proyecto Triple Zone, para la ampliación y difusión de la literatura para trío con piano, ha sido patrocinado por la Ernst von Siemens Musikstiftung.

Actualmente colabora con la Fundación BBVA en un proyecto de encargos internacionales a los compositores Georges Aperghis, Ivan Fedele, Toshio Hosokawa y Beat Furrer.

 
 
Información de entradas

Madrid
Fundación Olivar de Castillejo
2 de julio a las 20:30 horas
Entrada 5 €
wai-aa
Madrid Ciudad Digital
copyright © Comunidad de Madrid