Portal del Lector



Buscadores

Formulario del buscador general (Google)

Actualidad

  • Imprimir
PALABRA CLAVE
BUSCAR POR FECHA
Comercios
Miércoles, 06 Mayo de 2020

La historia de Madrid a través de sus comercios, obradores y fábricas: papeles de otros tiempos

Homenaje de la Biblioteca Regional de Madrid a los comercios y demás establecimientos de atención al público en este difícil año 2020
La imagen de Madrid siempre ha estado ligada a la de sus establecimientos comerciales, una variada red que va desde las pequeñas tiendas familiares hasta los grandes almacenes, pasando por talleres, hoteles, despachos profesionales, peluquerías, restaurantes, bares, etc. Rastrear su importancia es posible consultando la huella documental que su actividad ha dejado en el tiempo. En la Biblioteca Regional de Madrid se conservan más de 1600 facturas y recibos comerciales fechados, en su mayoría, entre 1850 y el primer tercio del siglo XX.


La variedad de las actividades representadas resulta sorprendente. Así, por ejemplo, los documentos conservados se refieren, dentro del ámbito de la moda y del arreglo personal, a peluquerías, almacenes de telas y ropa, sastrerías, fábricas de abanicos y sombrillas, almacenes de hilo y géneros de punto...; referentes al ramo de la alimentación, a vaquerías, confiterías, tiendas de ultramarinos...; y alusivos a actividades profesionales, a obradores de guarnicioneros, hojalateros, lampistas, floristas, talleres de reparación y alquiler de coches, establecimientos de imprenta y litografía, fábricas de espejos y un largo etcétera.


Formalmente, la mayor parte de las facturas conservadas son impresos que constan de una cabecera con el nombre y dirección del profesional o del establecimiento, y de una zona pautada que, en su momento, se rellenaba a mano con los datos de la transacción. En muchos casos, la zona de la cabecera se aprovechaba para publicitar el negocio, bien haciendo mención de productos específicos, bien incluyendo imágenes muy variadas, que van desde sencillas representaciones de objetos hasta elaboradas alegorías de la actividad realizada. Por su capacidad de evocación, destacan los casos en los que aparece la imagen del local comercial.


Desde el punto de vista de la técnica de producción, nos podemos encontrar con tres clases de impresos: los tipográficos, los litográficos, técnica que permitía una gran libertad en cuanto a la decoración de las cabeceras, y los grabados en hueco, procedimiento con muy pocos ejemplos dentro de la colección descrita.


La mayor parte de estas facturas y recibos se encuentran disponibles para su consulta y descarga en la Biblioteca Digital de la Comunidad de Madrid.