Portal Ciudadano
Comunidad de Madrid
Portal Ciudadano
Comunidad de Madrid

Spanish Brass Luur Metalls

¡25 AÑOS!

  • INTÉRPRETES
  • Spanish Brass Luur Metalls:
  • Carlos Benetó Grau, trompeta
  • Juanjo Serna Salvador, trompeta
  • Manuel Pérez Ortega, trompa
  • Inda Bonet Manrique, trombón
  • Sergio Finca Quirós, tuba

PROGRAMA

I.
Louis-Claude Daquin
(1694-1772)
 

Le Coucou 1

Johann Sebastian Bach
(1685-1750)
 

Preludio y Fuga en Do menor,BWV 549 2

Giuseppe Verdi
(1813-1901)
 

Obertura, de La forza del destino 3

Tomás Bretón
(1850-1923)
 

Seguidillas de La verbena de la Paloma 3

Enrique Granados
(1867-1916)
 

Andaluza (Danza española nº 5) 4

Gerónimo Giménez
(1852-1923)
 

Intermedio de La boda de Luis Alonso 5

II.    
Jesús Santandreu
(1970)
 

Lo desencant del valencià

Nino Rota
(1911-1979)
 

La Fogaraccia 3

Emmanuel Chabrier
(1841-1894)
 

España 6

Igor Stravinski
(1882-1971)
 

Marche Royale 3

Johann Strauss
(1825-1899)
 

Tritsch-tratsch Polka 7

Ramon Cardo
(1962)
 

Pentabrass

Pascual Piqueras
(1973)
 

de Cai

Lee Morgan
(1938-1972)
 

The Sidewinder 8

1 Arreglo de Thierry Caens
2 Arreglo de T. Thibault
3 Arreglo de Carlos Benetó
4 Arreglo de Maxi Santos
5 Arreglo de Francisco Zacarés
6 Arreglo de F. Frackenpohl
7 Arreglo de A. Ligotti
8 Arreglo de Jesús Santandreu

NOTAS AL PROGRAMA

Le coucou (El cuco), de  Louis-Claude Daquin, es una suite compuesta originalmente para clavecín, en 1735, y que forma parte de Pièces de clavecin, Troisième Livre. El arreglo que aquí se presenta está realizado por el trompetista francés Thierry Caens.

Preludio y fuga en Do menor, BWV 549, es una pieza de órgano del compositor alemán Johann Sebastian Bach. Se presume que la pieza fue compuesta cuando Bach era organista en Arnstadt. El arreglo para quinteto de metales está realizado por el tuba francés Thierry Thibault.

La forza del destino es una ópera de Giuseppe Verdi. El libreto fue escrito por Francesco Maria Piave, basado en el drama castellano Don Álvaro o La Fuerza del sino (1835), de Ángel de Saavedra, duque de Rivas, con una escena adaptada de la obra Wallensteins Lager, de Friedrich von Schiller.

Fue estrenada en el Teatro Imperial de San Petersburgo el 10 de noviembre de 1862. Tras diversas revisiones, Verdi hizo otra versión, con adiciones del libretista Antonio Ghislanzoni, que se estrenó en La Scala de Milán el 27 de febrero de 1869. Esta última versión se ha convertido en la versión que habitualmente se representa.

El arreglo para quinteto de metales de la Obertura que aquí se interpreta es del trompetista Carlos Benetó.

La verbena de Paloma, zarzuela con libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón, se estrenó el 17 de febrero del año 1894 en el desaparecido Teatro Apolo de Madrid. Subtitulada El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos.

Pertenece al llamado “género chico” y se estructura en un solo acto, dividido en tres cuadros de una duración no demasiado larga. Sus entrañables personajes nos son muy próximos y restauraron un Madrid hoy poco existente pero que perdura en el pueblo y también en las memorias. La pintura de costumbres, aunque sea un documento, continúa exultando de color cada vez que reaparece. Aquí el 14 de agosto se ha hecho decididamente inolvidable.
El arreglo musical de estas imperecederas Seguidillas se debe también al trompetista del grupo, Carlos Benetó.

Enrique Granados está aquí presente con su Andaluza, quinta pieza de la colección denominada Danzas Españolas, compuesta por 12 números breves escritos entre 1892 y 1901, cuya publicación en París llamó poderosamente la atención de compositores tales como Saint-Saëns y Grieg.

El conjunto se caracteriza por la diversidad de tonos y la riqueza cromática, aunque estilísticamente prevalezca un sentimiento aún plenamente romántico impregnado de gran vena popular.

Andaluza (o Playera) es un “andantino quasi allegretto” en 6/8. Se ha convertido en la más popular de todas las piezas de la colección. La guitarra influye y renueva la técnica pianística de la música española. La pieza está dedicada a Alfredo G. Faria. El arreglo que aquí se presenta es de Maxi Santos.

La boda de Luis Alonso, original de Javier de Burgos y estrenada en La Zarzuela en 1897, recrea el ambiente gaditano del barrio de El Puerto de Tierra. Se inicia con unos compases de danza que son seguidos por unas “boleras”, imitación de las del siglo XVIII, que llevan una serie de temas con ritmos diferentes, sucediéndose sin descanso en esta partitura tan rica de color.

Luis Alonso, el maestro de baile más famoso de Cádiz, contrae matrimonio, lo que da lugar a una pieza que, bailada, ha recorrido hoy por hoy el mundo entero. La presente versión es un arreglo de Francisco Zacarés.

Hoy se nos presenta una deliciosa joyita, producto del inmenso talento de nuestro querido amigo Jesús Santandreu, aunado con el ya legendario buen hacer del grupo español de cámara con más prestigio del panorama internacional, Spanish Brass Luur Metalls: Lo desencant del valencià. Sin duda, otra en principio paradójica apelación al buen humor en tiempos difíciles.

Y es que esta obra maestra, pequeña solo en duración, no hace sino traernos muchas imágenes al recuerdo, imágenes de plena actualidad que no podemos desconocer. El material temático principal, así como la estructura formal, son las del pasodoble que hizo inmortal al maestro Pedro Sosa, Lo cant del valencià. Pero Santandreu sabe elaborar de manera magistral estos materiales temáticos y formales, dotando a su obra de una seriedad y una profundidad que reflejan la alarmante situación en la que se encuentra la realidad valenciana, en absoluto fácil, para nada acariciadora de conciencias ni oídos.
Pero enseguida, podemos escuchar sin sonar en absoluto forzada, al igual que el resto de las citas que irán apareciendo, la cabeza del tema principal de la banda sonora de Star Wars, de John Williams. Curiosa descripción, que contrasta con el carácter preocupante y grave de la música, con una situación política en que todo han sido fastos imperiales y altísimas ambiciones. Ambiciones que, muchas veces, nos recuerdan las de los jefes de un campamento zíngaro de opereta, injusto y decimonónico estereotipo, pero que está utilizado con una brillante expresividad descriptiva. El valenciano canta su vida, su amor, sus anhelos, entre los escandalosos acompañamientos zíngaros, entre odas al folklore autóctono, al himno de la Comunidad (ofrenant noves glòries a Espanya) que esos jefes zíngaros  tanto han promocionado, tal vez deseando dotar a su gente del adecuado contenido intelectual. Cuando cesa su canto el valenciano, se escucha un suspiro de los jefes. “Si yo fuera rico… podría hundir las finanzas valencianas”. Y, de vez en cuando, cabalgan las valkirias, orondas y mal encaradas amazonas quienes, blandiendo sus espadas, amenazan con no dejar títere con cabeza.

¿Cómo puede acabar todo esto? Tanta repetición de los más tristes y manidos tópicos, sólo puede ser a manera de caricatura, como en unos dibujos animados, grotesca, inútil, vergonzosamente. Los tres mosqueperros. ¿A quién nos estaremos refiriendo? Aunque el viejo Fellini y su amigo Nino Rota, de tantos modos tan nuestros, nos recuerden con su Amarcord que “qui paga, mana, i tots a callar”.

Sí, hablábamos del humorismo aplicado a la desolación.  Y, demonios, mejor sea así. Las calles se llenan de voces, unas veces golpeadas y otras silenciadas, cada vez más sonoras, que a punto están de empezar a dejar de entonar “lo desencant del  valencià” y comenzar con “El crit del palleter”. (Jesús Díez Aranda, Músico y escritor)

Nino Rota fue un extraordinario y prolífico compositor italiano conocido por sus bandas sonoras, fundamentalmente de las películas de Federico Fellini. Él también compuso lla música para los dos primeros films de la trilogía de El Padrino de Francis Ford Coppola, por la que recibió el Óscar a la Mejor Composición Original en 1974.
Aquí se presenta un arreglo realizado por el trompetista de Spanish Brass, Carlos Benetó, de una de las obras más conocidas de Rota, La fogaraccia. Este tema apareció en la banda sonora de la película Amarcord, rodada por Fellini en 1973.

En 1882, Chabrier visitó España y, tras esta visita, compuso su obra más famosa, España (1883-4), una rapsodia para orquesta, mezcla de aires populares que él había oído durante su estancia en el país y de su propia imaginación.

Según su amigo Duparc, esta composición para orquesta demostraba un estilo individual que no había sido influido por nadie.

Chabrier fue muy admirado por otros compositores como Stravinsky, quien aludió a España en su ballet Petrushka.

L'histoire du soldat, traducida del original en francés literalmente como Historia de un soldado y comúnmente conocida como La historia del soldado, es una obra de Ígor Stravinski, compuesta en 1917, a partir de un texto de su amigo Charles Ferdinand Ramuz para tres actores (el soldado, el diablo y la princesa) y siete instrumentos (violín, contrabajo, fagot, corneta, trombón, clarinete y percusión).

Si bien se estrenó en un primer momento en 1918 en Lausana (Suiza), debido a la "gripe española", su estreno definitivo se pospuso hasta 1924.

El argumento, de inspiración faustiana, está basado en un cuento popular ruso. Narra la historia de un soldado: José que, de regreso a casa, se encuentra con el diablo que le engaña para que le cambie su violín (aquí sustituido por la trompeta) -que representa su alma- a cambio de un libro que tiene la virtud de predecir el futuro. El joven se queda, a instancias del diablo, tres días con él para enseñarle a tocar el instrumento, pero cuando regresa a su pueblo ve desolado que realmente lo que han pasado son tres años y que ya nadie se acuerda de él, ni siquiera su madre ni su novia que se ha casado con otro.

Triste y abatido se retira y amasa una gran fortuna merced a los poderes del libro. Sin embargo el soldado descubre que el dinero no le hace feliz, así que sale en busca del diablo al que le ofrece jugarse su fortuna contra él en una partida de cartas. El diablo gana una vez más y, en su alegría desmedida, José aprovecha para robarle la trompeta. Ha oído que la hija del rey está enferma y que éste la casará con quien la cure. José lo logra por medio de su trompeta y se casa con ella. Sin embargo no podrán salir del reino ya que si así lo hacen el diablo se llevará a José al infierno.

Más tarde el diablo aprovechando que han traspasado los límites del reino -ya que la princesa solicita a José que le muestre su vieja casa- lo atrapa y se lo lleva al infierno.

Esta obra pertenece al período estético primitivo o ruso. Se puede ver reflejado por la aparición del folclore ruso, pero tiene un toque de neoclasicismo, dentro de la vida de Ígor Stravinsky, pues la orquesta aparenta ser más de cámara que la orquesta que utilizó originalmente para sus tres primeras grandes obras, El pájaro de fuego, Petruska y, por último, La consagración de la primavera.

La primera suite que Stravinsky preparó en 1919 se arregló para clarinete, violín y piano. Posee cinco tiempos: Marche du soldat (La marcha del soldado), Le violon du soldat (El violín del soldado), Petit concert (Pequeño concierto), Tango / Valse / Ragtime (Tango /Vals /Ragtime) y Danse du diable (Baile del diablo)

La suite que guarda la orquestación original, extraída en 1920, es de nueve números y dura alrededor de 25 minutos: Marche du soldat (Marcha del soldado), Musique pour la scène 1 (Música para la escena 1), Musique pour la scène 2 (Música para la escena 2), Marche royale (Marcha real), Petit concert (Pequeño concierto), Tango / Valse / Ragtime (Tango /Vals /Ragtime), Danse du diable (Baile del diablo), Petit chorale / Grand chorale (Pequeña y Gran coral) y Marche triomphale du diable (Marcha triunfal del diablo).

La pieza está adaptada para el grupo de metales por Carlos Benetó.

 

Tritsch-Tratsch-Polka, Op. 214 (también conocida como Trish Trash Polka) es una polca escrita por Johann Strauss (hijo) en la tonalidad La Mayor en 1858, después de una exitosa gira por Rusia durante la temporada de conciertos estivales en el palacio Pávlovsk, cerca de San Petersburgo.

El título puede ser interpretado como «chit-chat» y puede referirse a la pasión de los habitantes de la ciudad de Viena por los cotilleos. Strauss también pudo haberse referido al burlesque de un único acto Der Tritsch-Tratsch (con música de Adolf Sr. Müller) del famoso dramaturgo y actor austriaco Johann Nepomuk Nestroy, que se estrenó en 1833 y que, en la época en la que esta polca fue escrita, todavía estaba en el repertorio de las orquestas. Muchos señalan que el título también puede hacer referencia al caniche de su primera esposa (Henrietta Treffz), también llamado Tritsch-Tratsch, pero esta etimología no está probada.

La pieza es alegre y de gran espíritu, como muchas de las polcas de Strauss. El arreglo es de A, Ligotti.

Pentabrass, de Ramon Cardo, es una pieza de formato pequeño escrita originalmente para quinteto de metales y está pensada en clave de jazz dentro del estilo Hard-Bop.

Se perciben algunas influencias Monkianas en la forma de distribuir los acordes y también podemos apreciar claros pasajes que nos recuerdan al Bop más característico de Parker.
Está escrita dentro de la forma Rythem Changes con algunas sustituciones de acordes esporádicas y está pensada para destacar, en diferentes puntos de la pieza, cada uno de los instrumentos que componen el quinteto de metales, con un tutti hacia el final caracterizado por un soberbio unísono que posteriormente se abre en armonía.

Todos estos elementos hacen que la pieza tome un carácter de exhibición sin llegar en ningún momento a alcanzar cotas de dificultad extremas.

Inspirada básicamente sobre el ritmo de “tangos flamencos”, de Cai, de Pascual Piqueras, intenta llevar a una de las formaciones de cámara más versátiles, la del quinteto de metales, hacia la música de mayor proyección y transcendencia que tiene en estos momentos la cultura española, el flamenco.

La obra está concebida originalmente para esta formación, pero pronto fue demandada para formaciones de otra índole,  quizá por su melodía pegadiza, quizá por la alternancia de distintos ritmos que denotan los tiempos de fusión en los que vive la música popular, el caso es que de Cai, utilizando términos gastronómicos, deja buen sabor de boca, y eso es precisamente lo que su autor pretendía con esta obra, sin más pretensiones, que el público lo pase bien. Por cierto, para el que no lo sepa, “de Cai” significa de Cádiz. (Pascual Piqueras Cabanillas).

El trompetista Lee Morgan (1938-1972) está considerado el máximo representante del hard bop. Su trayectoria incluye la colaboración con los más señeros nombres de la época: Dizzy Gillespie, John Coltrane, Art Blakey, Wayne Shorter, etc. En 1963 graba el disco The Sidewinder, uno de los más vendidos de Blue Note y de la historia del jazz. Se convierte, a su vez, en el origen del soul jazz, especialmente, el tema que da nom¬bre al disco, The Sidewinder, un tema eléctrico y poderoso en el que la trompeta de Morgan se alza soberana sobre un entramado rítmico complejo y atractivo. La leyenda “canalla” de Morgan se hace definitiva cuando su esposa le dispara en 1972 al encontrarle en el camerino con otra mujer. La versión de Jesús Santandreu para Spanish Brass de este clásico del jazz tiene un curioso peso en la tuba, que acoge casi todo el entramado rítmico del piano original y se convierte en un motor de la versión, así como en un auténtico desafío para el intérprete.

SPANISH BRASS LUUR METALLS

Con una trayectoria de 25 años en el mundo de la música de cámara, Spanish Brass Luur Metalls es uno de los quintetos más dinámicos y consolidados del panorama musical español. Además de haber participado en algunos de los festivales más importantes de música y de realizar giras por todo el mundo, ha tocado en la Gala de los Premios Príncipe de Asturias en 1995, han grabado la música de la obra teatral La Fundación, de Buero Vallejo, para el Centro Dramático Nacional y la banda sonora de la película Descongélate, de Félix Sabroso, para la productora El Deseo. Ha publicado dieciocho trabajos discográficos, entre ellos un DVD-CD y un doble CD recopilatorio, que muestran sus múltiples facetas: Luur-Metalls Spanish Brass Quintet (1996), No Comment  (1998), La Escalera de Jacob (2000), SPANISH BRASS Luur Metalls & Friends (2001), Delicatessen (2002), Caminos de España (2003), Absolute con Christian Lindberg y Ole E. Antonsen (2004), Gaudí’um (2005), Metàl.lics  (2006), Retaule de Nadal con el Orfeó Valencià Navarro Reverter (2006), SBALZ Brass Ensemble (2007), Brass and Wines con Steven Mead (2008) y Brassiana con Lluís Vidal Trio (2008), The Best of Spanish Brass (2009), SBLM (2009), Tell me a Brass Story (2012) , viBRASSions (2012) y Metalls d’Estil con Pep “Botifarra” (2013).

Paralelamente a la actividad de conciertos, SBLM organiza tres festivales dedicados a los instrumentos de metal de carácter internacional: el Festival Spanish Brass Alzira (www.sbalz.com), Brassurround (www.brassurround.com) y el Rafelmetall (www.rafelmetall.com), donde se reúnen cada año destacados solistas internacionales, grupos y profesores de metal de mayor prestigio internacional.

Spanish Brass Luur Metalls son profesores de Berklee College of Music, en Valencia, y de la Universidad Europea, de Madrid.

El grupo está patrocinado por Buffet Group y toca con trompetas B&S, trompa Hans Hoyer, trombón Courtois y tuba Melton. Además, recibe apoyo de la Generalitat Valenciana y del Ministerio de Cultura-INAEM.

www.spanishbrass.com

Información práctica

  • PELAYOS DE LA PRESA
  • Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias
  • 18 de julio - 22:00 h.
  • Entrada libre hasta completar aforo