Comunidad de Madrid Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid
Comunidad de Madrid

Iván Siso Calvo + Rosalía Gómez Lasheras

Recital para violonchelo y piano.

  • Duración aprox: 60'

INTÉRPRETES

Iván Siso Calvo – violonchelo.
Rosalía Gómez Lasheras – piano.

PROGRAMA

Siete variaciones para violoncello y piano en Mi bemol Mayor sobre “Bei Männern welche Liebe fühlen” WoO 46
L.v. Beethoven


Sonata para violoncello y piano L. 135
C. Debussy

       I. Prologue: Lent, sostenuto e molto risoluto
       II. Sérénade: Modérément animé
       III. Finale: Animé, léger et nerveux

Sonata para violoncello y piano en Fa mayor nº2 op.99
J. Brahms

       I. Allegro vivace
       II. Adagio affettuoso
       III. Allegro passionato
       IV. Allegro molto



NOTAS AL PROGRAMA

Siete variaciones sobre el dueto «BEI MÄNNERN, WELCHE LIEBE FÜHLEN», de la ópera “La flauta mágica” W.A. Mozart.

Beethoven fue también un maestro de las variaciones, llegando a componer un total de 21 series, la mayoría a propósito de aires y canciones populares y de óperas de autores como Paisiello, Salieri, Handel y el citado Mozart.

Beethoven hace de estas siete variaciones para violoncello y piano la serie más interesante de las originadas en un tema de ópera, en 1801, poco después de que La Flauta mágica fuese representada en el Hoftheater de Viena. Es posible que asistiese a la ópera y que eso le animase a volver sobre ella, pero no necesario, porque su música impregnaba el aire de la ciudad desde que se había estrenado, diez años atrás, dos meses antes de la muerte de su autor.

La elección de piano y violoncelo, resulta especialmente adecuada para ese dúo en el que las dos partes proclaman las virtudes del amor conyugal, aunque también es cierto que ese era un formato en el que Beethoven estuvo siempre interesado, habiendo compuesto ya dos sonatas para piano y violoncelo cuando escribió estas variaciones. Y tampoco es imposible que fuese al revés y eligiese la pieza pensando en esos instrumentos, hipótesis que disgustará mucho a los que prefieren pensar que Beethoven, con 31 años y ansioso de amor, se identificaba con Papageno.

Las variaciones recorren distintos estados de ánimo pasando a la vez de un siglo al otro, del ritmo de los bailes cortesanos del XVIII al romanticismo del XIX, sobre todo en la cuarta y sexta variación.

Sonata en Re menor para violoncello y piano L144, Claude Debussy.

Jacques Durand, que jugó un papel tan importante como editor e impulsor de la música francesa de finales del XIX y comienzos del XX, fue quien animó a Debussy, en los últimos años de su vida, a componer un ciclo de seis sonatas para dúos con piano, con un tema conductor muy apropiado: rendir homenaje a los músicos franceses del siglo XVIII. Debussy ya había mostrado una empatía natural con Rameau y, en general, con los maestros franceses del Barroco cuando, en sus Estudios para piano, deja constancia de que debe volverse a los “viejos clavecinistas. Todo este conjunto de obras pueden considerarse más como neoclásicas o neobarrocas que impresionistas, pues respetan a rajatabla las estructuras en dos o tres partes, con desarrollos sencillos, la limpieza y claridad armónica sin por ello perder la noción de polaridad, y la búsqueda de timbres que recuerdan a laúdes, clavicordios y otros instrumentos de época.

En esa colección comenzada pero no concluida de seis sonatas para diversos instrumentos, la primera fue la Sonata para violonchelo y piano en Re menor. Debussy la compuso en apenas dos meses durante el verano de 1915 y fue estrenada en marzo de 1916.

A diferencia de otras sonatas de este ciclo, aquí el piano acompaña al solista y su papel es mucho más discreto. En palabras del propio Debussy “no debe luchar contra el violonchelo”.

El homenaje al siglo XVIII francés es patente desde el “Prólogo” de la sonata, con su ritmo de obertura a la francesa. Estamos ante una sonata cíclica, ya que el tema inicial aparece en el resto de los movimientos. El segundo movimiento recuerda a otras obras de cámara tanto de Debussy como de Ravel, con los pizzicati del violonchelo evocando una sonoridad de guitarra o mandolina, obsesión de los poemas simbolistas. Y también mantiene un ritmo con puntillo, aunque aquí no es el de obertura a la francesa sino el de habanera, antes del “Finale”, que se ha relacionado con la vena ibérica de Debussy, magistralmente reflejada en algunos de sus Preludios para piano y también en su Iberia.

Sonata n° 2 en fa mayor op. 99 para violoncello y piano Johannes Brahms.

Esta sonata la compone el gran compositor alemán casi contemporáneamente a la Sonata para violín n° 3 y el Trío con piano nº 3 a orillas del lago suizo de Thun en 1887. Se suele estimar que está realizada con un arte más acabado que su hermana (la sonata nº1 en mi menor), siendo más propensa a la retórica que a la comunicación más apasionada.

De ella sobresale el Adagio affetuoso, un lied de estructura ternaria construido a partir de los bosquejos pensados en un principio para la Sonata n° 1. Es un movimiento plenamente brahmsiano, que se aleja del carácter más beethoveniano del Allegro vivace de apertura.

El primer movimiento es enérgico y se abre con una figura casi declamatoria de poderosa rítmica, próxima a la de la Sonata en fa sostenido menor de Schumann. Como en el correspondiente de su hermana de 1865, son tres los temas que lo pueblan. Tras el impetuoso motivo comentado, aparece (en el compás 34) una segunda idea de carácter casi heroico, seguida de una tercera en semicorcheas descendentes.

El 6/8 dota de un aire de nocturno al Scherzo, un Allegro passionato, que es móvil y nervioso, lleno de notas a contratiempo y de espíritu muy cercano al del Finale de la Sinfonía n° 3. El Trío, marcado dolce ed espressivo, es un punto de inflexión lírica con su aspecto de cantilena a lo Schubert.

El tema principal del Allegro conclusivo, en forma de rondó, emparenta con la canción Wir hatten gebauet ein stattliches Haus, con su jocunda reminiscencia de su Obertura Académica. Después de ese arranque en clave popular, aparece una primera idea secundaria, de aire marcial, seguida, tras la repetición del tema base, de otra, más melódica.

Esta Sonata fue dedicada al chelista Hausmann, que la estrenó en Viena el 24 de noviembre de 1886, con el compositor al piano.


IVÁN SISO CALVO

Nacido en A Coruña, comienza a tocar el violoncello en el Conservatorio de música profesional de Vilalba con los profesores Xulia Nogueira y Xan Carballal. Posteriormente, estudia con Barbara Switalska en la Escola de Altos Estudos Musicais de Galicia.

En el año 2013 se gradúa en el Conservatorio Superior de Música del País Vasco- Musikene, bajo la tutela de los maestros Asier Polo y María Casado. En 2015 obtiene el “Master in Musical Performance” con el maestro Enrico Dindo en el Conservatorio della Svizzera Italiana en Lugano, Suiza.

Ha recibido consejo de violoncellistas como Maria Kliegel, Michael Sanderling, Julian Steckel o Torleif Thedéen. En el ámbito de la música de cámara ha sido influenciado por músicos como Andoni Mercero, Benedicte Palko, David Quiggle, Heime Müller, Simone Bernardini y los miembros del cuartetos Casals, del Kuss Quartet y del Quartetto di Cremona.

Ha sido miembro de la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia (OJSG) y de la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE). Ha tocado y colabora con orquestas como la Orquesta Nacional de España (ONE), la Orquesta de la Radio y Televisión Española (ORTVE), la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG), la Real Filharmonía de Galicia (RFG), la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Orchestra della Svizzera Italiana (OSI).

Durante los cursos académicos de 2011/12 y 2013/14 ha sido beneficiario de la beca de la Fundacion BBVA.

En la actualidad es profesor asistente de violoncello y de música de cámara en la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid.


ROSALÍA GÓMEZ LASHERAS

Nacida en Santiago de Compostela en 1994, Rosalía comienza su formación pianística a los 5 años con Alexander Gold y María José Cerviño. En 2011, tras recibir el Premio Extraordinario del Conservatorio de Santiago, se traslada a Holanda para realizar estudios de Bachelor Degree en el Utrecht Conservatory con el Profesor Alan Weiss. Actualmente reside en Suiza, donde cursa 1º de Master in Performance en la Musik Akademie Basel con el Profesor Claudio Martínez Mehner.

Su desarrollo se ha visto enriquecido por el consejo de músicos tan relevantes como Kennedy Moretti, Jerome Rose, Eldar Nebolsin, Lilya Zilberstein, Fou Ts’ong, Menahem Pressler, Galina Egyarzarova, Dimitri Bashkirov, Andras Schiff y Elisabeth Leonskaja, entre otros.

Tras haber actuado en gran parte de la geografía española y ganado reconocidos concursos como el XVI Concurso de Piano Infanta Cristina (Madrid, 2012), el XV Cicle de Primavera (Barcelona, 2012), el Premio Chopin en el VII Concurso de Piano Alto Minho (Portugal, 2010), etc.; la apertura internacional de su carrera la ha llevado a diversos escenarios en Holanda, Austria, Portugal, Bélgica, Alemania, Rusia, Egipto y Estados Unidos.

Ha asistido a eventos como la International Summer Academy Mozarteum (Salzsburgo), y el Schleswig-Holstein Music Festival (Lübeck), siendo destacable su participación Festival “Moscow Meets Friends” (al cual fue invitada por la Fundación Spivakov) en la capital rusa y el International Keyboard Institute and Festival de Nueva York.

Cuenta con una amplia experiencia como solista, habiendo trabajado con directores de la talla de Philippe Herreweghe, Ettiene Siebens o Ahmed el Sali; y orquestas como la Real Filharmonía de Galicia, Orquesta Presjovem, deOrkestacademie, Orquesta Gaos, Noord Nederlands Orkest, Nederlands Jonge Orkest y Cairo Symphony Orchestra.

Tras su éxito en el concurso Young Pianist Foundation (Amsterdam, 2013), donde obtuvo el 1º Premio junto con el Laureates Award y las Mejores Interpretaciones de Sonata Clásica, Schumann y Música Moderna; tuvo su recital debut en el Concertgebouw de Amsterdam y desde entonces disfruta de una intensa actividad concertística por auditorios holandeses (Muziekgebouw Amsterdam, Muziekgebouw Eindhoven, Tivoli Vredenburg, etc.).

Su gran interés por la Música de Cámara la ha llevado a festivales como el International Chamber Music Festival “Joaquín Turina” (Sevilla), Storioni Festival (Eindhoven), Delft Chamber Music Festival, Shiermonnikoog Chamber Music Festival y el International Chamber Music Festival “Janine Jansen and Friends” (Utrecht).

A su vez, fascinada por el mundo de la Música Antigua, Rosalía se subespecializó en el estudio del Clavicémbalo con Siebe Henstra en el Conservatorio de Utrecht y actualmente cursa un Minor en Fortepiano en la renombrada Schola Cantorum Basilensis bajo la tutela de Edoardo Torbianelli.

Compromisos recientes han incluido su recital debut en el Palau de la Música Catalana, una gira por los Países Bajos como solista con la NNO, el estreno del Concierto para Piano de E. Schoenberger (compuesto para ella con motivo de la apertura del YPF 2015) acompañada por la NJO y su debut en Egipto con la Cairo Symphony Orchestra.

Ha sido elogiada por críticos e importantes personalidades musicales por su sobresaliente madurez artística. En 2015 el periódico El Correo Gallego le ha otorgado el título de Gallega del Año por su destacada trayectoria.


Información práctica

  • Algete
  • Iglesia Parroquial de la Asunción de Nuestra Señora
  • Sábado, 9 de julio
  • 20:45 h
  • Entrada libre hasta completar aforo
  • El Boalo
  • Iglesia de San Sebastián Mártir
  • Domingo, 10 de julio
  • 21:00 h
  • Entrada libre hasta completar aforo